menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Patrulleros oceánicos

Navantia "confía" en participar en el futuro concurso de Uruguay para la compra de OPV

BAM de la Armada Española construidos por Navantia. Foto: Archivo

BAM de la Armada Española construidos por Navantia. Foto: Archivo

27/05/2021 | Madrid

El Gobierno español ha asegurado que Navantia “confía” en participar en el futuro concurso de la Armada Uruguaya para la adquisición de patrulleros oceánicos y que, con este objetivo, la empresa ha mantenido reuniones con el Gobierno de Uruguay, a lo largo de 2020, en la que se presentaron los productos del astillero que mejor se adecúan a las necesidades del país sudamericano.  

Además, el Ejecutivo español, consultado al respecto por el partido Vox en el Congreso de los Diputados, destacó que  la voluntad de Uruguay de renovar los medios de su Armada y, en concreto, de adquirir patrulleros oceánicos “podría constituir una buena oportunidad” para Navantia.

En este sentido, desde el gobierno del presidente Pedro Sánchez explicaron que España, y en particular su Embajada en Montevideo, continuarán con estas gestiones y darán seguimiento al proyecto uruguayo.

Buques multipropósito para Uruguay

 

A mediados de la década pasada, el poder político uruguayo encomendó a la Armada la búsqueda del navío que vendría a reemplazar a los buques mayores en base a un cambio doctrinario, dejando de lado el concepto de una fuerza naval con buques de guerra para ir hacia una con funciones más policiales.

El plan consiste en equipar a la Armada con navíos oceánicos multipropósito con una limitada capacidad bélica pero sí con ciertas características que permitiesen la patrulla de aguas azules, tener la posibilidad de embarcar un helicóptero y poseer una tripulación menor a la que precisa una nave de guerra.  

La Armada, después de dos profundos estudios técnicos que llevaron años en concretarse, llegó a la conclusión, en ambas ocasiones, que el navío elegido para la tarea sería el OPV 80 de la firma alemana Lurssen, seguido por el también alemán OPV 80 de Fassmer, el DCNS L’Adroit francés tercero y cuarto, más rezagado, el CSOC P18N de China.

Si bien desde 2020, con la llegada del nuevo gobierno, en múltiples oportunidades tanto el presidente, Luis Lacalle Pou, como el ministro de Defensa, Javier García, reafirmaron el compromiso de que se deben buscar soluciones para recambiar el equipamiento de la Armada, la pandemia del Covid-19 ha atestado un gran golpe a cualquier plan inmediato de acción.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje