Gral. A. Merino Chile: "Es un deber para la Fuerza Aérea buscar iniciativas en tecnología e innovación" 2
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

Gral. A. Merino Chile: "Es un deber para la Fuerza Aérea buscar iniciativas en tecnología e innovación" 2

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general del aire Arturo Merino. Foto: FACh
|

Viene de Gral. A. Merino (Chile): "Contamos con una flota de combate con un alto nivel operacional" (1)

En esta segunda y última parte de la entrevista al comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, indagamos en la trayectoria profesional del general Merino, quien inició su carrera como piloto de combate en el Grupo de Aviación Nº 1.

Además, el comandante de la FACh asegura que la insttitución estudia constantemente "los distintos avances a nivel mundial en cuanto a plataformas, técnicas, tácticas y evalúa permanentemente su pertinencia de incorporación de acuerdo a la realidad nacional".

¿Cuál ha sido su formación relacionada a los aviones de combate y Grupos de Aviación de la Fuerza Aérea de Chile?

Al igual que todos los pilotos de combate de la Fuerza Aérea de Chile, mi proceso de formación se inició en Iquique el año 1981, en el histórico Grupo de Aviación N° 1, asentado en la Ia Iª Brigada Aérea. En dicha unidad realicé el curso Táctico de Combate, etapa en la que los instructores del material aéreo me entregaron todos los conocimientos, técnicas y herramientas que permitieron desempeñarme como piloto de guerra en aeronaves de combate de la Institución. Recuerdo perfectamente que dicha formación la realicé en aviones A-37 Dragonfly, una legendaria aeronave que cumplía en aquella época con todos los requisitos para esta importante etapa formativa. Luego de dar término satisfactorio a este curso, me gradué y obtuve la tan anhelada piocha roja que nos convertía en pilotos de guerra de la Fuerza Aérea. A partir de ese momento inicié un período lleno de logros y satisfacciones como piloto de combate. Mi primera destinación a una unidad táctica que poseía aeronaves de combate fue el Grupo de Aviación N° 8, asentado en la Vª Brigada Aérea, en Antofagasta. En dicha etapa de mi carrera, volé aviones Hawker Hunter MK-71 y efectué el curso de Instructor de Pilotos de Ataque (IPA).

¿Y más tarde?

En 1984, fui destinado al Grupo de Aviación N° 4, unidad que en aquel entonces pertenecía a la IIª Brigada Aérea, ubicada en la Base Aérea Pudahuel. Guardo muy gratos recuerdos de mi paso por la que fue considerada la unidad de combate más potente que tenía la Fuerza Aérea en ese momento y que en 1986 se trasladó a la IVª Brigada Aérea en Punta Arenas. Por aquellos años mis instructores me formaron como piloto operacional y de prueba de aviones de ala delta Mirage 50, que con el correr de los años y después de una serie de modificaciones se convertirían en Mirage Pantera. En mi rol como piloto de combate serví durante más de una década en este recordado grupo operativo. Asimismo, en el año 1989, la institución me designó para realizar el curso de vuelo del material Mirage F-103 en la Fuerza Aérea de Brasil, en la Base Aérea de Anápolis. Con el transcurso del tiempo, regresé nuevamente por dos años al Grupo de Aviación N° 4, a fin de continuar desempeñándome como piloto operacional e instructor de aviones Mirage Pantera. Finalmente, en el año 2011 tuve la oportunidad de realizar el curso especial de vuelo en material F-16 Block 50 en la Ia Iª Brigada Aérea. Haber cumplido funciones como piloto de aeronaves de combate de la Institución permitió mi íntegro desarrollo en el ámbito operacional, sin embargo, lo más importante y que rescato, es que a través de este tipo de acciones los aviadores militares que servimos incondicionalmente en la Fuerza Aérea de Chile, contribuimos las 24 horas del día y los 365 días del año al cumplimiento de nuestro principal rol en el ámbito de la defensa del país.

En relación a los Aviones de Apoyo al Combate, ¿la FACh estudia la renovación del EB-707 Cóndor?

Dada las condiciones topográficas del territorio nacional y las condiciones estratégicas en las cuales se realiza la vigilancia y control del espacio aéreo nacional, es necesario contar con sistemas de armas eficaces. Es por eso que la Fuerza Aérea de Chile de manera permanente está estudiando los distintos avances a nivel mundial en cuanto a plataformas, técnicas, tácticas y evalúa permanentemente su pertinencia de incorporación de acuerdo a la realidad nacional. Las capacidades AEW desarrolladas por la institución a lo largo de los años, dentro de las cuales se incluye el EB-707 “Cóndor”, por supuesto se mantienen en constante estudio, analizando nuevas opciones, identificando brechas y considerando todos los aspectos a cubrir, para dar continuidad y mantener estas capacidades, que son fundamentales para el cumplimiento de la misión de la Fuerza Aérea de Chile.

¿En qué estado se encuentra la incorporación de los dos C-130H Hercules adquiridos usados a EEUU?

El proyecto de los C-130, se encuentra en progreso con una serie de avances en su cumplimiento. La Fuerza Aérea espera que para fines de 2021 e inicios de 2022 las aeronaves ya estén operando en nuestra flota, aportando de manera directa a las distintas labores que realiza, principalmente en su rol de transporte estratégico y de ayuda a la comunidad. En este contexto, las aeronaves C-130 han sido un pilar fundamental en esta pandemia con el traslado de pacientes críticos entre regiones, como una manera de alivianar la carga hospitalaria en distintas zonas del país, a través de equipos mixtos, compuestos por personal médico del Ministerio de Salud y tripulaciones médicas de la Institución.

¿Y el proyecto presentado al Ministerio de Defensa Nacional para la adquisición de un avión de transporte mediano turbohélice?

Con respecto al proyecto de selección y adquisición de un avión de transporte mediano turbohélice, sigue en trabajo y se continúa evaluando las distintas alternativas que puedan cubrir las necesidades institucionales.

En 2018 el excomandante en jefe, general del aire Jorge Robles, informó sobre la fuga de pilotos de combate de la institución, a esta fecha, ¿pudo la Fuerza Aérea contrarrestar esta fuga?

Los últimos años, la institución ha implementado en la carrera profesional de los pilotos militares, incentivos no financieros y vocacionales, que dicen relación con especialización a través de cursos y capacitaciones en el país y en el extranjero, con el propósito de contribuir a su formación como pilotos y de esta forma, mitigar la fuga de pilotos de combate.

¿Qué está haciendo la FACh para mejorar la interoperabilidad con aviones de combate de otras Fuerzas Aéreas?

La institución realiza intercambio de pilotos con países amigos y participa de ejercicios aéreos internacionales. Sobre este último punto, en el país se realiza el Ejercicio “Salitre”, actividad de carácter multinacional donde participan Fuerzas Aéreas amigas de todo el mundo, con medios humanos y/o materiales. Asimismo, se considera la participación de países amigos como observadores.

¿Cuándo se contempla realizar el Ejercicio Multinacional Salitre?

La cuarta versión del Ejercicio Multinacional Salitre está siendo planificada para el último trimestre del año 2022. Sin embargo, la realización de este ejercicio estará supeditada al desarrollo y evolución de la emergencia sanitaria mundial producida por la propagación del SARS-CoV-2.

¿Qué países podrían asistir?

Está contemplado invitar a las Fuerzas Aéreas de Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Uruguay con medios aéreos y humanos; como también, observadores de Ecuador, Italia, Israel, México, Nueva Zelanda, Paraguay y Perú.

¿Cuán importante es Fidae para la FACh como plataforma de exhibición de aviones de combate?

Fidae es el evento aeroespacial de defensa y seguridad de mayor trayectoria y reconocimiento de no sólo de América Latina, sino que del mundo. Con más de cuatro décadas de historia, tiene un sello que la distingue, por ser la primera muestra organizada por una Fuerza Aérea y que además cuenta con el respaldo del Estado de Chile, por consiguiente, este trabajo que realizamos tiene una repercusión directa tanto en la imagen de la propia institución, como en la proyección de la imagen país a nivel internacional. Históricamente, las delegaciones oficiales que han participado de este evento, contemplan ministros de Estado, comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas e Instituciones Policiales de Latinoamérica y del mundo, así como también altas autoridades de los Comandos Conjuntos, Agencias Espaciales y Ministerios de Defensa y Ciencias, entre otros.

¿Ha influido este evento en la toma de decisiones de la institución para la incorporación de aeronaves de este tipo?

Al ser una “Feria Integral”, posee múltiples espacios de exposiciones para demostraciones, tanto aéreas como estáticas de aeronaves e ingenios aeroespaciales, conferencias especializadas del ámbito de la seguridad, defensa, de la aviación civil y militar, con participaciones destacadas de la OACI, IATA, etc., además de constituir un centro científico tecnológico de convocatoria para el ámbito espacial. En consecuencia, Fidae se ha consolidado como la plataforma ideal para que la industria aeroespacial, de defensa y seguridad, presente sus soluciones tecnológicas ante delegaciones y autoridades directamente relacionadas con la toma de decisiones. Dentro de estas soluciones tecnológicas, se incluyen fabricantes de las aeronaves de todo el mundo, permitiendo que tanto las diferentes delegaciones internacionales y sin duda, la Fuerza Aérea de Chile, consideren esta feria como fuente de información dentro de sus procesos de incorporación y/o modernización de flota de aviones de combate, transporte y helicópteros. Por otra parte, para los expositores de Fidae, su participación es del máximo interés por las posibilidades de participar en nuevos programas, abrir nuevas líneas de negocios en el mercado latinoamericano y entablar alianzas con compañías e instituciones gubernamentales de la región.

¿Qué desafíos tiene la FACh para la formación de los nuevos pilotos de combate?

El principal desafío es entregar un piloto de combate altamente capacitado y entrenado, para obtener el máximo de capacidades del sistema de armas que tendrá que operar. Para ello, es fundamental contar con la capacitación adecuada de instructores calificados en todo el proceso de formación del piloto de combate, de tal forma que la enseñanza de los nuevos pilotos garantice experiencia y conocimientos actualizados desde el punto de vista teórico práctico, incorporando además el desarrollo de herramientas con realidad virtual o aumentada para este proceso. De esta forma podemos asegurar que la institución está generando el mejor piloto, con todas las competencias requeridas para pertenecer a una Unidad de Combate de primera línea.

¿Cómo será el piloto de combate del futuro de la Fuerza Aérea de Chile?

El proceso formativo del piloto de combate en nuestra institución está en constante revisión hacia el futuro, con el objeto de contar con un piloto íntegro, con una sólida base de conocimientos técnicos y aeronáuticos, capaz de operar su aeronave con los más altos estándares de eficiencia, eficacia y seguridad. Para ello, junto con dar énfasis en aspectos teórico-prácticos del material de vuelo determinado, la formación a nivel Escuela Táctica busca en el perfil de egreso del Piloto de Combate, características únicas como: confianza, prudencia, trabajo en equipo, iniciativa y liderazgo, que permitan asegurar un desempeño acorde a los tiempos y complejos sistemas de armas del que serán los únicos responsables cuando estén en el aire en busca del cumplimiento de la misión.

¿El proyecto Pillán II permitirá adaptar nuevas tecnologías para la formación de pilotos?

Este proyecto tiene por objeto dar continuidad y mejorar las capacidades operativas aéreas de la Escuela de Aviación. Para ello, la institución se encuentra evaluando la implementación de un Sistema Integrado de Instrucción, compuesto de 40 aeronaves y Subsistemas Periféricos como: simulador de vuelo, estaciones de debriefing, estación de planificación de misión, Computer Based Training y determinador de aptitudes. Derivado de lo anterior, la Fuerza Aérea de Chile ha establecido que la instrucción teórica de los alumnos pilotos, instructores de vuelo y personal de mantenimiento de la aeronave, se realizará utilizando herramientas computacionales de apoyo, asistidas por recursos de “Realidad Virtual, Aumentada y Mixta”, mejorando la eficiencia y eficacia del aprendizaje. La incorporación del Sistema Integrado de Instrucción, incluirá Subsistemas Periféricos que acercarán al piloto alumno en forma temprana a tecnologías y procedimientos similares a los de aeronaves de última generación. Asimismo, en la aeronave se considera implementar un sistema de aviónica de última generación, que integre información de vuelo, de navegación y sistemas en pantallas multifunción (MFD), optimizando, además, su sistema de comunicaciones. Finalmente, para la adquisición de esta nueva aeronave, se está desarrollando un Estudio Básico de Inversión el cual establecerá las configuraciones definitivas de aviónica, de la Interface Hombre Máquina (“Man Machine Interface” - MMI), así como de la planta motriz del nuevo diseño, acorde a las performances que demanda la formación de los pilotos de la Institución en esta etapa.

La FACh participó en el simposio Artificial Intelligence For Air Warriors, ¿la institución contempla aplicar la Inteligencia Artificial en la aviación de combate?

Respecto a ese tema, es un deber para la Fuerza Aérea estar constantemente buscando iniciativas en tecnología e innovación, especialmente a través de aquellas tecnologías denominadas como disruptivas. El uso de la Inteligencia Artificial (IA) en los medios de combate es cada vez más una realidad en el mundo y la Fuerza Aérea no tiene por qué abstraerse de ello. Hoy esta tecnología y otras son estudiadas para su aplicación en el campo de batalla, como ejemplo de ello, son los esfuerzos que se están realizando en tecnología de telexistencia y uso de tecnología háptica en otros países. Por cierto, que la Fuerza Aérea está interesada en mantener una constante búsqueda de nuevas tecnologías que sean aplicables a los diferentes ámbitos de acción, no solamente en el ámbito de la Defensa, sino que también en otras en las cuales sean útiles este tipo de desarrollos, especialmente considerando la polivalencia de nuestros medios. Qué duda cabe que la aviación es sinónimo de desarrollo, tecnología, conocimiento e innovación.

¿Qué mensaje le entrega a los jóvenes que quieren ser pilotos de combate de la Fuerza Aérea de Chile?

Para todos aquellos jóvenes que deseen ser pilotos de combate, les quisiera señalar en primer lugar, que en la vida no hay nada imposible, por esta razón, el mensaje es que se atrevan a cumplir sus sueños, si se lo proponen, con esfuerzo y dedicación lograrán formar parte de las tripulaciones de combate de las aeronaves de la Fuerza Aérea de Chile. Sepan que una vez que estén en el aire, en aviones de última generación, podrán cumplir tanto con sus objetivos personales y profesionales, como también con el compromiso que caracteriza a los aviadores militares de la institución, de servir al país a costa incluso de nuestras propias vidas. Volar un avión de combate requiere de constante estudio, preparación, aprendizaje, disciplina, mucho esfuerzo personal y de un gran espíritu de superación. Sin duda, un desafío permanente para llegar a operar el cada vez más sofisticado material aéreo de combate, lo que los llevará a cumplir esos sueños que tal vez anhelaban desde niño. Deben tener en cuenta que cada objetivo que vayan logrando a lo largo de su carrera profesional y en particular, como operadores de estos sistemas de armas, permitirá mantener el nivel de alistamiento operativo que el país demanda a nuestra Institución en defensa de su soberanía, constituyendo además un legado para las futuras generaciones de pilotos que los sucederán. No olviden que ser aviador es un estilo de vida, una verdadera pasión y lo es más aún, si algún día llegan a ser un Oficial de la Fuerza Aérea de Chile y logran volar un avión de combate de la institución.

Agradecimientos al General del Aire Arturo Merino y al Departamento Comunicacional de la Fuerza Aérea de Chile.

Fotos 1 y 6: FACh. / Fotos 2 y 5: Issan Valenzuela. / Foto 3: USAF. / Foto 4: Óscar E. Aránguiz.



Recomendamos