menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Catálogo para subasta

México quiere liquidar 18 aeronaves con menos de diez años de antigüedad

Imagen de catálogo del avión presidencial Boeing 787-8

Imagen de catálogo del avión presidencial Boeing 787-8

21/06/2019 | Ciudad de México

Carlos Heras

En el catálogo de aeronaves a subasta publicado por el gobierno mexicano se incluyen 18 aeronaves fabricadas en 2009 o después.

Se trata del avión presidencial Boeing 787-8, cuyo anuncio de venta fue uno de los primeros gestos de la anunciada política de austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, y otros 17 helicópteros y aviones que pertenecen a la Sedena, la Semar y otras dependencias del Estado.

Entre ellos también hay cinco helicópteros AW109SP de la casa italiana Agusta: cuatro fabricados en 2013 que pertenecen a Sedena y otro del año 2014 que pertenece a la Comisión Nacional de Agua (Conagua). El inventario incluye además cinco aviones de la Defensa con poca antigüedad: un Beechcraft B300 de 2014, un Gulfstream G-550 de 2015, un G-450 de la misma compañía estadounidense fabricado en 2015 y dos G-150 de 2014.

De la Marina quedan catalogados para enajenar dos helicópteros Eurocopter EC225LP fabricados en 2016.

Completan la lista de 18 aeronaves con diez años de antigüedad o menos un helicóptero Airbus EC145 MBB-BK 117 C-2 de 2014 que pertenece a Petróleos Mexicanos (Pemex) y un Eurocopter EC-145 MBB-BK117 C-2 de la Fiscalía General de la República de 2013, un Eurocopter EC225 LP de 2009 que pertenece a Presidencia, un avión Bombardier CL-600-2B16 de la Fiscalía (también de 2009) y un avión Cessna Citation 680 Sovereign de Pemex producido el mismo año de los anteriores.

Criterios de enajenación

 

Según el mismo documento público, los criterios que debe seguir la administración pública para poner una aeronave a subasta son dos: que estuvieran dedicadas al transporte ejecutivo de funcionarios, que “no cumplieran funciones directamente relacionadas con los programas y acciones de las dependencias” o que “no tuvieran una función clara de beneficio a la ciudadanía” (criterio 1) o que ya no estuvieran en servicio y su mantenimiento generara más gastos que beneficios (2).

No obstante, muchas de las aeronaves que todavía están en buenas condiciones podrían configurarse para desempeñar funciones de utilidad pública, tales como atención a emergencias naturales o sanitarias o transporte de tropas.

Otras, como los cuatro aviones Gulfstream, son aviones tipo jet que están claramente destinados al transporte ejecutivo y sí cumplirían los criterios de venta establecidos.

Austeridad

 

Desde su campaña y toma de posesión en diciembre de 2018, López Obrador anunció una política de austeridad a todos los niveles, en la que se enmarca la venta de aviones y helicópteros del gobierno con el objetivo de invertir esos fondos en políticas sociales. Esa decisión no ha quedado exenta de polémica, ya que lo más probable es que en pocos o ningún caso la cantidad recuperada con la venta será equivalente a la inversión de compra.

Figuran en el catálogo de aeronaves a la venta un total de 72 vehículos. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje