menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Reportaje Infodefensa

Uruguay enfrenta su crisis de seguridad con dudas entre Policía o FFAA

Helicóptero AS365 Dauphin de la FAU, en una operación de evacuación aeromédica. Foto: Fuerza Aérea Uruguaya.

Helicóptero AS365 Dauphin de la FAU, en una operación de evacuación aeromédica. Foto: Fuerza Aérea Uruguaya.

18/07/2019 | Montevideo

Gabriel Porfilio

El gobierno uruguayo acaba de presentar el balance de la ejecución presupuestal del año 2018 y, según dicho informe, la situación de Fuerzas Armadas en cuanto a material se refiere es preocupante, mientras que las capacidades de la Policía Nacional continúan en aumento pese a que dicha inversión no se ha traducido en una bajada de la delincuencia. La situación ha llevado a diversos sectores a reclamar públicamente que las Fuerzas Armadas tomen el control de la seguridad interna del país, algo que, al menos por ahora, tanto militares como gobierno rechazan tajantemente.

El balance deja claro el esfuerzo realizado por el gobierno para aumentar las capacidades técnicas y materiales de la fuerza policial debido a la crisis de seguridad que vive el país. No obstante, aunque la capacidad de respuesta y represiva de la policía ha aumentado significativamente, no se ha logrado prevenir el delito, por lo que únicamente se combate al delincuente una vez cometido el daño. Parte del problema parece radicar en el nuevo Código del Proceso Penal uruguayo, cuyos detractores califican de "poco lógico" por su laxitud. Esta peculiaridad del sistema judicial uruguayo ha generado muchos choques entre la Policía y los fiscales y jueces que condenan a los reos, pues los primeros consideran que se aplican condenas muy leves para los delitos cometidos mientras los segundos se ciñen al nuevo código penal.

Policía Nacional

 

El balance anual de la Policía muestra varios elementos interesantes. En el 2018 se demuestra una baja sustancial de los alumnos de la Dirección Nacional de Educación Policial que han alcanzado grados altamente satisfactorios bajando del 87,04% en 2017 al 47,46% en 2018. Sin dudas, y aunque no se menciona, esta baja sustancial en la performance de los alumnos impactará en su formación académica y profesional.

En relación a las horas de patrullaje del personal ejecutivo, también se marca una reducción importante del 90.57% en 2017 al 48.17%, mientras que el tiempo de respuesta a incidentes subió de 7,05 a 7,41 minutos.

Con respecto a los centros de reclusión, hubo 37 fallecimientos en 2018, de los cuales 18 fueron homicidios, ocho suicidios y el resto causas naturales. A nivel de procedimientos antidrogas, se incautaron 24 vehículos de cuatro ruedas, 31 motos y 52 armas. Las incautaciones de drogas fueron significativas, con 2.4 toneladas de marihuana, 586 kilos de cocaína, 169 de pasta base, 611 pastillas de éxtasis y 344 dosis de LSD entre otros.

La incautación de motos fuera de regla o robadas por parte de la Guardia Republicana llego a las 1.400 unidades entre otros procedimientos que incluyen la custodia de eventos públicos y operaciones especiales.

Para el futuro se tiene planeado el aumento de los sistemas de videovigilancia incluyendo tecnológica de reconocimiento facial, la desafectación del Instituto Nacional de Rehabilitación (sistema penintenciario) del Ministerio del Interior, agregar cámaras y radares de velocidad a las rutas nacionales y adquirir un cuarto helicóptero Robinson, en este caso modelo 66 Turbine, que permita alcanzar todos los rincones del país sin necesidad de reabastecerse. Esta unidad se sumará a las tres ya existentes en la Unidad Aérea de la Policía Nacional (UAPN).

Ejército

 

El Ejército Nacional, en su resumen anual, destaca que se ha logrado mantener operativo un 78,48% de la flota de vehículos tácticos, superando la meta del 70%, la instrucción del 100% del personal combatiente y la producción de 1.463.264 kg de explosivos, por encima de los 1.300.000 planeados.

También se manifiesta que no se registraron fugas en los establecimientos carcelarios sobre los cuales el Ejercito tiene la responsabilidad de la guardia perimetral y que, a finales de 2018, 838 efectivos se encontraban desplegados fuera del país en distintas misiones.

Se destaca que las metas que no fueron alcanzadas son todas por escasez de recursos presupuestales y que se manifiesta una tendencia progresiva a la perdida de capacidades para el eficaz cumplimiento de la misión encomendada por la Constitución debido a la falta de financiamiento.

Armada

 

La Armada Nacional, por su parte, manifiesta que durante el año 2018 se detectaron cinco buques extranjeros en infracción, en un total de tres patrullas de control de aguas jurisdiccionales, de los cuales uno solo pudo ser detenido. Se informa que la escasez de medios, tanto navales como aéreos, hace muy difícil cumplir con la tarea encomendada.

Durante el 2018, la Fuerza de Mar, que encuadra a los buques mayores, apenas tuvo un 33% de naves en estado operativo y, de esas, ninguna se encuentra al 100% de sus capacidades. Se navegaron 234 días del año, con un total de 25.585 millas navegadas sin que se alcanzase la meta de 240 días de disponibilidad de un buque para tareas hidro-oceanográficas (solamente se llegó a 157 días).

La carencia de helicópteros en orden de vuelo significo que no se llegara a los 240 días de disponibilidad de este tipo de aeronaves, pero la llegada de las tres Cessna O-2A Skymaster donadas por Chile ayudo a que se alcanzaran las 419 horas de vuelo, alcanzando la meta planteada.

En relación a los operativos SAR se rescato con vida el 96% de las vidas en peligro, con 182 incidentes SAR y 638 personas asistidas. La llegada de dos nuevos navíos de rescate, procedentes de Alemania, ayudaron a recuperar algunas capacidades SAR.

Para finalizar se manifiesta que se esperan para el 2019 los dos helicópteros Agusta/Bell 412 adquiridos en Italia, adquirir un sistema de control de tráfico marítimo VTS del tipo modular, que permita ir agregando estaciones a medida que los recursos lo permiten y la búsqueda de buques de segunda mano hasta que se concrete la posibilidad de adquirir tres buques de patrulla oceánica como también helicópteros de entramiento.

Fuerza Aérea

 

La Fuerza Aérea, al presentar su balance, informa que de las 79 aeronaves que posee a finales de 2018, apenas el 36% estuviese operativo, desglosadas en cinco de las 17 de combate, cuatro de las once de transporte, tres de los 12 helicópteros, nueve de las 19 de enlace y ocho de los 20 de instrucción.

Se destaca que se cumplieron 92,3 de 100 horas de vuelo en actividades aerofotogrametricas, 131 horas de vuelo en prevención y combate de incendios, siniestros e inundaciones y se renovó el contrato con ONU para la provisión de dos helicópteros y 46 efectivos desplegados en la República Democrática del Congo. Del total de 7.500 horas planeadas para 2018, apenas se llego a 6.980.

La falta de medios en orden de vuelo y la escasez de recursos atentaron contra las metas trazadas limitando seriamente las capacidades de la fuerza. Como metas se siguen solicitando refuerzos presupuestales para mejorar la operatividad y buscar mecanismos que permitan la adquisición de aeronaves interceptadoras.   

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje