Defensa mantiene que es difícil saber con exactitud cuántas oficinas de programas existen
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Defensa mantiene que es difícil saber con exactitud cuántas oficinas de programas existen

Leopardo2E1
|

(Infodefensa.com) Madrid – El Ministerio de Defensa reconoce que la gestión de los programas de adquisición de armamento es tan “confusa” y “ambigua” que ni siquiera se sabe con exactitud cuántas oficinas de programas existen, y es habitual que los gestores sean militares sin preparación de gestión y sin perspectivas de ascenso.

 “Hoy en día parece que el sistema de adquisiciones acepta la idea de que cualquier persona puede desempeñar  las tareas de gestión de los programa de armamento  y material, lo que se traduce en la presencia en las oficinas de programas de personal que no presenta un perfil específico”, afirma  un informe reservado de la Secretaría de Estado de Defensa al que ha tenido acceso Infodefensa.com.

Resalta la “poca valoración” que tienen los gestores de los programas para la carrera militar, lo que hace que “suela ser habitual que estos destinos se soliciten por personal sin perspectiva de ascenso, en destino de reserva o personal que se toma su estancia como una etapa de transición a la espera”  de otros destinos más atractivos.

Estas circunstancias, dice el documento, “provoca que el personal que gestiona los programas no esté suficientemente formado para el desempeño de un trabajo que, por un lado, resulta altamente complejo debido a la naturaleza multidisciplinar y, por otro, tiene asociado el consumo de un elevado volumen de recursos públicos que exige que se ejecute con el máximo rigor y eficacia”.

El informe de la SEDEF al que ha tenido acceso Infodefensa.com explica que las carencias existentes se ven “agravadas” por la alta movilidad que impide la continuidad en el trabajo y es fuente de ineficiencias, “dado que el personal está largos periodos de aprendizaje y una vez finalizado éste, cuando resulta productivo, suele ser habitual que cambie de destino”.

“La alta rotación está motivada principalmente –subraya- por una cultura de priorización de los perfiles generalistas en las jefaturas de los programas, más propia de los cuerpos generalistas de los ejércitos, que resulta contraproducente para el desarrollo de especialistas en gestión de programas”.

Oficinas de Programas deficientes

El informe de la SEDEF califica de “problema endémico” la “debilidad” que en la realidad tienen las oficinas de programas y la figura del Jefe de Programa, que en teoría debería ser capaz de tomar y hacer efectivas decisiones sobre el conjunto del programa aunque en la práctica “carece de capacidad real de acción”.

Destaca la enorme ambigüedad que todavía existe a la hora de definir el propio concepto de programa y afirma que esta “confusión” se extiende a “otros elementos relacionados, como son los programas presupuestarios, los contratos o la programación”, lo que hace más difícil el buen funcionamiento del sistema.

El Ministerio de Defensa reconoce incluso que le es difícil para el mismo establecer con “exactitud” el número de oficinas de programas constituidas. Según los criterios de la Directiva 68/2000 del SEDEF, solamente existirían dos (Leopardo y Eurofighter) aunque en el ámbito de Defensa actualmente se encuentran en curso 162 programas.

Reconoce que fuera de esa directriz, cada ejército ha desarrollado su concepto propio de lo que es una oficina de programa, existiendo estructuras muy dotadas, como, por ejemplo, la oficina del programa Eurofighter, con 25 personas en el Cuartel General del Ejército del Aire y otras 30 en la agencia NETMA, y otras que existen sólo formalmente puesto que realmente se encuentran dotadas con una o dos personas.

Según su propio criterio, en referencia a programas de adquisición de armas complejos, la SEDEF identifica 52 programas de obtención con Jefatura de Programa propia: 15 en el Ejército de Tierra, 7 en la Armada, 15 en el Ejército del Aire, 2 en la UME, 5 en el EMAD y 8 en la DGAM. El resto no tiene estructura de oficina propia.

Más de 800 personas en el sistema

El informe desmiente la noción de que el principal problema de la gestión de los programas de adquisiciones de armamento en España se deba a la escasez de recursos humanos. Calcula que, incluyendo todas las estructuras como el Grupo de Evaluación de Costes, las secciones de Asuntos Económicos de los Cuarteles Generales o los Representantes para el Aseguramiento Oficial de la Calidad (RAC), la plantilla asciende a 798 personas –de las cuales 175 pertenecen a ISDEFE-.

“En términos relativos, considerando el volumen medio de inversiones realizado en armamento y material en el lustro 2006-2010 (…), cada una de las 750 personas del sistema de adquisiciones gestiona una media de aproximadamente 3 millones de euros anuales”, el mismo orden de magnitud que en el caso inglés o francés.

“La conclusión general respecto a los recursos humanos destinados a la gestión de programas es que, más que resultar insuficientes, están distribuidos de forma altamente ineficiente a lo largo de una estructura organizativa que presenta notables problemas de coordinación, lo que se traduce en una dispersión de esfuerzos”.

Del total de personas, el Ejército de Tierra es el que dedica el mayor número de personal directo -161 personas-, seguido del Ejército del Aire (133), la Armada (110), el Estado Mayor de la Defensa (32), la DGAM (25) y la UME (20).

Respecto al personal indirecto, el total es de 317 personas, concentradas principalmente en la DGAM (RAC), con 95 personas, las DIGENECO/DAEs, con 60, la DGAM (PLAPRO), con 49 personas, y la DIGENECO (GEC), con 45.



Recomendamos