J. Temes (Indra): "Tenemos radares de vigilancia y defensa aérea que podrían ser perfectamente utilizados por la FACh"
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Fidae 2022 >

J. Temes (Indra): "Tenemos radares de vigilancia y defensa aérea que podrían ser perfectamente utilizados por la FACh"

Jaime Temes Indra foto Nicolás García
Jaime Temes (tercero de izquierda a derecha) junto a ejecutivos de Indra en Fidae 2022. Foto: Nicolás García
|

La compañía española Indra presentó en la última edición de la Feria Internacional del Aire y del Espacio (Fidae) su sistema integral de defensa aérea, preparado para monitorizar y proteger el espacio aéreo de un país y coordinar operaciones de vigilancia e interceptación de objetivos.

Esta avanzada solución tecnológica de Indra está basada en el radar Lanza 3D y proporciona a sus usuarios una consciencia situacional de máximo nivel para respaldar el proceso de toma de decisiones de los mandos, contribuyendo con ello al éxito de diferentes tipos de operaciones.

La empresa exhibió también sus capacidades de modernización del tanque Leopard 2, sistemas de gestión del campo de batalla de última generación (BMS) que facilita una coordinación táctica prácticamente perfecta de toda la fuerza desplegada en una operación y sus últimas soluciones de entrenamiento militar basadas en el uso de realidad virtual.

Infodefensa entrevistó al director comercial internacional de Indra, Jaime Temes, para conocer los productos que ofrece la compañía al mercado regional. Temes manifestó que los sistemas de guerra electrónica y vigilancia aérea, en los que Indra tiene una amplia experiencia, son dos de las áreas que tendrán una mayor demanda en esta parte del mundo.

Respecto a Chile, el ejecutivo indicó el interés de participar en el proceso de modernización del tanque Leopard 2 poniendo a disposición del país las capacidades y experiencia que tiene en el sostenimiento de la flota española. Además, destacó las capacidades de los sistemas de vigilancia y defensa aérea de Indra que podrían servir a la FACh y los sistemas de guerra electrónica para barcos y submarinos de la Armada.

¿Qué objetivo tiene Indra en Latinoamérica?

Nuestro objetivo es crecer nuestra huella en Latinoamérica y entendemos que para hacer eso tenemos que colaborar con las empresas de los distintos países y que esto puede implicar una transferencia de tecnología de conocimiento de parte de Indra de estas empresas. A partir de la base tecnológica de nuestros productos podemos, trabajando con las empresas, adaptar esos productos a la realidad de cada uno de los países y al mismo tiempo estas empresas podrían dar luego todo lo que es el sostenimiento a esos productos. Esta es nuestra idea. Nosotros hemos trabajado ya en México, Centroamérica, Colombia, Ecuador, Perú, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, pero no estamos todavía al nivel al que nos gustaría estar. Nos gustaría ser más grandes y tener más presencia en defensa. Es cierto que venimos de una época con el Covid yo diría particularmente difícil en cuanto a que ha habido muy poca inversión en defensa, por lo menos inversión en el tipo de soluciones que nosotros ofrecemos que es alta tecnología, sensores, sistemas críticos de misión, comunicaciones militares. De alguna manera no solo los países de Latinoamérica, todos los países han postergado las inversiones en defensa pues en favor de otras inversiones.

¿Qué sectores desea potenciar Indra en el ámbito de defensa?

Tenemos una oferta de soluciones muy potente en guerra electrónica. No todos los países de Latinoamérica están habituados a usar guerra electrónica en el día a día y nosotros pensamos que es algo que va a crecer. Guerra electrónica es uno y vigilancia aérea es otro donde nosotros tenemos soluciones muy buenas como los radares 3D Lanza que son radares de muy largo alcance y que sirven muy bien para los propósitos generalmente combinadas de defensa aérea y policía aérea a la vez. Estas soluciones sirven para los dos, es decir, pueden por un lado proteger el espacio aéreo del país, la soberanía del país, frente a intrusiones de otros países, pero al mismo tiempo también sirven para todo lo que es la detección de vuelos ilegales, muchas veces ligados al narcotráfico.

¿Este tipo de tecnología también se puede emplear para la vigilancia marítima?

Absolutamente. Nosotros somos una empresa que somos pioneros en lo que es la vigilancia marítima y vigilancia costera. Esto es así porque España fue uno de los principales receptores de inmigración en los años 90 y en un momento dado fue uno de los países pioneros en cuanto a desplegar un sistema de sensores de mando y control que permitieran tener una idea clara de qué estaba pasando en las costas. Esto se utiliza tanto para actividades ilegales del tipo inmigración legal, contrabando, tráfico de drogas, como todo lo que es pesca ilegal. Nosotros tenemos muchas referencias en sistemas de vigilancia costera empezando por España y Portugal pero también hemos implantado sistemas por ejemplo en Brasil, en el este de Europa, en Oriente Medio. Tenemos una amplia experiencia y pensamos que estos sistemas cada vez van a ser más demandados.

¿Indra ha detectado en Latinoamérica la necesidad de servicios orientados al mantenimiento de vehículos blindados y tanques?

Si. Nosotros especialmente trabajamos en en un aspecto muy particular que es la modernización de blindados. Es decir, los tanques o los vehículos blindados muchas veces tienen una vida útil de 50 años pero la electrónica que llevan dentro tienen una vida útil mucho más corta que puede ser de 10, 15 ó 20 años, pero no más. Entonces hay momentos en los que merece la pena un Ejército también, por motivos presupuestarios, mantener los vehículos pero cambiando los sistemas que llevan dentro y los sistemas que llevan dentro pues típicamente son comunicaciones, sistemas electro-ópticos sistemas asociados a todo lo que es las direcciones de tiro y todo lo que son los sistemas de mando y control. Cada vez más vemos los vehículos incorporando sistemas de mando y control para tener lo que se llama una una situación operacional conjunta. De hecho en el proyecto más pionero en España que hay en vehículos que es el 8x8, Indra es la encargada de suministrar el sistema de misión que tradicionalmente los vehículos no lo han llevado porque incorporaba menos tecnología que por ejemplo los aviones pero que ahora ya sí los empiezan a tener, un sistema que integre la información de todos los demás sistemas como comunicaciones.

¿Indra ha presentado ofertas para la modernización de tanques tanto en Chile como en Brasil?

Hemos presentado ofertas en Chile y tendríamos interés en participar en Brasil, pero en Chile si hemos participado en los distintos procesos de licitación. El principal tanque de Chile es el Leopard que es la misma plataforma que tiene España y que tiene también Alemania. Nosotros aportamos una ventaja a lo que es el proyecto de modernización del Leopard y es que nos hemos presentado además en asociación con Rheinmetall que es el fabricante original del Leopard y nosotros en España cuando compró el Leopard establecimos una asociación con Rheinmetall para suministrar sistemas que fueran compatible con el resto de sistemas que venían originales del tanque. Esto es lo que queremos aportar aquí en Chile, es decir, una garantía de que todos aquellos sistemas que sustituyamos o suministremos van a ser compatibles con el resto del vehículo, es decir, aquellas partes del vehículo que no se van a modernizar porque si uno introduce nuevos elementos en el tanque, tiene que tener la garantía del suministrador original, del OEM, de que va a seguir siendo compatible con el resto de elementos del tanque, de lo contrario entra en un riesgo. Nosotros lo aportamos a este proyecto asociados con Rheinmetall.

¿Tienen la capacidad de actualizar los simuladores de torres y de conducción?

Exactamente. Nosotros fuimos también la empresa seleccionada en España y suministramos un buen número de simuladores tanto de torre como de conducción. Hicimos para el Leopard y el Pizarro que es el IFV español y lo hemos hecho ahora para el proyecto del 8x8 Dragón.

¿El proyecto del Ejército de Chile sigue en marcha?

La información que nosotros manejamos es que sigue abierto y que todavía no ha sido adjudicado a ninguna empresa. Nosotros seguimos optando a ese proyecto y poniéndonos a disposición del Ejército y del Ministerio de Defensa para la realización de ese proyecto y Famae, por supuesto.

Respecto a Famae, ustedes han suscrito acuerdos para desarrollar sistemas en el campo de simulación y electrónica. ¿Ha habido avances respectos a esos convenios?

Nosotros firmamos una serie de convenios con Famae efectivamente cubriendo varias áreas relacionadas con blindados. ¿Y qué nos ha faltado? Desarrollarlas, es decir, un convenio si detrás no hay un proyecto pues en realidad se queda en un documento firmado. ¿Y qué es lo que ha ocurrido? Famae, hasta donde nosotros sabemos, no ha tenido proyectos que ejecutar, el gran proyecto sería el Leopard y ahí estaríamos encantado de utilizarlo como proyecto lanzador para nuestra colaboración con Famae.

En el ámbito de radarización, Indra ha ganado contratos en el ámbito civil en Chile. ¿Qué nos podría indicar al respecto?

Es correcto. Nosotros hemos ganado varios contratos para el suministro de radares civiles. Nos gustaría seguir trabajando en el ámbito de radares civiles con la Dirección General de Aeronáutica Civil, pero además nos gustaría extender esa colaboración a lo que es el ámbito puramente militar de la defensa aérea que es una área muy próxima porque contamos en nuestro porfolio tanto con radares para todo lo que es vigilancia y defensa aérea que podrían ser perfectamente utilizados por la Fuerza Aérea de Chile como con sistemas de mando y control aéreo y además de acuerdo a todos los estándares OTAN. Tenemos unos sistemas muy novedosos y tecnológicamente muy capaces en todo lo que es mando y control aéreo. Hemos suministrado en más de 20 países más de 400 radares tanto civiles como militares. Creemos que tenemos la experiencia que nos avalan.

¿Qué productos ofrecen en el campo de aplicaciones satelitales a los usuarios civiles como militares?

En lo que es el campo satelital, nosotros somos una empresa que trabaja en el segmento suelo y en ese sentido suministramos redes de comunicaciones Satcom completas, incluyendo muchos terminales fabricados por la propia Indra. Por ejemplo, hemos desarrollado terminales para submarinos. Fuera de Estados Unidos, solo Indra y otra empresa tienen este tipo de terminales. Hacemos productos muy específicos para necesidades muy concretas como puede ser el submarino mientras que cuando se trata de soluciones, digamos de amplio espectro, como poner 500 antenas en un edificio, eso no lo fabricamos, pero lo que hacemos es integrarlos en redes que funcionen como un único sistema, con sistemas tanto de Indra como de terceros. Somos integradores de sistemas de comunicaciones y desplegamos la totalidad de la red de Satcom y lo hacemos tanto para barcos y submarinos como para plataformas terrestres, vehículos, lo que se llama Satcom on the Move, como para terminales terrestres para soldados como Manpack. Y al mismo tiempo suministramos antenas para sistemas Hub, lo que sería el corazón de lo que es cualquier red satelital y lo hacemos trabajando en las bandas satelitales X, Ku y Ka. Recientemente hemos sido adjudicatarios de un sistema satelital para un país nórdico en Europa.

¿Qué tipo de soluciones podría aportar Indra al proyecto de modernización de los aviones F-16 de la Fuerza Aérea de Chile?

Para este proyecto podríamos aportar soluciones principalmente de guerra electrónica, tanto para lo que es la protección de la propia aeronave como para todo lo que es captura de inteligencia. Nosotros tenemos una serie de sistemas Elint, Comint y Sigint para capturar inteligencia muchas veces en una configuración en Pod que se puede adosar al avión. Y también tenemos lo que llamamos Pod Jammers. es decir, en la misma configuración Pod, sistemas de jamming para todo lo que es penetrar en espacios aéreos conflictivos y poder de alguna manera abrir pasillos para que el resto de aeronaves.

¿En qué aviones están operativos los sistemas Pod Jammers?

Esos sistemas están operativos en la Fuerza Aérea Española así como en otro país.

Y en el segmento naval, ¿qué sistemas posee Indra?

Naval es una de las áreas de más éxito de Indra. Hemos trabajado con más de quince armadas en el mundo, aparte de la Armada Española, donde somos un suministrador muy importante. Uno de nuestros principales clientes es por ejemplo la Armada Alemana por mencionar. Nosotros suministramos todo tipo de sensores, radares, guerra electrónica, sensores electro- ópticos. Hemos desarrollado recientemente una nueva solución para las nuevas fragatas españolas, la F-110, que es el sistema IRST que es para protección del barco frente a misiles rozaolas. Es un sistema formado principalmente por sistemas electro-ópticos.También trabajamos con sistemas de comunicaciones para barcos y para submarinos, estamos centrados ahí en el segmento Satcom. Trabajamos con muchas armadas y con muchos astilleros de todo el mundo suministrando, principalmente, equipos de guerra electrónica y sistemas Satcom.

¿En qué otras áreas desea potenciar Indra su relación con las Fuerzas Armadas de Chile?

En Chile, en particular, hay una oportunidad muy importante que llevamos tiempo siguiendo que es la modernización de los Leopard y por supuesto esa es nuestra prioridad número uno. Aparte de eso, como comentaba antes, todavía no tenemos la huella que nos gustaría tener y en ese sentido nos gustaría trabajar en todo lo que son capacidades de mando y control en el Ejército, en todo lo que guerra electrónica para las tres armas. Pensamos que puede haber necesidades para la Fuerza Aérea así como necesidades para la Armada Chilena en donde nosotros podríamos suministrar sistemas de guerra electrónica para barcos y submarinos, y luego todo lo que es el campo de la vigilancia aérea/defensa aérea ahí es una de nuestras prioridades en Chile.

¿Y en Latinoamérica?

En el resto de Latinoamérica seguimos trabajando en el campo de la vigilancia aérea/defensa aérea y como digo nos gustaría potenciar nuestra oferta de guerra electrónica porque pensamos que somos una empresa muy puntera en ese campo.

¿Indra desea potenciar también la simulación en la región?

Absolutamente. Nosotros trabajamos principalmente con simuladores de aeronaves de ala fija y rotatoria. También podermos suministrar simuladores para vehículos pero el mercado de simulación es principalmente para aeronaves, trabajamos tanto en el mercado civil como militar. En Colombia, por ejemplo, tenemos un simulador de A320. Y luego nos gustaría suministrar simuladores militares para todo tipo de plataformas. En Colombia tienen muchos Black Hawk, podríamos ser por ejemplo un buen suministrador. Aquí nos encantaría trabajar en el nuevo Pillán pero no sabemos si esto está abierto a empresas como nosotros.

¿Cuáles son sus expectativas para esta Fidae?

En esta Fidae nos gustaría establecer contacto con las tres armas chilenas, Llevamos dos años de Covid, que en Chile en particular ha sido muy difícil para los extranjeros entrar, no hemos podido tener trato con clientes y nos interesa trabajar más con ellos. Queremos aprovechar Fidae para relanzar esos contactos principalmente con Chile, pero también con todas las delegaciones de otos países que visitan Fidae.



Recomendamos


Lo más visto