El Ejército de Chile y el Ejército de EEUU realizan el ejercicio de montaña Southern Vanguard 21
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Tierra >

El Ejército de Chile y el Ejército de EEUU realizan el ejercicio de montaña Southern Vanguard 21

El entrenamiento se realizó en la zona de Portillo a más de 2,800 metros sobre el nivel del mar. Imagen: Ejército de Estados Unidos
|

Instructores de la Escuela de Montaña del Ejército de Chile capacitaron desde el 18 al 31 de agosto en operaciones de montaña a gran altura a una compañía de 120 efectivos pertenecientes al 2° Equipo de Combate de Brigada de la 10° División de Montaña del Ejército de Estados Unidos.

El ejercicio Southern Vanguard 21 se desarrolló en la zona de Portillo, Provincia de Los Andes, Región de Valparaíso, a una altitud de más de 2,800 metros sobre el nivel del mar, con fuertes vientos y temperaturas bajo cero.

Ésta es la primera vez que Estados Unidos envía un elemento del tamaño de una compañía para realizar un entrenamiento de montaña a gran altura en la Escuela de Montaña del Ejército de Chile y permite demostrar la preparación operativa, la unidad regional y afirmar el compromiso de larga data del Ejército de ese país con sus aliados del Hemisferio Occidental.

“El Ejército Sur de Estados Unidos, la 10ª División de Montaña y el ejército chileno han estado planificando este ejercicio desde febrero de 2020 a través de múltiples reuniones virtuales y presenciales”, destacó el mayor Matthew McCarty, oficial de planes y operaciones del Ejército Sur a cargo del ejercicio.Southern Vanguard 21.

Un arduo entrenamiento


Los instructores del Ejército de Chile jugaron un papel integral en el entrenamiento y el intercambio de técnicas y experiencias con los soldados norteamericanos, proporcionándoles las habilidades básicas para sobrevivir, moverse, luchar y ganar en un entorno de gran altitud.

Los efectivos estadounidenses aprendieron los conceptos básicos del clima frío, la guerra de montaña, incluidos los fundamentos de la supervivencia y el movimiento y combate en este complejo escenario geográfico.

Los soldados de la 10ª División de Montaña efectuaron cursos de esquí alpino, esquí de fondo, raquetas de nieve, rescate de avalanchas, construcción de refugios de nieve, rappel y evacuación médica.

Southern Vanguard 21 finalizó con un ejercicio de entrenamiento de campo de dos días que incluyó un simulacro de operación de rescate de un avión médico derribado con 40 soldados chilenos en el que se empleó material de vuelo Airbus AS532AL Cougar de la Brigada de Aviación Ejército (Bave), unidad integrante del Comando de Operaciones Especiales (Cope).

El personal militar de ambos países realizó también una caminata de fraternidad y una marcha de más de cinco millas a través de la nieve hasta el monumento del Cristo Redentor ubicado en la frontera con Argentina.

Preparación e interoperabilidad


“El montañés del ejército chileno es un experto altamente capacitado en su oficio y muy versado en los desafíos asociados con la realización de operaciones militares en un clima frío y en un entorno de gran altitud”, expresó el mayor McCarty. "Es una experiencia que se está transmitiendo a los soldados estadounidenses con la 10ª División de Montaña", agregó.

“El entrenamiento en este ambiente hace que el soldado luche con dos enemigos, el enemigo combatiente y el ambiente”, expresó el comandante de entrenamiento de la Escuela de Montaña capitán Carlos Williams. "Todos los días, tuvimos una sesión informativa a las 20:00 horas para discutir el clima y cómo debemos ajustarnos en función de los requisitos de capacitación y seguridad".

“Hemos estado entrenando los últimos seis meses para esta tremenda oportunidad; dijeron que iba a ser difícil, y tenían razón”, manifestó el soldado especialista Dustin Tschudy de la Compañía Bravo del 2° Batallón del 87° Regimiento de Infantería (Bravo Co. 2-87). “Siempre recordaré esta experiencia y el entrenamiento que hicimos aquí, y transmitiré las lecciones que aprendimos a otros soldados”.

“Los instructores chilenos no han sido más que profesionales y son realmente buenos para asegurarse de que entendamos, en el nivel más bajo, cómo hacer cualquier tarea que estemos completando”, dijo el sargento de primera clase Corey Irwin, líder de pelotón asignado a Bravo Co. 2-87. "Con un entrenamiento como éste, podemos tomar soldados con poca o ninguna experiencia con la nieve y hacerlos seguros y competentes en un ambiente invernal".

"Somos la división de montaña y estamos evolucionando hacia la División Ártica, por lo que estamos volviendo a luchar en el clima frío y las montañas", señaló el sargento mayor Michael Espeland del 2° Batallón del 87° Regimiento de Infantería del 2° Equipo de Combate de Brigada de la 10° División de Montaña. “Estamos aprendiendo mucho aquí; cómo vivir y entrenar en la montaña del ejército chileno”.



Recomendamos