menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Proyecto Soprene de la Armada

Indra diseña un cerebro artificial que mejora el mantenimiento de buques

Vista de proa del LHD Juan Carlos I. Foto: Armada española

Vista de proa del LHD Juan Carlos I. Foto: Armada española

29/01/2019 | Madrid

B. Carrasco

La compañía Indra investiga la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, que emulan el funcionamiento de las redes neuronales del cerebro humano, para mejorar el mantenimiento de los buques de la Armada española.

El proyecto, conocido como Soprene, pretende potenciar y garantizar la máxima disponibilidad y perfecto estado de la flota para cumplir con cada misión en las mejores condiciones. Indra trabajará en esta iniciativa de I+D durante los próximos dos años, a través de un contrato con la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) por un importe de 648.000 euros.

El Ministerio de Defensa destaca en el documento adjudicación que la multinacional española presentó, después de una ronda de negociaciones, la oferta final con la mejor relación calidad-precio. Este proyecto es uno de los pasos más importantes dados hasta la fecha para incorporar la industria 4.0 en las Fuerzas Armada.

Los resultados de la investigación puesta en marcha por Indra serán claves en el diseño del futuro Sistema Integrado de Sostenimiento en la Armada 4.0, responsable de supervisar el mantenimiento de una flota cada vez más digitalizada y tecnológicamente avanzada.

En concreto, la empresa aplicará la inteligencia artificial sobre los millones de datos que recogen los sensores de los buques mientras navegan, con el fin de efectuar un estudio pormenorizado de las ventajas que aportan los resultados obtenidos. Toda esta información se almacena en el Centro de Supervisión y Análisis de Datos Monitorizados de la Armada (Cesadar), ubicado en Cartagena.

El sistema simula un cerebro

 

Según Indra, "estas técnicas imitarán la capacidad y estrategias que sigue el cerebro de organismos biológicos para razonar y tomar decisiones, pero con la ventaja de que se añadirá a ellas el enorme potencial computacional que aportan los ordenadores más avanzados. De este modo se pueden detectar relaciones que pasarían inadvertidas de otro modo".

De esta forma, la Armada podrá reforzar el mantenimiento predictivo de los buques, lo que se traduce una reducción del número de averías imprevistas, un aumento de la disponibilidad y un ahorro de costes significativo. Todo ello, además, permitirá incrementar la operatividad de la Fuerza Naval.

El diagnostico se efectuará de manera automatizada, reduciendo -explica Indra- la dependencia humana a la hora de clasificar y detectar anomalías. La previsión es que los resultados mejoren progresivamente, a medida que el sistema gane inteligencia con el uso.

El proceso estará monitorizado a través de paneles de control y, de acuerdo con el nivel de la incidencia, el sistema decidirá si debe enviar una alerta a los ingenieros y técnicos para que actúen. Por último, la compañía subraya que esta tecnología incrementa la seguridad, tanto de la misión, como de la tripulación, y reduce el esfuerzo de los equipos de mantenimiento.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje