SENER suministra el sistema de guiado y control de los satélites científicos Herschel y Planck
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
España >

SENER suministra el sistema de guiado y control de los satélites científicos Herschel y Planck

Sener
|

04/05/2009 (Infodefensa.com) - SENER se ha convertido en la primera empresa española que es responsable de un sistema completo de guiado y control de un satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) en una misión científica, el Planck. Este satélite se lanzará el 14 de mayo junto a otro satélite europeo, el Herschel, los cuales estudiarán el origen del Universo y la formación de galaxias y estrellas.

Dentro del consorcio de empresas que participan en esta misión, SENER es responsable del sistema completo de Control de Actitud y Órbita (AOCS/GNC) del satélite Planck y de parte de los elementos comunes a ambos satélites instalados en el sistema AOCS/GNC de Herschel.

Este sistema se encarga de llevar a los satélites a las posiciones deseadas (órbita) y mantenerlos con los perfiles de apuntamiento y estabilización adecuados (actitud), además de corregir cualquier desviación que se produzca. El sistema de estabilización espinada que se usa en el caso de Planck hace que el continuo y lento movimiento del satélite permita obtener información a lo largo de un anillo completo de la esfera celeste en cada espín (en cada giro completo sobre sí mismo) del vehículo, hasta configurar un mapa exhaustivo del Espacio profundo.

El apuntamiento del satélite y del telescopio, así como su barrido, están medidos, determinados y controlados por el sistema del que SENER es responsable y que incluye equipos sensores, ordenador, lógica de decisiones, software y equipos actuadores para su control. Cabe resaltar que el sistema AOCS/GNC es uno de los componentes más críticos en cualquier satélite y uno de los mas complejos y delicados, puesto que un fallo final del sistema supondría la pérdida de la misión, por lo que su relevancia técnica es máxima. Por este motivo el sistema está diseñado de forma que resista cualquier tipo de fallo. El sistema AOCS/GNC, responsable de posicionar y mantener los satélites en su órbita y con su apuntamiento.

El Planck estudiará su origen a partir de la Radiación Cósmica de Fondo (Cosmic Microwave Background: CMB en sus siglas en inglés), esto es, la radiación residual de la primera radiación que existió en el Universo tras el Big Bang, que permanece aún en el espacio. Con Planck, los astrónomos esperan investigar y ratificar las teorías del nacimiento y evolución del Universo, remontándose unos 14 mil millones de años, hasta el principio del tiempo y el espacio tal y como lo conocemos actualmente. Por su parte, Herschel será el mayor telescopio científico de su clase, capaz de cubrir el espectro de ondas desde el infrarrojo-lejano a las ondas sub-milimétricas, elaborando un estudio significativamente más amplio que cualquier otro realizado hasta la fecha en ondas de radiación infrarroja. De este modo, investigará cómo se formaron las estrellas y las galaxias y cómo continúan formándose en tiempo presente.

Herschel y Planck serán lanzados conjuntamente en un Ariane-5, en una configuración de lanzamiento dual. Una media hora después se separarán para situarse en sus respectivas órbitas, ambos a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de distancia de la Tierra (casi 4 veces mas lejos que la Luna), en un punto del espacio llamado ‘L2' o segundo punto de libración de Langrange, en la línea que une Sol y Tierra y en dirección al exterior del Sistema Solar. En esta posición se consigue proteger los satélites de la radiación que emiten el Sol, la Tierra y la Luna, para evitar interferencias en las mediciones y permitir que los equipos puedan operar a las temperaturas extremas mencionadas.



Recomendamos