menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El buque Sydney se basa en la fragata F-100 española

Navantia ultima la entrega del último destructor AWD a Australia

Destructor de la clase AWD australiana. Foto: ASC

Destructor de la clase AWD australiana. Foto: ASC

21/02/2020 | Madrid

Infodefensa.com

El buque ‘AWD NUSHIP Sydney’ ha obtenido el certificado de aceptación provisional, paso previo a su entrega a la Armada Real Australiana. Se trata de la tercera y última unidad del programa de destructores antiaéreos del país (conocidos por las siglas en inglés AWD). El hito llega 13 años después del inicio del proyecto y tras cuatro desde que Navantia Australia fue designada para el Programa de Reforma de los AWD (Air Warfare Destroyer).

La construcción de los AWD fue encargada a ASC y al contratista de defensa Raytheon Australia. La primera tiene como subcontratistas a las británicas BAE Systems y Forgacs y a la española Navantia.

Navantia, como diseñador de la plataforma, ha sido la encargada de emitir el certificado final de Diseñador del AWD, que será el documento que se entregará al Gobierno australiano como parte del proceso de cierre.

El director general de Construcción Naval, el comodoro Steve Tiffen, ha elogiado al personal involucrado en el programa mediante un correo electrónico en el que afirma que el NUSHIP Sydney “es el barco más completo, capaz y con mayor calidad de acabado de la clase Hobart”, como se denomina a estos buques.

Navantia Australia se ha encargado de prestar servicios de apoyo a ASC Ship Building desde diciembre de 2015, tras haber ganado un concurso, como resultado de la Estrategia de Reforma de los AWD del Gobierno de Australia. Esta estrategia de reforma recomendó previamente la incorporación urgente de un equipo experimentado de gestión en ASC para mejorar la productividad de la construcción naval.

Fuera de la lista de “proyectos preocupantes”

 

Desde el nombramiento de Navantia Australia, el programa AWD fue eliminado de la lista de "proyectos preocupantes” de la Oficina Nacional de Auditoría de Australia, y los tres buques se entregaron según lo programado en tiempo y coste.

Finalmente, en 2017, Navantia Australia se convirtió en la autoridad de diseño para la clase Hobart. Esta firma presta en la actualidad servicios de diseño e integración de sistemas de plataforma, como parte del contrato de apoyo al ciclo de vida y mantenimiento de los buques durante su servicio con la Royal Australian Navy (Armada Real Australiana).

Australia firmó en 2007 con el astillero español Navantia un contrato de 285 millones de euros para la adquisición del diseño, la transferencia de tecnología, la asistencia técnica y distintos equipos y servicios para la construcción de estos buques basados en las F-100. Igualmente también contrató a Navantia la construcción adicional de distintos bloques de los barcos. Posteriormente la compañía española volvió a aumentar su participación en el proyecto.

Cuando era ministro de Defensa, David Johnston llegó a calificar el programa AWD como “uno de los proyectos de defensa más grandes y complejos llevados a cabo en la historia de Australia”. Estos nuevos destructores, de 7.000 toneladas y casi 147 metros de eslora, están preparados para alcanzar los 28 nudos de velocidad.

La primera unidad, bautizada Hobart, como toda la clase, fue entregada a mediados de 2017. La segunda, el Brisbane, presta servicio desde el año pasado, y el Sydney ultima ahora los preparativos para su entrega este año. Los tres componen “los buques de guerra más nuevos y letales en la historia de la Marina” australiana, según el Ministerio de Defensa del país.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje