menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Firma de proyecto de ley

Chile modernizará la carrera militar de sus Fuerzas Armadas

El presidente Piñera y el ministro Espina tras la firma del proyecto. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

El presidente Piñera y el ministro Espina tras la firma del proyecto. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

15/01/2019 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

El presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, presentó ayer el Proyecto de Ley de Modernización de la Carrera Militar con la finalidad de aprovechar las capacidades de los uniformados de las Fuerzas Armadas y también generar un ahorro en el pago de pensiones cercano a los 500 millones de dólares a los 30 años de vigencia.

El anuncio se realizó en el Palacio de la Moneda con la participación del ministro de Defensa, Alberto Espina, los subsecretarios de Defensa y para las FFAA, los comandantes en jefe del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, el jefe del Estado Mayor Conjunto, e integrantes de las comisiones de Defensa de la Cámara de Diputados y del Senado, entre otros.

Este proyecto busca modificar en los grados superiores aumentar el máximo legal de permanencia de 38 a 41 años en el caso de los oficiales, y de 35 a 40 años en el de los suboficiales, y gradualmente se postergará el derecho a pensión completa desde 30 a 35 años y el derecho a obtener la pensión mínima desde 20 a 23 años.

Motivos del cambio


El mandatario destacó los proyectos de modernización que se están impulsando en Defensa, en especial el de la reforma al financiamiento de las capacidades estratégicas que se encuentra actualmente en trámite en el Senado. Al respecto señaló que "no sacamos nada con tener los mejores equipos técnicos, el mejor equipamiento bélico, la mejor tecnología si no contamos también con los mejores equipos humanos para poder hacer buen uso de ese equipamiento y de esas tecnologías. La mayor riqueza de nuestras Fuerzas Armadas es el compromiso, la vocación y el profesionalismo de los hombres y mujeres que las integran".

Considerando que las expecativas de vida han aumentado, el presidente Piñera señaló que "es por eso que el proyecto de ley que hoy día hemos firmado, y que vamos a presentar al Congreso, busca adecuar la carrera militar a esta nueva realidad que vivimos los chilenos, que tenemos una de las expectativas de vida más altas del mundo, superior incluso a la de Estados Unidos, pero también adecuar a nuestras Fuerzas Armadas a lo que significa la utilización de las nuevas tecnologías, las nuevas exigencias y las nuevas aptitudes que requieren. Y para eso la formación y la experiencia que se acumula al interior de ellas es fundamental”.

Incentivo al mérito


El presidente Piñera explicó que "el proyecto de ley no sólo alargará la carrera sino que también establecerá el mérito, y no sólo la antigüedad, como mecanismo de promoción y flexibilizará el manejo del recurso humano dentro de las Fuerzas Armadas, permitiendo que mediante decretos se puedan utilizar plazas desocupadas en el grado de un escalafón para aumentar las plazas de otros grados dentro del mismo escalafón, y de esta manera poder retener con mayor eficacia a personas altamente calificadas que han tenido un largo y valioso proceso de entrenamiento, en el cual la sociedad chilena ha invertido cuantiosos recursos y que constituye una pérdida para las Fuerzas Armadas y para el país su retiro prematuro”.

La iniciativa ingresará a la Cámara de Diputados a fines de esta semana, y además otorga al presidente de la República la facultad de dictar un reglamento que autorice ascensos sobre la base de las capacidades demostradas por los uniformados en su paso por las escuelas matrices. Al mismo tiempo la iniciativa eleva el tratamiento del personal militar a la calidad de capacidad estratégica de la Defensa, entregando al poder político la definición de cuánto personal requieren las instituciones y por ende, cuántos alumnos deben ingresar a las escuelas militares.

Respecto a los beneficios previsionales, elevará el derecho a recibir una pensión completa de 30 a 35 años, y el derecho de obtener la pensión mínima de 20 a 23 años. Los cambios se aplicarán de distinta manera al personal militar dependiendo de sus años de servicio. Una vez aprobada la ley comenzarán a aplicarse todos sus artículos de forma inmediata al personal con hasta 10 años de servicio, en forma escalonada a los que están en el tramo de 10 a 17 años y no afectarán a los uniformados con más de 18 años de servicio. A partir de esa fecha, además, el personal civil contratado por las Fuerzas Armadas cotizará en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Detalle del proyecto


Los detalles del proyecto consideran aprovechar al máximo las capacidades del personal militar y su preparación, disminuyendo restricciones a la cantidad de años que un oficial o suboficial podía estar esperando para ascender a general o suboficial mayor, eliminando el límite 5 años en que se puede permanecer en el escalafón de complemento.

Para incentivar el mérito por sobre la antiguedad, en el caso del Ejército, se establece que el ascenso de teniente coronel a coronel requiera de un pase de la Junta de Selección correspondiente, tal como se encuentra dispuesto hoy para la Fuerza Área de Chile y la Armada, entregando al presidente la facultad de dictar un reglamento que autorice alterar la antigüedad otorgada al salir de la escuela matriz para los grados de oficiales subalternos (subteniente, teniente y capitán) y suboficiales clases (cabo 2º, cabo 1º y sargento 2º) de acuerdo a factores relativos al mérito, desempeño profesional y académico del personal.

También se tipificará al personal como una capacidad estratégica de la Defensa, al igual que los sistemas de armas y la infraestructura estratégica. Por lo tanto, la cantidad de personas que puedan ser alumnos de las escuelas matrices será una decisión a nivel ministerial, ya que se trata de una definición de largo plazo en la conducción de la Defensa que le corresponde adoptar al poder político.

El otro aspecto apunta a posponer los beneficios previsionales, ampliando el derecho a pensión completa desde 30 a 35 años. Con esta medida el personal militar obtendrá a los 35 años una pensión completa incentivando su permanencia. También habrá un aplazamiento del derecho a obtener la pensión mínima desde 20 a 23 años, generándose un desincentivo al retiro anticipado.

Las medidas destinadas a aumentar el tiempo que el personal se encuentra en servicio activo serán de aplicación inmediata y para todo el personal. En cambio las que posponen los beneficios previsionales se aplicarán a todo el personal que tenga menos de 10 años de servicio, en forma escalonada al que tenga entre 10 y 17 años, y no afectarán a los que poseen más de 18 años de servicio.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje