Morenés: Hay que reprogramar, suprimir y renegociar el número de unidades
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

Morenés: Hay que reprogramar, suprimir y renegociar el número de unidades

Morenes8
|

(Infodefensa.com) Madrid – El ministro de Defensa Pedro Morenés afirmó que el presupuesto del departamento para 2012 será “un presupuesto de crisis” y señaló que la situación económica requiere “reprogramar” programas de armamento y en el caso de algunos contratos, suprimir o “renegociar el alcance numérico de las unidades”.

“Lo que puedo asegurar es que va a ser un presupuesto de crisis. No sé en que ámbito nos vamos a mover, pero si sé que tenemos que analizar todos los capítulos de gasto y revisarlo todo para adaptarlo al marco económico”, agregó Morenés en una entrevista al diario El Mundo, la primera desde su toma de posesión hace dos meses.

Morenés confirmó que Defensa tiene que elaborar el presupuesto del 2012 en “escasamente un mes” y reconoció que las advertencias del anterior gobierno sobre las consecuencias de las deudas provocadas por los programas especiales de armamento “responden absolutamente a la realidad”.

“Hay que reprogramar algunos contratos y, en su caso, habrá que suprimir otros y renegociar el alcance numérico de las unidades de los programas”, enfatizó.

Preguntado por la necesidad de que las empresas españolas de defensa se vuelquen en la exportación, contestó que es algo que deben hacer “siempre, independientemente de que aquí tenga un bien cliente o no". "Lo que vamos a hacer es apoyar a las empresas en el proyecto de exportación con la presencia del ministro y de quien haga falta”, aseguró.

No excluye recorte de personal

Respecto a posibles recortes en personal, Morenés contestó que se trata de buscar los capítulos cuyo recorte influya menos en la operatividad de las Fuerzas Armadas. “Porque unas FAS que no sean operativas no sirven para nada y son carísimas. Dicho esto, es cierto que en España hemos vuelto a una situación en la que gastamos mucho más en personal que en armamento y material, y eso no es bueno”.

A la pregunta de si, entonces, debían esperarse recortes de personas, el ministro agregó: “No estoy diciendo que esto quede excluido, lo único que digo es que tocaremos aquellos capítulos en los que la operatividad se vea menos afectada”.

“Sí le puedo decir –enfatizó- que nuestras Fuerzas Armadas tienen que tender hacia lo que tienden otras: un tamaño razonable, enorme flexibilidad y capacidad combinada”.

Morenés también dejó claro que habrá una revisión del despliegue geográfico de las Fuerzas Armadas, pero adelantó pocos detalles de cómo sería.

“Ante la demanda que se les hace de racionalización económica y sacrificio, las Fuerzas Armadas españolas están analizando sus estructuras para hacerlas más ligeras económicamente. Y debo decir que eso genera resistencias de los sitios en los que están porque un cuartel genera riqueza. Y es una riqueza que públicamente  se reconoce poco. Cuando se pregunta a los españoles, dicen que las Fuerzas Armadas son la institución del Estado de más credibilidad, pero cuando se les pregunta a continuación de dónde hay que recortar, dicen que de las Fuerzas Armadas”.

Posible cierre de cuarteles y destructores

En relación con el posible cierre de acuartelamientos, reconoció que es un “asunto delicado”. “La Defensa es un asunto delicado, pero tiene el presupuesto que tiene. No estoy diciendo que la sanidad y la educación no sean importantes. Pero la seguridad es otra de las bases a partir de las que hay que construir una sociedad, porque sin seguridad no hay sociedad, así de claro”, concluyó.

Por último, Morenés adelantó que hay que modificar el actual acuerdo de defensa con Estados Unidos para incluir, entre otras cosas, la colaboración española al escudo contra misiles. “Sí hay que modificarlo –dijo-. Hubo discusión inicial sobre si había o no que hacerlo, pero hay que hacerlo. La parte jurídica norteamericana tenía sus dudas, pero lo han aceptado”.

Asimismo, explicó que “si progresa adecuadamente la tramitación del convenio”, es previsible que los primeros destructores se desplacen a la base naval de Rota entre octubre de 2013 y septiembre de 2014. “Es, una vez más, una contribución de España a la defensa de la estabilidad mundial”, concluyó.



Recomendamos