menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Opinión

S-80: ¿El equilibrio que da o el que deja de dar?

El submarino S-81 en la grada del astillero de Cartagena. Foto: Navantia

El submarino S-81 en la grada del astillero de Cartagena. Foto: Navantia

02/05/2021 | Madrid

Carlos Delgado Fernández

Una aproximacíon rápida y sencilla, pero no por ella menos cierta, a la hora de definir las capacidades de un submarino, es la de que son unidades de combate de gran poder ofensivo y estratégico cuya principal ventaja frente a los buques de superficie es su difícil detección y destrucción cuando navegan a gran profundidad.

Es precisamente la discreción y el sigilo lo que situa al submarino como principal arma de disuasión por detrás de las armas nucleares, hasta el punto que ninguna operación naval se lleva a término sin valorar la presencia de submarinos en la zona. Desde otra perspectiva, la mera sospecha de un posible submarino en el teatro de opareciones limita la capacidad de movimientos de incluso toda una flota, de ahí su poder en la disuasión.

El año que viene se cumplirán 20 años del conflicto de Perejil. Un detalle de aquel momento, que a lo mejor pasó...

Contenido gratuito disponible para suscriptores

 

Si todavía no se ha suscrito, pinche aquí, el registro es totalmente gratuito. En caso contrario, introduzca sus datos:

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje