La Guardia Civil encarga a Thales un nuevo sistema para detectar inmigrantes en la valla de Melilla
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Contratación >

La Guardia Civil encarga a Thales un nuevo sistema para detectar inmigrantes en la valla de Melilla

​El proyecto incluye cinco nuevas estaciones fijas con cámaras y sensores de seguimiento para identificar las bolsas de inmigrantes en el lado marroquí
|

La Guardia Civil ha adjudicado a la empresa Thales Programas la instalación de un nuevo sistema de vigilancia terrestre y marítimo en el perímetro fronterizo de Melilla para mejorar la detección, control y seguimiento de los intentos de entrada ilegal en España por parte de los inmigrantes que se concentran en el lado marroquí. 

El Instituto Armado señala en los pliegos del contrato que la adquisición de este sistema integral de vigilancia es necesaria para detectar “las bolsas de inmigrantes” que se concentran en la frontera de Melilla con Marruecos, en territorio marroquí, y “que intentan entrar de algún modo ilícito en territorio español, bien a través de los pasos fronterizos, la valla perimetral o por los espigones de la frontera marítima”. 

El proyecto incluye la instalación de cinco estaciones fijas de vigilancia (EFV, por sus siglas en inglés) con cámaras de última generación y sensores en diferentes puntos de la ciudad y todos los elementos de apoyo. El sistema deberá estar listo en un plazo de cinco meses, según el anuncio de adjudicación al que ha tenido acceso Infodefensa.com.  

Thales Programas se ha hecho con este contrato con una oferta valorada en 1,85 millones de euros, con impuestos, lo que supone una rebaja de unos 650.000 euros respecto al presupuesto previsto para este proyecto. La propuesta de la compañía quedó por delante de otras dos presentadas por Telefónica y TRC Informática.  

Así funcionará el sistema

El sistema estará conectado a un puesto de mando ubicado en el Centro de Operaciones de Servicios (COS) de la Comandancia de Melilla y deberá contar con capacidad de detección, reconocimiento e identificación de blancos tanto de día como de noche en condiciones atmosféricas adversas. Para ello, cada estación contará con cabezal de sensores modulable y orientable, con cámara térmica (tipo refrigerada), cámara diurna (color), láser telemétrico, y un iluminador láser visible (designador).   

La estación también incorporará un armario tipo Rack con monitor individual, ordenador, grabador de video digital, teclado y joystick. Es decir, un panel de control con el acceso a todas las funciones del sistema de observación y vigilancia.  

El sistema incluirá además grabación de vídeo y fotografías y la exploración automática de zonas predefinidas en el modo scan. También será capaz, según los requisitos fijados por la Guardia Civil, de “hacer seguimiento automático (tracking) sobre la imagen de ambas cámaras (visible y térmica) así como realizar búsquedas según diversos patrones preprogramados en el sistema”.   

Las nuevas estaciones de vigilancia estarán situadas en el puesto de vigilancia antes denominado Golf 1, en el cuartel de la Legión, en el punto antes denominado Bravo 4, y en la torre del V Centenario –en este edificio habrá dos estaciones-. Este tipo de sistemas, detalla el Instituto Armado, “resulta eficaz para la detección, control y seguimiento de inmigrantes, tanto de día como de noche, garantizando una vigilancia de las fronteras eficaz y reactiva”. 




Recomendamos


Lo más visto