Asmar presentará el rompehielos Viel y el futuro buque de transporte anfibio en Exponaval
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Exponaval 2022 >

Asmar presentará el rompehielos Viel y el futuro buque de transporte anfibio en Exponaval

La empresa expondrá también sus capacidades para efectuar reparaciones y mantenimiento de unidades navales
Rompehielos Viel en la grada de construcción de Talcahuano en noviembre de 2022 Foto Asmar
Rompehielos Viel en etapa de pintado en la grada de construcción de Talcahuano en noviembre de 2022. Foto: Asmar
|

Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) exhibirá el proyecto de construcción del rompehielos Almirante Óscar Viel y el futuro buque de transporte anfibio multipropósito de la Armada de Chile en la XII Exhibición y Conferencia Internacional Naval y Marítima para Latinoamérica, Exponaval 2022.

En este salón internacional, que reunirá a representantes de la industria mundial de defensa y astilleros, entre otros, la Empresa Estratégica de Defensa de Chile expondrá también sus capacidades para efectuar reparaciones y mantenimiento de unidades navales.

Segun Asmar, la construcción del buque ya cuenta con un 70% de avance y se alista para su lanzamiento al mar para diciembre próximo. Tras este hito, se espera que se finiquiten una serie de trabajos a flote en el sector de habitabilidad y detalles como el alineamiento de las líneas de ejes, los timones y la maquinaria en general.

La unidad efectuará en los meses posterioes a la botadura nuevas entradas a dique para la instalación de los sensores acústicos. A contar de abril del 2023 hasta el 2024 se realizará una serie de testeos de puerto. En 2024 se ejecutarán las pruebas de mar para terminar el buque con los últimos retoques de pintura, habitabilidad y corrección de observaciones.

Un proyecto estratégico

El rompehielos Almirante Óscar Viel, que es el resultado de un codiseño entre Vard Marine, la Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada (Diprida) y Asmar, implicó una etapa de diseño básico de 22 meses de trabajo, período en que se generó una alta transferencia tecnológica y de conocimiento colaborativo entre las partes.

En su construcción, fue necesario capacitar a 300 funcionarios del astillero en forma nacional y 34 funcionarios en el extranjero en nuevas tecnologías propias del proyecto, incluido normas y regulaciones aplicables a nuevos procesos de soldadura junto con modernas tecnologías y maquinaria adquirida por la empresa para la materialización del proyecto Antártica I.

El buque ha demandado aproximadamente 3.300.000 horas/hombre en conjunto con empresas y pymes que prestan servicios de estructuras metálicas, cañerías, pinturas y acomodaciones como también proveedores locales y del país, desde elementos como ferretería e insumos hasta contratos con empresas nacionales como el Sistema Integrado de Comunicaciones (ICS) y todos los tableros eléctricos y partidores que son desarrollo e ingeniería de integración 100% chilena.

El proyecto Antártica I genera empleo en promedio a 600 personas en forma directa, donde aproximadamente el 20% de ellas son mano de obra eventual y de empresas externas asociadas, las que a su vez generan trabajo en forma multiplicadora ya sea con servicios básicos de alimentación, vivienda y transporte.

Buques multipropósito

La Diprida firmó en junio de 2020 con Asmar un contrato para elaborar un diseño básico para la construcción de buques de transporte anfibio denominado Escotillón IV el que fue adjudicado a la empresa Vard Marine. El proyecto se inició el 27 de febrero de este año con el corte de una bagra y la construcción en grada de la primera unidad, de un total de cuatro proyectadas, se desarrollará una vez realizado el lanzamiento al mar del rompehielos Almirante Óscar Viel.

Los roles principales que desarrollarán las nuevas unidades serán el transporte de personal y equipamiento militar para conducir operaciones anfibias y el transporte administrativo de tropas y vehículos militares. En cuanto a funciones secundarias, los buques proporcionarán ayuda humanitaria en operaciones de apoyo a desastres y el transporte administrativo de personal y carga en tiempo de paz para soporte logístico o conectividad de territorios aislados.

Los buques tendrán una eslora de 110 m, una manga de 21,8 m, un puntal de 13,8 m, un desplazamiento de 7.987 toneladas, propulsión diésel-eléctrica, potencia de propulsión de 11.200 kW y una potencia eléctrica de 6.000 kW. Alcanzarán una velocidad máxima de 17 nudos y económica de 12 nudos, una autonomía de 30 días, una distancia franqueable de 7.000 millas náuticas y tendrán una capacidad de operación de 187 días al año.

Estarán tripulados por 21 oficiales y 74 gente de mar, podrán transportar una fuerza embarcada integrada por un comandante, un staff de la Fuerza de Tarea Anfibia (FTA), un comandante de Batallón de Infantería de Marina (IM), 16 oficiales IM y 231 soldados IM. Dispondrán en la proa de dos estaciones de armas remotas (RWS) con cañón de 20 mm y en la popa dos RWS con ametralladora de 12,7 x 99 mm.

Contarán con una cubierta para transporte de material rodado y de contenedores, una enfermería con capacidad de apoyo sanitario, podrán operar helicópteros Airbus Cougar, Dauphin o Sikorsky Black Hawk, y dispondrán de una embarcación orgánica que permitirá el desembarco de vehículos y carga en cualquier parte del territorio nacional.



Recomendamos


Lo más visto