menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Alion quiere anular la decisión emitida en octubre

La elección canadiense de la fragata Tipo 26 acaba ante el juez

Representación de una fragata Tipo 26. Imagen: BAE Systems

Representación de una fragata Tipo 26. Imagen: BAE Systems

26/11/2018 | Madrid

G.S. Forte

La victoria de BAE Systems y Lockheed Martin en el programa canadiense CSC de nuevas fragatas aún no está del todo clara. La firma local Alion Canada ha solicitado al Tribunal Federal que anule la decisión de adjudicar el contrato, valorado en 40.000 millones de dólares, por no cumplir con los requisitos exigidos en este programa al que la compañía española Navantia también ha optado, con un modelo basado en la fragata F-100.

Alion Canada formaba equipo junto a la compañía neerlandesa Damen y la griega Atlas para tratar de hacerse con este ambicioso proyecto de construcción de 15 nuevos buques.

Dos meses antes de que el pasado octubre se conociese el nombre del ganador, Infodefensa.com recogió el temor que se había extendido en el sector a que las autoridades canadienses estuvieran tratando de amañar el proceso para adjudicar el contrato a la opción liderada por BAE.

Según la reclamación presentada por Alion ante el tribunal, la opción de la fragata británica Tipo 26 ha resultado elegida pese a haber sido “incapaz de tres requisitos claves obligatorios”. De acuerdo con el texto, el modelo presentado por BAE y Lockheed no puede cumplir con las exigencias de velocidad exigidos por la Armada Real de Canadá, por lo que tanto la Administración del país como los astilleros locales Irving, que se encargará de supervisar la construcción de las naves ganadoras, deberían haberlo rechazado.

Además, añade Alion, la licitación de diseño se llegó a modificar en 88 ocasiones en los menos de dos años que se estuvo considerando, de modo que los cambios “diluyeron efectivamente los requisitos” hasta que fue posible elegir “una plataforma de diseño no probado”, en contra del espíritu del programa, que pretendía un “diseño maduro” como solución más rápida y barata. La Tipo 26 es la única de las tres candidatas que no se encuentra en servicio. Además de la F-100, en servicio con la Armada española y, en otras versiones, también con Noruega y Australia, el equipo de empresas del que forma parte Alion Canada presentó al programa la fragata diseñada en Holanda De Zeven Provinciën, también conocida como LCF, de la que cuatro unidades operan en la Real Armada neerlandesa desde la década de 2000.

La reclamación ante los tribunales pone en duda que el contrato de diseño completo de la fragata del programa CSC (siglas de Combatiente de Superficie Canadiense) llegue a firmarse antes del invierno, como estaba previsto. Ya no está claro tampoco que la construcción de las naves comience a principios de 2020, como marca el cronograma.

Sin contrato definitivo

 

Como apuntó entonces Infodefensa.com, la elección el pasado octubre de la fragata Tipo 26 para este programa aún no supone que se haya adjudicado el contrato definitivo, para lo que todavía quedan varias fases. Tras su elección, el Gobierno de Canadá pasa a negociar con las empresas del equipo ganador los derechos de propiedad intelectual. Además debe evaluar el rendimiento de los sistemas de combate y comprobar la capacidad financiera de la alianza ganadora para ejecutar el proyecto, entre otras verificaciones de carácter administrativo previas a una firma definitiva.

De este modo ya estaba previsto que si la elegida en primera instancia no demuestra con éxito a Canadá y a los astilleros Irving Shipbuilding que cumple con todos los requisitos convenientemente, su puesto lo deberá ocupar el siguiente candidato mejor posicionado, que pasará entonces a ser el preferido para acabar construyendo las 15 fragatas.

Infodefensa.com informó el pasado agosto del temor que ya entonces afloró entre los otros dos candidatos por un posible amaño para acabar eligiendo al grupo encabezado por BAE Systems y Lockheed Martin. Las sospechas emergieron a cuenta de la introducción de unos cambios por parte del Gobierno canadiense en el proceso.

A mediados de ese mes se informó de que las compañías tenían una segunda oportunidad para adecuarse plenamente a los requisitos del concurso si no cumplían con ellos. Hasta aquel momento, las empresas esperaban que se empleara un proceso descrito previamente para dar la oportunidad de solucionar problemas con las ofertas.

Las demás competidoras ya apuntaron entonces que el buque propuesto por BAE Systems y Lockheed Martin no podría satisfacer las necesidades canadienses, y que por eso se les estaba dando más opciones para mejorar su propuesta.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje