La aviación militar también se prepara para los combustibles sostenibles
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

La aviación militar también se prepara para los combustibles sostenibles

El objetivo de la huella de carbono cero impulsa una nueva estrategia en la línea de los compromisos adquiridos en la cumbre del clima de Glasgow
Un Boeing KC-135E reabastece a los aviones caza Lockheed Martin F-16 MLU. Foto: FACh
Reabastecimiento en vuelo. Foto: Lockheed Martin
|

El compromiso adquirido estos días en la cumbre del clima de Glasgow (COP26) para alcanzar una huella de carbono cero lleva camino de alcanzar a la industria de defensa. El analista británico de mercados Global Data ha publicado un informe, titulado ‘ESG (ambiental, social y de gobernanza) en el sector aeroespacial y de defensa - Investigación temática’, en el que concreta esta expectativa.

El trabajo, de 36 páginas, da cuenta de la existencia de “un enfoque creciente en las empresas aeroespaciales y de defensa que se adaptan y gestionan sus riesgos ambientales, sociales y de gobernanza”, conocidos por las siglas en inglés ESG. Desafíos como el cambio climático y las preocupaciones por los derechos humanos están recibiendo una atención mundial cada vez mayor, añade el documento. En este contexto, debido a las emisiones de carbono de los viajes aéreos, la industria aeroespacial y de defensa, en particular, han estado bajo un intenso escrutinio. En la actualidad, los motores de las aeronaves son responsables de hasta el 2% de la producción mundial de carbono.

Como tendencia futura está previsto que los implicados en los sectores aeroespacial y de defensa seguirán empleando tecnologías más sostenibles y generarán menos emisiones de carbono. “Aunque se podría esperar que la sostenibilidad ambiental en la defensa sea relevante solo para la industria y no para el usuario final, es cada vez más importante para los ejércitos modernos adoptar también estrategias de sostenibilidad”.

Falta de financiación

La analista de defensa de Global Data Madeline Wild explica que “en la industria aeroespacial y de defensa, la producción actual de combustibles alternativos es mínima. El problema es que se necesita tiempo, inversión, tecnología y un cambio de política para cambiar un combustible tan omnipresente como el queroseno”. En todo caso, añade, “es probable que los combustibles directos de aviación sostenibles sean la forma más asequible de propulsión de aeronaves sostenible que se utilizará en un futuro próximo, pero la aguda falta de financiación ha impedido la adopción militar a gran escala en el pasado”. Este cambio se producirá únicamente, afirma “si la COP26 cumple su propósito y coloca un foco de atención firme en los problemas de ESG y, de hecho, promueve la acción ".

De momento, detalla Wild, los fabricantes de aviones han asumido compromisos públicos en torno al uso de combustibles alternativos sostenibles “que muchas personas y organizaciones seguirán de cerca”, lo que favorece su cumplimiento.

Propulsión eléctrica e hidrógeno

El informe de GlobalData destaca la propulsión eléctrica y la energía de hidrógeno como dos prácticas sostenibles que pueden ser adoptadas por las fuerzas armadas globales. Sobre este punto Wild precisa que los “problemas con la infraestructura” obstaculizan la adopción de estas energías, por lo que se precisan “importantes cambios tecnológicos y de infraestructura antes de que se puedan implementar completamente en el diseño de aeronaves”. Por ejemplo, “los aviones eléctricos necesitarían nuevos sistemas de propulsión e infraestructura de carga, mientras que los aviones de hidrógeno necesitarían una infraestructura adecuada para la producción de hidrógeno verde y el transporte de combustible”.

Más de 40 países han acordado eliminar gradualmente la energía del carbón en todo el mundo, y más de 20 países se han comprometido además a dejar financiar combustibles fósiles para fines de 2022. Se espera que de este modo se “desviarán 8.000 millones para inversiones en energía limpia, algunas de las cuales probablemente serán combustibles alternativos sostenibles".

Actualmente se están desarrollando distintas tecnologías y enfoques para aumentar la eficiencia del combustible y reducir las emisiones de carbono. Los combustibles de aviación sostenibles (SAF, por sus siglas en inglés) representan una alternativa prometedora al combustible tradicional para aviones, afirma Global Data, que estima una reducción potencial de emisiones de CO2 en un 80%. A más largo plazo, apunta la firma analista, los aviones de propulsión eléctrica y de hidrógeno serán las tecnologías que impulsen los aviones de cero emisiones.

En la actualidad, en términos de sostenibilidad social, el proceso de fabricación de armas y plataformas aeroespaciales consume muchos recursos, y los depósitos de minerales raros necesarios a menudo se concentran en países con antecedentes problemáticos de derechos humanos. De este modo, las fuerzas armadas deben buscar aumentar la visibilidad y el control sobre las cadenas de suministro. Esta es una oportunidad para mejorar el desempeño social y un mayor compromiso con los derechos humanos, así como con la salud y la seguridad en todos los niveles, de acuerdo con los responsables del informe. En él se cita la evolución de empresas del sector como Airbus, BAE Systems, Boeing, L3Harris Technologies, Leidos, Lockheed Martion, Northrop Grumman, Raytheon, Rolls Royce, Safran y SpaceX. 




Recomendamos


Lo más visto