menú responsive
ESPAÑA | Aire
-/5 | 0 votos

La DGAM transfiere el sistema

El RPAS Predator B entra en servicio en el Ejército del Aire español

Foto: Ejército del Aire

Foto: Ejército del Aire

18/02/2021 | Madrid

B. Carrasco

La Dirección General de Armamento y Material (DGAM) entregó este martes el RPAS Predator B al Ejército del Aire en un acto celebrado en la base aérea de Talavera La Real (Badajoz). El traspaso de dicho sistema se produce tras finalizar las pruebas de aceptación realizadas durante el último año para evaluar la idoneidad de su entrada en servicio.

La Fuerza Aérea operará cuatro aviones MQ-9 Predator B (NR.05, según la denominación interna), un sistema diseñado por la firma estadounidense General Atomics. Los dos primeros llegaron a España en diciembre de 2019, mientras que los dos restantes lo hicieron en noviembre de 2020. El contrato también incluye tres estaciones de control terrestre (GCS, por sus siglas en ingles) y equipos asociados para las misiones. Los drones quedarán encuadrados en el 233 Escuadrón del Ala 23 de Talavera la Real, que será su base principal, aunque también podrán actuar desde el aeródromo de Lanzarote (Canarias).

La transferencia del sistema al Ejército del Aire se formalizó con un sencillo acto restringido por las limitaciones derivadas la situación de emergencia sanitaria actual, en el que participaron el coronel jefe del Ala 23, Jesús Rodríguez de Castro, el jefe de Sistemas Aéreos de Ala Fija de la Subdirección General de Programas de la DGAM, general de brigada León-Antonio Machés Michavila, y el jefe de la División de Planes del Estado Mayor del Ejército del Aire, general de brigada Antonio Javier Guerrero Mochón.

La DGAM, como órgano responsable de la compra de material en Defensa, ha liderado toda la campaña de pruebas, previa a la entrada en servicio en el Ejército del Aire. El general Guerrero en una reciente entrevista a Infodefensa.com explicó que "todas las aeronaves, unidades de control y componentes principales del sistema de armas se encuentra en la base aérea de Talavera la Real. No obstante, en fechas próximas se seguirán recibiendo repuestos y equipos complementarios".

Formación de tripulaciones

 

El 233 Escuadrón está formado ya por un núcleo inicial tanto de tripulaciones de vuelo -pilotos y operadores- como técnicos de mantenimiento. "El proceso de formación de las tripulaciones se está realizando progresivamente sin problema alguno, cumpliendo con los requerimientos de la implantación del sistema, consistente en una fase inicial nacional en centros orgánicos del Ejército del Aire, seguida de los correspondientes cursos impartidos por la Fuerza Aérea de los EEUU", explicó Guerrero. El Ejército del Aire tiene previsto contar con un equipo de entre 80 y 90 militares para operar el sistema.

También avanza la construcción del futuro hangar del Predator que, además de los drones y los equipos asociados, contará con instalaciones para el personal responsable de la operación. A la espera de la entrega de este nuevo centro, los drones permanecen en una estructura provisional.

RPAS Predator B

 

General Atomics empezó a diseñar el Predator B a comienzos del presente siglo y con el éxito de su predecesor el MQ-1 Predator como punto de referencia. En septiembre de 2007 fue desplegado en Iraq por la United States Air Force (USAF) y, ese mismo año, utilizado con gran éxito en los incendios forestales de California. Su uso se extiende a la NASA, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), y el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). La aeronave está operativa también en Europa en países como Reino Unido, Italia, Países Bajos o Francia.

El Ejército del Aire destaca que el "NR.05 supone un notable incremento de la capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR por sus siglas en inglés) para el Ejército del Aire y la acción conjunta, al contar con una plataforma tripulada remotamente de clase III que consigue un riesgo nulo de exposición de la tripulación".

Este RPAS puede actuar hasta un máximo de 25 horas de vuelo y está diseñado para efectuar misiones ISR usando sensores infrarrojos y radáricos, que buscan, localizan y siguen blancos en cualquier condición meteorológica, fijos o móviles, tanto de día como de noche. "Todo ello, pudiendo conducir la misión a cientos de kilómetros, desde la base de despegue u otra localización habilitada", resalta el Ejército del Aire.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje