menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa

Manuel Pizarro (Bersa): “Exportamos el 90% de lo que producimos”

Las armas en la fábrica de Bersa. Foto: Bersa

Las armas en la fábrica de Bersa. Foto: Bersa

29/01/2021 | Buenos Aires

Agustin Larre

Bersa es la única fábrica de armas de Argentina. Infodefensa.com conversó el director comercial de la empresa, Manuel Pizarro, quien detalló cómo está atravesando la pandemia la compañía, qué efectos negativos les trajo y cómo los superaron.

Además, Pizarro explicó que la firma busca duplicar su producción y expandirse al mercado internacional, tanto en el sector civil como en el de seguridad. Para eso, actualmente, Bersa se encuentra participando en licitaciones internacionales en las que se tiene mucha expectativa.

A nivel regional, entre los mercados en los que se busca expandir su presencia destacó a Brasil: “Es un mercado en el que tenemos mucha expectativa para este y los próximos años”.

Por último, el director comercial de Bersa reveló detalles del próximo lanzamiento de la empresa y sus proyectos para el futuro cercano. Según adelantó, se trata de una pistola de polímero full size de aguja lanzada. “Deberíamos estar lanzándola para mediados de año”, señaló.

¿Cuánto tiempo estuvo parada por completo la fábrica por el confinamiento?

Muy poco. Creo que estuvimos las primeras dos o tres semanas,, pero nosotros al ser proveedores de las Fuerzas de Seguridad enseguida tuvimos que brindar apoyo.

¿Cómo está funcionando actualmente la fábrica?

Hoy estamos bastante bien. Hemos tenido etapas un poco más complicadas el año pasado. Estamos trabajando con un 20% menos de empleados que son los de riesgo, que no vienen a trabajar desde marzo como todas las personas mayores de 60 años o con enfermedades preexistentes. Muchos de esos puestos no nos quedó otra que reemplazarlos. Cambió mucho la forma de trabajar: con protocolos, toma de temperaturas, los turnos de almuerzo pasaron de tres a ocho para que no estén todos juntos, se desinfecta todo entre turno y turno. Viviendo una nueva realidad, pero ya más acostumbrados. Te diría que la pandemia nos golpeó más en cuanto a los proveedores que a nosotros.

¿Hay algún insumo que sea difícil de conseguir por las restricciones o por la situación económica?

Tuvimos problemas con materia prima importada. Nuestra materia prima viene de Italia, Turquía y España. Son países que han tenido lockdowns totales, y todo eso ha retrasado lo que es la cadena de entrega. Entonces nos hemos encontrado con bajos niveles de materia prima.

¿Lo reemplazaron con materia prima local?

Nosotros estamos en una fuerte etapa de tratar de cambiar las materias primas internacionales por locales, aunque hay cosas que es imposible porque no existen. Pero nosotros siempre tenemos stock de seguridad de materia prima, entonces nunca nos llegó a parar pero sí a bajar el ritmo. Adelantamos vacaciones y bajamos el ritmo para no tener que parar. Proveedores locales tenemos muchísimos, alrededor de 200, pero que también sufrieron lo mismo que nosotros.

¿Cuánto la afectó en términos de producción en relación al 2019?

El efecto de la pandemia se sintió en la producción porque estaba proyectado aumentar la capacidad y no se aumentó. Nos mantuvimos estables con la misma cantidad que en 2019. Aproximadamente 75.000 armas. Hoy estamos en un plan de ampliar esa capacidad. En estos últimos meses hemos contratado personal y estamos con proyecciones de contratar más en los próximos meses. Nuestra idea es duplicar la producción del 2019. Siempre y cuando no tengamos problemas con la pandemia.

¿Se puede decir que económicamente está bien comparada a lo que le tocó a otras?

La verdad es que no nos podemos quejar. Pero claramente no se cumplió ninguna proyección. Ni de producción ni de ventas. Porque a pesar de que nosotros estuvimos abiertos, lo que es el mercado civil, las armerías, estuvieron cerradas varios meses. Después se encontraron con otras dificultades, como que no salían los trámites porque el organismo estaba cerrado por la Covid-19. Así que las ventas cayeron. En facturación estuvimos igual que el año pasado, pero hay que considerar la inflación (N del R: 36,1%, según fuentes oficiales). Y después en lo que también nos impactó mucho fue en las exportaciones. Nosotros somos una empresa netamente exportadora. Hoy estamos exportando más del 90% de lo que producimos, pero con muchas dificultades en la logística porque al no haber vuelos regulares no se consiguen fletes o son muy costosos y no se justifica. Al único lugar al que le seguimos vendiendo regularmente es a Estados Unidos porque es un lugar con el que siempre hay un canal abierto. Teníamos exportaciones para el mercado civil de Polonia y Alemania, pero están cerrados totalmente y se frenó. En Polonia los costos de flete son altísimos y no se justifica.

¿Realizan exportaciones destinadas a las Fuerzas de Seguridad de otros países?

La gran mayoría de nuestras exportaciones son para el mercado civil, ya que el grueso de los países requieren que las armas de las Fuerzas sean nacionales. Hay países que no tienen industria nacional y sí se nutren de importaciones.

En 2017, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adquirió armas italianas…

Porque eso acá no pasa, y yo me peleo con todos. La ciudad de Buenos Aires tiene un 60% de armas nuestras que heredó de la Policía Federal, y el restante fue adquirido a Italia a través de contratación directa, si bien nuestros productos son más baratos. Nosotros ahora estamos en una licitación para Suecia y Noruega. Son dos países que se unieron para hacer una licitación de cambio de armamento. En esos países sí participamos.

¿Cuándo cree que se va a resolver esa licitación?

Es una licitación larga, sin fecha. Nosotros ya presentamos la voluntad de participar y las especificaciones. Ahora se viene toda una etapa de varios meses de pruebas y análisis.  Supongo que lo van a resolver para fin de año y la compra empezaría en 2022. Para nosotros es una inversión de tiempo, una apuesta, pero qué más lindo que las policías de Suecia y Noruega usen nuestros productos.

¿Con qué modelo de arma participan de la licitación?

Estamos con la TPR y la Compact. La TPR compacta sería la subcompacta que es la que ellos proponen por la capacidad de munición y después la BP 9, porque quieren una muy compacta para los civiles. Son las tres versiones con las que nos estamos presentando.

¿A qué otro mercado apunta Bersa?

Nosotros siempre estamos participando de estas licitaciones internacionales. A veces se nos hace difícil porque somos una empresa chica. Nuestra área comercial es chica y hay que viajar… es mucho más costoso para nosotros. A nivel regional tenemos a Brasil, un mercado en el que tenemos mucha expectativa para este y los próximos años porque se está abriendo. Se están modificando las normas. Hoy los brasileños pueden acceder a calibres grandes que estaban restringidos. Igualmente, Brasil es un país bastante proteccionista y se están abriendo tímidamente, esperamos que siga creciendo porque podría ser un muy buen mercado. Además, estamos con algunas tratativas con India, hablando con la fábrica de armas de ellos. Abrieron una licitación hace unos años que después se frenó y desde ahí que seguimos en contacto. La idea de ellos es abrir una licitación internacional también para producir bajo licencia.

¿Prevén nuevas ventas a las FFSS argentinas en el futuro próximo?

Ahora no hay ninguna licitación abierta. Sé que necesariamente todas las Fuerzas grandes necesitan hacer una compra mínima de reposición, y por los egresos. La Policía Federal, la Policía de la provincia de Buenos Aires, la de Córdoba, la de Santa Fe… La ventaja principal que tenemos con la competencia es nuestra garantía de por vida. Nosotros les proveemos piezas, soporte de por vida. Nos pasa que hay Fuerzas que tienen pistolas nuestras de más de 25 años.

¿No debería haber una renovación obligatoria luego de determinada cantidad de años?

En Argentina no hay tiempo determinado. Mundialmente no supera los diez años, con un promedio de seis años. En Argentina hoy te encontrás con pistolas fabricadas por Fabricaciones Militares en los años 60. Generalmente, los reemplazos son por falta de funcionamiento, extravíos o porque egresa gente nueva… No hay ningún plan en las Fuerzas de renovación constante de armas. No existe eso.

¿Prevén el lanzamiento de nuevas armas?

Nosotros estamos por lanzar dos modelos nuevos. Un modelo que sería una pistola de polímero full size, que ya la venimos prometiendo hace un año. No salió a la luz por el tema de la pandemia. Se llama BP Full Size (Bersa Polímero Full Size) y es una pistola de aguja lanzada (striked fired) de gran capacidad. De 17 tiros, con cuerpo de polímero y backstrap. Es una buena pistola moderna y el precio no va a estar muy lejos del de nuestros modelos tradicionales. De no tener complicaciones, deberíamos estar lanzándola para mediados de año. Hoy estamos con los trámites de homologación, una vez que salgan esos trámites ya estaríamos en condiciones de comenzar a producir. Este modelo nos permitirá competir un poco más en lo que es Fuerzas de Seguridad a nivel internacional. Hoy estamos con un gran énfasis en abrir mercados con Fuerzas de Seguridad internacionales.

¿Cuáles son las expectativas de la empresa para 2021?

Tenemos buenas expectativas para 2021, si la Covid-19 nos lo permite. El mercado americano es un mercado que está necesitado de armas y nosotros estamos ampliando nuestra capacidad productiva. Como te decía, queremos duplicarla, queremos contratar aproximadamente 40 personas en los próximos meses. Estamos incorporando maquinaria nueva. Somos una empresa que siempre estamos buscando la última tecnología y comprando centros mecanizados nuevos, robots… Ahora estamos incorporándolos en la parte del acabado final del arma, lo que es el pulido. Próximamente vamos a estar incorporando un robot para la pintura, o sea la terminación del arma. Es nuestra manera de mantenernos competitivos a nivel mundial. Creo que es un poco el éxito de Bersa de todos estos años. Se mantuvo competitiva a nivel internacional, porque el mercado argentino de armas es muy chico. Sobre todo para una empresa que quiere hacer entre 15.000 y 18.000 armas por mes.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje