El nuevo caza entrenador de EEUU ya acumula más de un año de retraso
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Plataformas >

El nuevo caza entrenador de EEUU ya acumula más de un año de retraso

Avión entrenador de Boeing y Saab. Foto: Saab
|

Apenas cuatro meses después de que entrase en la línea de montaje el primer avión de entrenamiento T-7A Red Hawk, desarrollado para la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), el producto ya acumula entre 15 y 18 meses de retraso estimado. Lo ha revelado la USAF, que estima ahora que el programa alcanzará en el último trimestre de 2023 su revisión del programa de preproducción, conocida como Hito C. Sin embargo, la previsión inicial apuntaba que ese momento llegase en el tercer trimestre de 2022.

De acuerdo con la información recogida por la revista estadounidense Aviation Week, el retraso previsto se debe a problemas de escasez de piezas, a demoras en el diseño inicial y al descubrimiento de algunos imprevistos en las alas del avión. El cronograma inicial contempla que los primeros T-7A Red Hawk entrarán en servicio en torno a los años 2023 y 2024.

El T-7A Red Hawk es un desarrollo en el que participan la firma estadounidense Boeing. junto a la compañía sueca Saab. La USAF adjudicó a Boeing en septiembre de 2018 un contrato de 9.200 millones de dólares para el suministro de 351 aviones de entrenamiento avanzado y 46 simuladores de entrenamiento en tierra asociados. La socia europea del programa, Saab, se encarga de proporcionar el fuselaje de popa del modelo.

El modelo ganador de Boeing y Saab voló por primera vez a finales de 2016, como informó entonces Infodefensa.com. La USAF contempla ampliar su compra hasta 475 aeronaves y 120 simuladores. El Red Hawk se encuentra en una posición ventajosa frente a futuros concursos internacionales, dada la popularidad internacional del F-35, uno de los cazas cuyos pilotos se entrenarán en el nuevo modelo, y que en las próximas tres décadas está previsto fabricar en torno a 2.500 unidades.

Con estos aparatos se va a sustituir la antigua flota de reactores de entrenamiento T-38 Talon. Los nuevos T-X se encargarán de preparar a los futuros pilotos para los cazas de quinta generación F-22 y F-35 Joint Strike Fighter (JSF).



Recomendamos