Australia solicita oficialmente a Navantia ofertas para la adquisición de lanchas de desembarco
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Australia solicita oficialmente a Navantia ofertas para la adquisición de lanchas de desembarco

Lanchas
|

10/05/2009 (Infodefensa.com) - El Ministerio de Defensa de Australia ha solicitado oficialmente a la compañía española Navantia ofertas para la adquisición de lanchas de desembarco LCM 1E, similares a las doce que han salido ya de sus astilleros de San Fernando-Puerto Real (Cádiz) para el Juan Carlos I de la Armada española.

El ministro australiano de Defensa, Joel Fitzgibbon, anunció la aprobación del contrato para la adquisición de "un número" de lanchas de desembarco destinadas a los dos buques de asalto anfibio clase CANBERRA (Landing Helicopter Dock (LHD) actualmente en construcción bajo diseño español.

"Durante esta fase del proyecto, Defensa solicitará oferta a Navantia para la construcción y entrega de lanchas de desembarco LCM-1E. Estas lanchas están diseñadas para interoperar con los LHD clase CANBERRA y actualmente están en servicio en la Armada española", declaró Fitzgibbon en un comunicado escrito.

Una decisión final sobre las LCM-1E, agregó, será tomada por el Gobierno australiano en 2010, una vez el Ministerio de Defensa "haya desarrollado un análisis más completo con la información de costes facilitada y haya estudiado las ofertas presentadas por Navantia. También se considerará la opción de que las LCM-1E se construyan en Australia", concluye.

Fitzgibbon explicó que las futuras lanchas de desembarco deben ser capaces de transportar equipo pesado embarcado en los buques, incluido el nuevo carro de combate M1A1 Abrams, actualmente en servicio en las Fuerzas Armadas australianas.

Diez lanchas

El comunicado del Ministerio de Defensa australiano no específica cuantas lanchas de desembarco podría ser adquiridas pero fuentes de los astilleros públicos españolas habían señalado anteriormente que esperaban un pedido de 10 unidades. Por otra parte, el diario gaditano La Voz afirmó que el contrato será por ocho lanchas de desembarco.

La empresa española entregó a las autoridades australinas la primera información sobre sus lanchas de desembarco en enero del año pasado y hasta ahora no había recibido una respuesta positiva al respecto.

Las LCM-1E cuentan con una eslora de 23,30 metros. Manga de trazado de 6,40 metros; puntal de cubierta de carga de 1,60 metros; calado medio a plena carga 1,06 metros y desplazamiento a plena carga de 111 toneladas. La velocidad máxima en lastre es de 22 nudos (económica de 12 de nudos). Autonomía de 190 millas a 12 nudos. Medios de navegación y de visión nocturna para operar en todo tiempo.

Propulsadas por dos motores diesel y dos hidrojets, empleados también para el gobierno del buque, el casco y la cubierta de carga son de acero con rampas de desembarco a proa y popa.

La embarcación es capaz de embarcar, transportar y desembarcar tanto en playa como en dique una carga unitaria de 62,5 toneladas o 100 de carga distribuidas, lo que le permite, por ejemplo, cargar un carro de combate tipo Leopardo o M-60 A3, seis vehículos tipo Hummer, un obús ATP M-109 A2 y su vehículo municionador M-992, 2 blindados Piranha o 170 infantes.

Las nuevas lanchas de desembarco de Navantia han suscitado el interés de varios países debido al diseño, la velocidad y la maniobrabilidad que ofrecen.

Para conocer el comunicado de prensa completo del Ministerio de Defensa, descárguese el documento adjunto:



Recomendamos