Venezuela, a la expectativa de un eventual estallido social
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Análisis Infodefensa >

Venezuela, a la expectativa de un eventual estallido social

Venezuela GuardiaNacional NorincoVN4 AVN
|

Venezuela está experimentando una aguda crisis económica, alimentaria, institucional y de seguridad. Esta situación, según no pocas opiniones, podría desembocar, a corto plazo, en un estallido social de consecuencias impredecibles.

El presidente Nicolás Maduro ha denunciado que su Gobierno es víctima de una “guerra económica” impulsada por Estados Unidos “en complicidad con la oligarquía y la derecha criolla”, a los que también acusa de un “saboteo permanente” al sistema eléctrico nacional.

Por su parte, economistas, nacionales e internaciones, dicen que resulta difícil explicar cómo el país con las reservas probadas de petróleo más grandes del mundo y que recibió, entre 1999 y 2015, cerca de un millón de millones de dólares en concepto de exportaciones de petróleo, puede estar padeciendo tales calamidades.

Concluyen los expertos que a las políticas económicas desarrolladas por el difunto presidente Hugo Chávez y que ha acentuado su sucesor son las que han llevado a este estado. Básicamente se refieren a expropiaciones y confiscaciones de fincas, haciendas y empresas productoras de alimentos; sistema de control de cambio; regulación de precios; control de la producción y distribución de productos básicos de las empresas privadas; “economía de puerto” (importación de los productos de todo tipo, en detrimento de la industria nacional). Aseguran que todo esto desmotivó la producción de productos básicos y el cierre de miles de empresas, además demostró la incapacidad del Estado para mantener productivas las empresas expropiadas, mientras que la carencia de divisas, por la caída vertiginosa de los precios del petróleo, dio al traste con las importaciones.

Los índices económicos son evidentes. El Banco Central de Venezuela señaló que la inflación en 2015 fue de 180,9% (la más alta del mundo) con una contracción del 5,7 %. Mientras que el Fondo Monetario Internacional estima que el país sudamericano cerrará 2016 con una inflación de 700%. Pero las penurias de los venezolanos no se limitan únicamente a lo económico.

Escasez

La población de todos los estratos sociales debe hacer largas filas a las puertas de los mercados para obtener los productos básicos a precios regulados. Esto incluye lo más elemental: leche, huevos, carnes, pollo, arroz, aceite, azúcar, harina, papel higiénico, productos de aseo personal, pañales, artículos de limpieza y medicamentos de todo tipo, entre muchos otros.

Lo mismo sucede con baterías, neumáticos, repuestos y piezas para vehículos; insumos médicos; materiales de construcción; pinturas; electrodomésticos y casi todo tipo de productos. Obviamente, la escasez ha generado un “mercado negro” con precios exorbitantes.

Inseguridad

El estado de inseguridad en Venezuela es alarmante y afecta a todos por igual. Homicidio, robo, secuestro, extorsión, narcotráfico, son los delitos más comunes. En 2015, se registraron casi 28.000 muertes violentas, según indicó una ONG especializada, y la impunidad supera el 90%. Asimismo, Caracas se ubicó como la ciudad más violenta del mundo.

Las bandas criminales se han fortalecido, de tal manera, que no solo han asediado y atacado a instalaciones policiales, sino que recientemente un grupo de delincuentes sometió a un destacamento de la Guardia de Honor que custodiaba una casa de campo presidencial, haciéndose con 17 fusiles de asalto, municiones y un vehículo, mientras que, el mismo día, otro grupo intentó apoderarse del armamento en un centro educativo de la Guardia Nacional, según fuentes periodísticas.

La fiscal General de la República, en su rendición anual de cuentas ante la Asamblea Nacional, mostró su preocupación por la creciente participación de efectivos policiales en hechos delictivos. Una situación similar se está presentado con efectivos militares.

Ingobernabilidad

En diciembre de 2015, por segunda vez en 17 años, la oposición venció al oficialismo en una contienda el electoral. Sin embargo, esta vez el triunfo opositor fue contundente al imponer 112 diputados contra 55, alcanzado así la mayoría cualificada en la Asamblea Nacional. No obstante, el Gobierno se ha valido de acciones legales, a través del Tribunal Supremo de Justicia, para tratar de imponerse sobre el Parlamento, lo que está generando un enfrentamiento entre poderes.

A pesar de ser una sociedad polarizada, una parte importante de los venezolanos reclama un entendimiento entre oficialismo y oposición para resolver los problemas claves del país, lo ahora que luce casi imposible. Por otra parte, según revela una reciente muestra de opinión, el 65 % de los encuestados rechaza la gestión de Maduro y un 72 % avala su salida del poder antes de 2019 (término de su mandato), como alternativa para solucionar la crisis. En este sentido, los diputados opositores están trabajando para encontrar un mecanismo que permita, por vía constitucional, el reemplazo anticipado del presidente, lo que tampoco se ve fácil. Ante esta crisis institucional y de liderazgo, la población percibe un vacío de poder.

Medidas económicas

A comienzos de este año, el presidente Maduro decretó el estado de “emergencia económica” por 60 días y creó nuevos programas y organismos para impulsar la economía, incluyendo nuevos ministerios como el de Agricultura Urbana. Semanas después, incrementó el salario mínimo y algunos beneficios sociales y, lo más esperado, ajustó los precios de la gasolina. Además, anunció la optimización de la recaudación tributaria, así como el establecimiento de nuevos esquemas en materia cambiaria, de precios “justos” y distribución de alimentos.

Respecto al precio de los combustibles, hay que decir que existía mucha expectativa porque el último ajuste se realizó 20 años atrás, en 1996. Pero, si bien aumento fue de más 1.300% para la gasolina de 91 octanos y de más de 6.000% para la de 95 octanos, esto no ha incidido mayormente en la economía. Y es que llenar un tanque de 50 litros con gasolina de 95 octanos cuesta ahora casi la mitad que lo que cuesta una botella de gaseosa de 2 litros. Por lo tanto, la gasolina en Venezuela sigue siendo la más barata del mundo. Por otra parte, no hubo variación en el precio del diesel que es el que mueve, en gran parte, el transporte de carga.

Las críticas no se han hecho esperar, varios reconocidos economistas sostienen que las recientes medidas adoptadas no tendrán ningún efecto, debido a que el problema está en el actual modelo económico, que fue adoptado en la gestión Chávez.

Preparados

El Gobierno es consciente de la situación del país y teme que se generen fuertes disturbios y saqueos, como los ocurridos en febrero de 1989, en protesta a una serie de medidas económicas tomadas por el gobierno de entonces. Ese episodio, conocido como el “Caracazo”, tuvo un saldo de centenares de muertos. O los más recientes, las protestas que se sucedieron entre febrero y mayo de 2014, en distintas partes del país y en las que murieron 43 personas. Por lo tanto, se ha preparado para enfrentar cualquier alteración del orden público.

La Guardia Nacional, cuarto componente militar y responsable del orden interno, incrementó en 19.000 el número de sus efectivos en 2015, hasta sumar un total de 75.000 guardias nacionales, lo que le ha permitido crear 130 nuevas unidades para distintos cometidos. Además ha recibido, procedente de China, entre otros equipos, centenares de blindados y vehículos antimotín.

La realidad es que las protestas callejeras, así como los saqueos a comercios de alimentos y farmacias, se presentan casi diariamente en distintas partes del país, pero aún son de baja intensidad. Además, la acción contundente de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana ha impedido, hasta el momento, que las cosas se salgan de su lugar.

Ahora bien, según expresan varios analistas, en este escenario crece la desesperanza entre los venezolanos, la gente en la calle reclama soluciones y al no vislumbrarse una salida a la crisis puede suceder cualquier cosa.

Foto: Agencia Venezolana de Noticias



Recomendamos