Contralmirante Menini, Uruguay: Alguna de las ofertas para buques OPV incluye construirlos aquí
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Uruguay >

Contralmirante Menini, Uruguay: Alguna de las ofertas para buques OPV incluye construirlos aquí

131120 uruguay 03 NOV 02
|

(Infodefensa.com) Gabriel Porfilio, Montevideo – El contralmirante Daniel Menini, jefe del Estado Mayor General de la Armada Nacional del Uruguay, detalla, entre otros, el proceso que se está siguiendo para dotar al país de nuevos buques de patrulla oceánica (OPV), en el que revela que se han recibido más de cinco ofertas.

En estos momentos se está analizando la posibilidad de adquirir navíos OPV. ¿Estos navíos van a sustituir a las fragatas, lo que marcaria un cambio de doctrina de la Armada Nacional, despegándose del rol de marina de guerra hacia un rol más policial, o serán utilizados en conjunción con buques de guerra manteniendo las capacidades militares de la fuerza?

Incorporar patrulleros de alta mar de ninguna manera implica un cambio doctrinario tácito ni fáctico. Entre otras razones porque estaríamos incumpliendo con lo que mandatan las Leyes Orgánicas y la Ley de Defensa que en su Artículo 18 establece que Las Fuerzas Armadas están integradas por la Armada Nacional, el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Uruguaya. Se constituyen como la rama organizada, equipada, instruida y entrenada para ejecutar los actos militares que imponga la Defensa Nacional. Su cometido fundamental es la defensa de la soberanía, la independencia e integridad territorial, la salvaguarda de los recursos estratégicos del país que determine el Poder Ejecutivo y contribuir a preservar la paz de la República en el marco de la Constitución y las leyes.”

El rol principal de la Armada está determinado por lo que establecen estas leyes, concebidas, confeccionadas y aprobadas por el nivel político. Ahora bien, las misiones secundarias asignadas adquieren enorme relevancia ante la ausencia de conflictos que ameriten el empleo del instrumento militar en su rol primario, y en el caso del ámbito marítimo este concepto se potencia por las características intrínsecas del medio en el cual actuamos y debemos ejercer la soberanía y la autoridad (inhabitado, con distintos tipo de soberanía y jurisdicción, rico en recursos, transitado libremente sin rutas que acoten los movimientos, etc.). Es por esta razón que en términos generales las Armadas cumplen con tres roles básicos, el militar, el policial y el diplomático, a los cuales sumamos el de apoyo a las actividades del Estado, donde incluimos, entre otras, el control de la contaminación, la búsqueda y rescate, etc. Atentos a esta realidad es que hoy surge como imprescindible contar con medios que permitan atenderla, pero de ninguna manera se trata de adquirirlos y creer que ya tenemos todo resuelto. La incorporación de buques con estas características representarían una actualización, pero ésta debe ser permanente y no limitarse a la incorporación de material; tiene necesariamente que atender a la Institución en general a sus recursos humanos y a su estructura organizacional. Además, estos buques no van a sustituir a las Fragatas, es nuestra intención mantener una o ambas en servicio hasta que sea posible reemplazarlas, así que inicio tienen las cosas. No hay ningún cambio doctrinario y se ha apostado a este tipo de buques que además de cumplir con las misiones secundarias contribuyen a atender también la misión primaria además, es poco profesional pedir más de lo que racionalmente puede ser atendido.

Ha trascendido que se están analizando cinco ofertas de OPV, ¿se puede saber cuáles son y si esta lista se ha achicado? ¿Es viable que alguno de estos buques sea construido en nuestro país?

Ha habido más de cinco ofertas, hemos confeccionado una matriz para la toma de decisión donde incorporamos cada una de ellas a efectos de ponderarlas objetivamente y los resultados han sido remitidos al Ministerio de Defensa que es quien determinará la viabilidad económica de cada una. La Armada se ha limitado a evaluar técnicamente cada propuesta sin considerar el factor económico (costo, financiación, etcétera)

Algunas de las propuestas incluyen la posibilidad de construir patrulleros en nuestro astillero, lo cual involucra Transferencia de Tecnología, capacitación, desarrollo de la industria naval, y otros valores agregados a la incorporación de estos buques.

En el mismo orden, se hablaba que Armada Nacional iba a iniciar la construcción de patrulleros costeros (para la Prefectura Nacional Naval y probablemente algo similar a las PS) en sus diques, ¿en qué etapa está el proyecto?

Como usted bien dice ha habido algunas iniciativas para estudiar la construcción de patrulleros costeros, pero esas iniciativas nunca fueron plasmadas en forma de proyectos concretos, lo cual no significa que no se pueda llevar adelante, de hecho interesa pero está condicionado a la asignación de recursos y a la disponibilidad del Astillero.

En varias oportunidades ha trascendido (tanto oficialmente como extraoficialmente) que la Armada Nacional estaría interesada tanto en un buque clase Hamilton de la Guardia Costera de Estados Unidos, como en al menos una fragata clase Bremen de Alemania ¿Qué nos puede comentar sobre estos asuntos?

Esas iniciativas han quedado descartadas de plano, buques de esas características no pueden ser logísticamente sostenidos por nuestra Armada. Debemos ser realistas y evitar el voluntarismo, ya que los recursos asignados para funcionamiento e inversión por sí solos descartan opciones como estas. Un buque de la clase Hamilton desplaza 3.250 toneladas, cala 4,6 metros, requiere de una dotación no menor a los 100 tripulantes (modernizado), tienen entre 46 y 40 años de construidos y su propulsión es CODOG, un combinación de motores diesel con turbinas a gas (el USCG Dallas, actual PF-16 Ramón Alcaraz, fue descomisionado en marzo de este año por la Guardia Costera de los Estados Unidos y ha sido adquirido por Filipinas en 15,5 millones de dólares). Por otra parte una fragata de la clase Bremen desplaza 3.650 toneladas, cala cerca de 6 metros, requiere de una dotación aproximada a los 180 tripulantes, tienen entre 34 y 26 años de construidas y su propulsión también es CODOG. La realidad es contundente, entre otras limitantes, los Hamilton son más antiguos que algunos de los buques con los que contamos actualmente, las Bremen no las podríamos atracar por la profundidad disponible en nuestros muelles, además de que, dotar a cada una, requiere prácticamente traspasar dos dotaciones de las actuales fragatas. La propulsión de ambos es de difícil mantenimiento y consumo importante. En definitiva, no son ni adecuadas, ni factibles ni aceptables.

Tanto a nivel ministerial como de la Armada se ha marcado reiteradamente la necesidad de volver a contar con una red de radares costeros ¿En qué fase se encuentra esta adquisición?

El proceso de incorporación de radares costeros se encuentra en una fase similar a la de los Patrulleros de Alta Mar. Se han recibido muchas propuestas, se las ha ido incorporado a una matriz para la toma de decisión y se han elevado las conclusiones al Ministerio de Defensa sin considerar, al igual que con los patrulleros, el factor económico.

El ROU 04 Artigas tenía agendada una reparación mayor en diques brasileros, pero al parecer esta no fue llevada a cabo en ese país. ¿Se realizó en Uruguay?

Es así, el ROU 04 General Artigas tenía previsto llevar a cabo una reparación mayor de sus motores principales y algún otro componente en Brasil, pero esta no ha podido ser concretada. La reparación iba a ser llevada a cabo por la Marina de Brasil sin costo para Uruguay. Al momento se está evaluando la posibilidad de llevar a cabo mantenimientos y reparaciones que permitan prolongar la vida útil del sistema de propulsión del buque.

¿Qué nos puede comentar sobre la reparación mayor del velero escuela Capitán Miranda?

De no surgir imprevistos en el 2014 podríamos volver a disponer del ROU 20 Capitán Miranda, por ende, en 2015 se reanudarían sus viajes de instrucción para las promociones de Guardiamarinas que egresan de la Escuela Naval.

En el ambiente internacional se ha comentado bastante sobre la necesidad de la Aviación Naval de recuperar sus capacidades de rescate en el mar con un helicóptero mediano. ¿Se han manejado extraoficialmente algunas opciones pero aun nada se ha concretado? ¿Qué nos puede comentar al respecto? ¿Existe la chance en el corto plazo de que se reciba algún vector bimotor mediano?

La incorporación de helicópteros que reúnan las características que usted menciona va unida a la incorporación de los patrulleros de alta mar, no se concibe uno sin el otro. Se ha incorporado en el presente año una aeronave B 200 que se suma a la que ya se tenía para atender las misiones de patrulla marítima. Así que por, el momento, no se está pensando en adquirir otra aeronave de ala fija. Todos los esfuerzos están enfocados en la patrulleros de alta mar con sus helicópteros.

¿Cómo va el proceso redimensionador de la Armada? ¿Se trasladara finalmente la flota desde el Área Naval del Puerto a Área Naval del Cerro? ¿Es viable la construcción de una base en Fray Bentos como manejó el ministro de Defensa?

El redimensionamiento de la Armada está en proceso. La estructura orgánica se está actualizando como parte del mismo. El traslado al Área Naval del Cerro requiere de una inversión muy importante que está fuera de nuestras capacidades presupuestales. Por ende, no depende exclusivamente de la Armada su materialización.

¿Cómo ve la situación que se está dando con la probabilidad de que vuelvan los cortes en los puentes que nos comunican con Argentina?

Sobre este tema no voy a opinar, no corresponde.

La Prefectura Nacional Naval se encuentra en un proceso de reestructura, con roles nuevos y por primera vez tendrá la posibilidad de contar con un oficial Almirante (cargo que históricamente reclamaba), pero enfrentando las mismas carencias que la Armada en general. ¿Cómo se enfrentan los nuevos desafíos ante esta coyuntura de material y personal?

Permítame hacer una aclaración: el proceso de reestructura no involucra únicamente a la Prefectura Nacional Naval ni se restringe al ascenso de un Oficial perteneciente a ese Cuerpo al grado de Contralmirante. La reestructura a la cual usted se refiere abarca a todos los Cuerpos de Oficiales y a su formación, siendo parte de una actualización general de la Institución. Se fusionan los cuatro Cuerpos en un único Cuerpo Comando, buscando no únicamente atender aspiraciones (de Oficiales de Prefectura pero también de Oficiales del Cuerpo de Máquinas y Administración), sino lograr un manejo más eficiente de los Recursos Humanos vinculados a los Oficiales. Esta reestructura en particular mantiene a la Prefectura Nacional Naval dotada como siempre, reteniendo todas sus funciones y dependiendo, como hasta ahora, del Comandante en Jefe de la Armada en el mismo nivel orgánico que el resto de los Grandes Mandos (Comando de la Flota, Dirección de Material y Dirección de Personal). El proyecto de Cuerpo Único a estudio en el Parlamento no prevé reforma organizacional alguna. Tampoco se modifica lo dispuesto para el personal subalterno, manteniéndose la especialidad Policía Marítima, como otro personal de la Armada mantendrá especialidades como Electricidad, Motores, Armas, Comunicaciones, etc.

El inminente repliegue de Haití nos permitirá dotar a la Unidades de la Prefectura Nacional Naval con las lanchas que allí están desplegadas, y las dificultades de la Prefectura son las mismas que las del resto de la Armada. No son una organización paralela, son una parte importante de ella.

Enfrentaremos los desafíos como lo hemos hecho a lo largo de toda nuestra historia, sacándole más del máximo a los escasos recursos disponibles, con el compromiso, profesionalismo y vocación de nuestro recurso más valioso que es nuestro personal. En nuestra Armada no hay puesto o trabajo chico, todos y cada uno son esenciales e importantes y el éxito de uno es el de todos, porque así y solo así concebimos la Institución, todos sin excepción contribuyendo a su desarrollo.



Recomendamos