La construcción del rompehielos Viel de la Armada de Chile registra un 50% de avance
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

La construcción del rompehielos Viel de la Armada de Chile registra un 50% de avance

El rompehielos en la grada de construcción de Asmar Talcahuano. Foto: Instagram antartica_cl
|

El rompehielos Almirante Óscar Viel de la Armada de Chile alcanza a la fecha un 50% de avance en su proceso de construcción en la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar).

El buque, cuya construcción se inició en agosto del 2018, es el proyecto más grande y complejo en la historia de Asmar y el primero de su tipo que se produce en un astillero del Pacífico Sur. Realizará tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las bases y estaciones científicas de Chile en la Antártica.

El rompehielos Almirante Viel es un codiseño conjunto entre Vard Marine, Asmar y la Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada (Diprida) de acuerdo a las necesidades de la Marina de Chile. La etapa de diseño básico se realizó en 22 meses de trabajo y contempló una transferencia tecnológica de conocimiento entre las partes.

En imágenes publicadas en redes sociales, es posible apreciar un importante avance en la construcción de la obra viva y trabajos en la zona del puente del rompehielos cuyo casco contará con 33 bloques modulares.

El astillero, que ha sufrido retrasos en la construcción del buque debido a la reprogramación de la entrega de equipos por proveedores internacionales y cuarentenas en su personal, a la fecha sigue con el corte de planchas de acero y el armado de las secciones que darán vida a la unidad.

Capacidades multipropósito


El rompehielos del proyecto Antártica I de la Armada de Chile tiene clasificación Ice Class (PC5). Podrá romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos. Contará con una eslora de 111 metros, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado y será capaz de operar a una temperatura de -30°C. Tendrá un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Dispondrá de una dotación de 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos.

El buque tendrá estanques con capacidad para almacenar 2.202 metros cúbicos de fuel oil, 153 metros cúbicos de agua fresca, 1.885 metros cúbicos de lastre de agua y 86 metros cúbicos de gasolina de aviación. Contará con cubierta de vuelo y hangar para dos helicópteros de transporte tipo Airbus AS 332L Super Puma.

Los científicos dispondrán de ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión para desarrollar estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica. El buque tendrá laboratorios microbiológicos, macrobiológicos y químicos como también elementos para la recolección, almacenamiento y conservación de muestras del mar y del fondo submarino en cámaras frigoríficas.

El rompehielos podrá ejecutar además misiones de búsqueda y rsscate en caso de siniestros marítimos, aéreos o terrestres en la Antártica empleando para ello helicópteros embarcados, botes de rescate y una enfermería con capacidad quirúrgica. Asimismo, estará habilitado para realizar fiscalización pesquera como buque inspector en embarcaciones que extraigan recursos marinos en el área antártica.

El proyecto Antártica I contempla una inversión estimada de 216 millones de dólares. El 50% del costo del rompehielos quedará en el país y su construcción está generando 600 empleos directos y aproximadamente 1.500 indirectos en el país. El buque será lanzado al mar a fines del 2022 y se espera que esté plenamente operativo en el año 2024.



Recomendamos