menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Balance del primer trimestre

Defensa, espacio y seguridad de Boeing sube un 19% en un año

Fabricación de un avión P-8A Poseidon. Foto: Boeing

Fabricación de un avión P-8A Poseidon. Foto: Boeing

30/04/2021 | Washington

Infodefensa.com

La actividad de defensa, espacio y seguridad del gigante aeroespacial norteamericano Boeing facturó 7.185 millones de dólares durante el primer trimestre de este año. En relación con el mismo periodo del ejercicio anterior (de enero a marzo de 2019), supone un incremento del 19%. Con este resultado el segmento de defensa de la segunda mayor compañía de este sector del mundo (en 2019 facturó en este ámbito 34.300 millones de euros, solo superada por Lockheed Martin –56.606 millones–, según los cálculos registrados por Defense News).

Los ingresos de la división de Defense, Space & Security, donde se agrupa la señalada actividad de la compañía, sumaron los citados 7.185 millones, al tiempo que el margen operativo aumentó hasta el 5,6%. La empresa explica en su balance que este dato “refleja principalmente el aumento de los ingresos del [avión cisterna] KC-46A Tanker por los 27 pedidos de este modelo y la falta de dotaciones relacionadas con el programa, efecto compensado parcialmente por la dotación de 318 millones antes de impuestos por el programa VC-25B [de reemplazo del avión presidencial estadounidense Air Force One], debida en gran medida a los impactos del covid-19 y a problemas de rendimiento de un proveedor esencial”.

Además de los 27 KC-46A, correspondientes a los lotes 6 y 7 del pedido de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), durante el referido primer cuarto del año, Boeing ha vendido 11 aviones de patrulla P-8A Poseidon, destinados a la Armada estadounidense (US Navy) y la Real Fuerza Aérea australiana, y seis convertiplanos (aeronaves de rotores basculantes) Bell Boeing V-22 Osprey para la US Navy y la USAF.

Por otro lado, durante el mismo periodo esta división de negocio logró completar el primer vuelo y la entrega del [avión de combate] F-15EX para la USAF; realizó con éxito la prueba en caliente (concepto conocido como hot fire) del sistema de lanzamiento espacial Green Run, y comenzó la fabricación del avión de entrenamiento avanzado T-7A Red Hawk, también para la USAF. Otros acontecimientos destacados en el trimestre incluyen el primer vuelo del avión sin tripulación Loyal Wingman para la Real Fuerza Aérea australiana y el primer vuelo del avión KC-46 Tanker de Japón.

La cartera de pedidos de la división de Defense, Space & Security asciende a 61.000 millones de dólares, de los cuales el 31 por ciento corresponde a compromisos de exportación.

En total, Boeing alcanzó entre enero y marzo una facturación de 15.217 millones de dólares, lo que supone una caída de un 10% respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia en gran medida del embate de la pandemia mundial de covid-19, que ha sido especialmente dañina para la actividad del sector aeronáutico civil.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje