El personal y el C-130H de la FACh finalizan sus operaciones aéreas en Colombia
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

El personal y el C-130H de la FACh finalizan sus operaciones aéreas en Colombia

El C-130H de la FACh en la base aérea Capitán Germán Moreno Olano, en Palanquero, Colombia. Foto: FACh
|

El personal y la tripulación del avión de apoyo al combate Lockheed Martin C-130H Hercules del Grupo de Aviación N° 10 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) finalizaron las operaciones aéreas en el ejercicio combinado de asistencia y ayuda humanitaria Cooperación VII y en el ejercicio de recuperación de personal y gestión del riesgo de desastres Ángel de los Andes III que se está desarrollando en Colombia.

Luego de su primera misión el 1 de septiembre, donde trasladó seis toneladas desde Bogotá a Palanquero, el C-130H de la FACh efectuó una nueva operación aérea el jueves 2 de septiembre. Según la FACh, la actividad que repitió el origen-destino se inició a las 11:40 horas y consistió en el traslado de ayuda humanitaria desde el Comando Aéreo de Transporte Militar (Catam), Bogotá, hasta la base aérea Capitán Germán Moreno Olano, asentada en la localidad de Palanquero, con el propósito de brindar ayuda a los habitantes de la región que se vieron afectados ante un escenario de simulación de un sismo en la zona de Magdalena Medio, en la región central de Colombia.

Posteriormente, y tras dar cumplimiento de manera exitosa a esta operación, la aeronave ejecutó el transporte de fuerzas aerotransportadas desde Palanquero hasta el Catam.

El día 6 de septiembre la tripulación chilena continuó con sus operaciones aéreas. Ahora, ante el escenario de simulación de tsunami en la zona de Coveñas, afectando a las costas del Golfo de Morrosquillo. En esta oportunidad, la aeronave despegó a las 10:00 horas desde el Catam hasta el Comando Aéreo de Combate N° 3 (Cacom-3) de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC), emplazado en el puerto de Barranquilla. En esta ocasión se trasladaron 4.500 kilos de ayuda humanitaria, productos de primera necesidad y carpas, con el fin de brindar apoyo a los habitantes de las zonas afectadas por la simulación de tsunami.

Luego, el miércoles 8 de septiembre, la tripulación trasladó desde el Cacom-3 siete toneladas de ayuda humanitaria hasta Bogotá, para socorrer a los habitantes de la zona que se vieron afectados por el escenario de simulación de terremoto que se generó en el ejercicio.

Profesionales de mantenimiento

Los responsables del grado operacional del Hercules son los integrantes del Grupo de Mantenimiento N° 52 quienes forman parte de la Fuerza de Tarea que participa desde el 28 de agosto hasta hoy 10 de septiembre en el ejercicio internacional.

Los aviadores militares han estado trabajando a más de 2.600 metros sobre el nivel del mar para disponibilizar al 100% la aeronave en condiciones climáticas y geográficas distintas a las habituales.

Dentro de las tareas desarrolladas, se encuentran las pruebas de mantenimiento e inspecciones de pre vuelo, entre vuelo y post vuelo. Al respecto, el teniente Camilo Vaca explicó al canal institucional que "luego de cada vuelo los ingenieros y especialistas revisan y evalúan la condición de la aeronave. Se hace una inspección post vuelo, en la cual se inspecciona la parte externa y corroboramos el buen funcionamiento de la cabina, motores, tren de aterrizaje y el fuselaje completo, entre otras variables. Lo importante es que el avión se encuentre en condiciones de aeronavegabilidad óptimas, para así dar cumplimiento a las misiones de vuelo encomendadas, ya que la aeronave debe estar operativa las 24 horas del día".

Coordinación en el CAOC

Dentro del ejercicio los aviadores militares de la Fuerza de Tarea de la FACh también se desplegaron en el Comando Aéreo de Combate N° 5 (Cacom-5) de la FAC, asentado en la ciudad de Rionegro, en el departamento de Antioquia.

La agrupación institucional compone junto a representantes de las Fuerzas Aéreas de Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Honduras, el Puesto de Mando y Planificación, la Dirección General del Ejercicio (Direx) y el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC).

El comandante de escuadrilla Alfonso Valdés, se ha desempeñado como Current Operations Officer, velando por la actualización del escenario en relación con las operaciones aéreas en desarrollo, y quien en base a las contingencias asesora al Direx de los respectivos cursos de acción, para utilizar los medios aéreos en forma eficiente y poder cooperar en la mitigación de los efectos del terremoto y tsunami simulados.

Por su parte, el coronel de aviación Alejandro Arévalo, quien cumple tareas de director del CAOC, evalúa y analiza las actividades que se realizarán cada 24 horas, recomendando objetivos y prioridades para emplear los medios aéreos de la coalición, con el propósito de cooperar en la mitigación de los efectos producto de la catástrofe simulada en la zona centro de Colombia.

Para el sargento 1º Samuel Zavala, quien se desempeña en el área de evaluación de las Operaciones Aéreas Combinadas, unidad que mide el cumplimiento de los objetivos propuestos y las lecciones aprendidas, "participar de una instancia como esta tiene una relevancia significativa, ya que permite interactuar con otras Fuerzas Aéreas, compartir experiencias, aprendizaje de sus procedimientos y aportar con nuestro conocimiento en apoyo de los objetivos del ejercicio".

En esta misma línea, el suboficial Víctor Velarde, quien es el responsable de distribuir de acuerdo al tipo de misión las aeronaves disponibles, participar de una operación aérea como esta "es un orgullo, ya que se representa a la Fuerza Aérea en el mayor ejercicio de ayuda humanitaria del continente, resaltando el nivel de entrenamiento y formación que posee el personal institucional ante un posible despliegue de medios aéreos y humanos frente a una catástrofe".

Fotos: Fuerza Aérea de Chile.



Recomendamos