menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Trama de corrupción en África y Oriente Próximo

La Fiscalía pide 23 años para el exdirector comercial de Defex por corrupción

edificio sepi madrid via sepi

11/09/2019 | Madrid

La Fiscalía Anticorrupción pide 23 años de cárcel para el que fuera director comercial de Defex, Manuel Iglesias Sarriá, y otros 18 años para los empresarios Francisco Luque y Óscar López por los delitos de corrupción en transacciones económicas internacionales, malversación, blanqueo y falsedad documental. Además, la empresa, propiedad de la SEPI en un 51%, deberá pagar 113 millones de euros entre multas y decomisos. El caso en cuestión es solo una pieza, en concreto la referente a Camerún, de una amplia trama de corrupción en la que se acusa a la empresa semipública del pago de sobornos para conseguir contratos de defensa en distintos países de África y Oriente Próximo entre 2004 y 2015.

Según ha publicado la cadena Ser, el escrito de fiscalía ofrece detalles muy concretos del mal uso del dinero público por parte de Defex, como el pago de una mamoplastia en Barcelona a la esposa del contraalmirante camerunés Pierre Njine Djonkam; servicios médicos y regalos a otros funcionarios; mordidas al actual presidente del Comité Olímpico de Argelia, Mustapha Berraf; al ministro de Pesca de Senegal, Oumar Gueye; al representante de la misión permanente de Gabón ante las Naciones Unidas, Manuel Lembouma; al jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Camerún, Jean Calvin Momha; o al director de la secretaría general del Primer Ministro de Camerún, Johny Razak. En total, más de 404.000 euros.

Siempre según la Ser, aparte de los españoles imputados, otro de los presuntos implicados es el camerunés Philippe Bourcier, conocido como “el facilitador” y actualmente huido de la justicia internacional. Se le busca por haber cobrado 14,9 millones de euros en Suiza en concepto de comisiones.

El contrato estrella de Defex en Camerún fue un sistema de vigilancia costera integrado por lanchas rápidas, radares ametralladoras de hasta 50mm, lanzagrandas y 9.000 granadas entre otro material por un valor total de 103 millones de euros.

Una pieza de una gran trama

 

Por ahora solo una pieza ha llegado a juicio, la de Angola, cuya última novedad ha sido la negativa de la SEPI por falta de fondos a pagar la fianza de 315,17 millones de euros impuesta por el juez en mayo. En esta pieza concreta, hay acusadas 24 personas, cinco de ellas directivos de la firma semipública que, según el juez, se apropiaron de dos tercios de los más de 150 millones de euros facturados en concepto de suministro de material policial a Angola. En total, entre empresas y acusados físicos, las fianzas suman 4.500 millones de euros (315,7 de Defex), lo que da una idea de la magnitud del proceso.

Además de las de Camerún y Angola, otra de las piezas cuyo proceso va más avanzado es la de Arabia Saudí, en la que se habla de 11 contratos valorados en 48 millones de euros.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje