2021: De la incertidumbre internacional a las nuevas inversiones en España
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Balance 2021 y retos 2022 >
Balance

2021: De la incertidumbre internacional a las nuevas inversiones en España

Robles programa vcr8x8
A finales de este año ha comenzado la producción del VCR 8x8 Dragón. Foto: Ministerio de Defensa
|

Iniciamos 2021 con Filomena y lo terminamos con la enésima ola de la Covid. En el medio el Cumbre Vieja nos ha recordado la fuerza de la naturaleza. En 2021, la actuación de las Fuerzas Armadas en apoyo a las autoridades del Estado ha estado muy presente. Una misión esencial que no debe hacer olvidar el papel central de nuestros Ejércitos que no es otro que garantizar la disuasión y disponer de capacidad de respuesta cuando sea necesario. Las misiones en el exterior se han seguido cumpliendo con eficacia en los marcos ONUOTAN UE. Además, se ha atendido a misiones específicas para protección de fronteras, o evacuación de ciudadanos. Ha sido un año con una exigencia operativa importante.

El escenario internacional parece haberse complicado. La retirada de Afganistán abre incógnitas sobre el futuro de una zona siempre convulsa. Se ha materializado el traslado del centro de gravedad geoestratégico a Extremo Oriente, donde la nueva administración norteamericana tiene puesta su prioridad. El tratado Aukus constata esa nueva realidad con efectos para Europa y especialmente para las alianzas que la industria de defensa europea venía forjando con Australia desde hace unas décadas.

La cumbre de la OTAN del pasado verano hizo referencia directa a la situación en el Pacífico, y a una Rusia que ejerce cada vez más presión sobre Europa. Ha aparecido de forma clara una nueva lógica de confrontación que no nos es ni lejana ni ajena. En el entorno próximo, Marruecos y Argelia, rotas sus relaciones diplomáticas, han entrado en una dinámica preocupante que nos afecta directamente. El acercamiento de Marruecos a Estados Unidos e Israel se enmarca en la necesidad para los norteamericanos de contar con un aliado fiable en el norte de África y Mediterráneo Occidental. Un papel que España ha jugado tradicionalmente y que debería cuidar. Asumimos en 2022 la responsabilidad de organizar en Madrid la cumbre de la OTAN y el mando del cuerpo de ejército de la Alianza para operaciones de alta intensidad, sobre la base del Cuartel General de Valencia. El compromiso español con la organización no parece dudoso como lo demuestra nuestra presencia en el Báltico.

Si la OTAN centra su atención hacia Rusia o China, la UE sigue en busca de su identidad en defensa común. En noviembre se ha presentado el borrador de la nueva Brújula Estratégica que debe aprobarse en 2022. Como se ha señalado los europeos deben ser conscientes de los riesgos que corren si no se realiza un esfuerzo en defensa común. Europa puede convertirse en un actor irrelevante si no disponemos de capacidad de intervención con un nivel de autonomía suficiente.

Todavía estamos lejos de presentar posiciones comunes. Los países europeos se debaten en el dilema de potenciar capacidades propias o de atender a las necesidades con sistemas importados, especialmente de Estados Unidos que está siendo muy activo en algunos países. Muchos países europeos continúan privilegiando la adquisición de sistemas norteamericanos, y es difícil aunar esfuerzos para satisfacer la demanda operativa en tiempo, coste y prestaciones.

La Europa de la Defensa

Aunque sea tímidamente los pasos están dando sus frutos. La última convocatoria del Edidp, cuyos resultados se anunciaron en verano, han mostrado la voluntad de la industria y de los países, entre ellos de forma muy clara España, de avanzar en el camino de la cooperación. La aprobación de 14 nuevos proyectos Pesco es una buena noticia, aunque todavía queda mucho camino por recorrer para obtener resultados prácticos relevantes. Estas iniciativas muestran las intenciones reales de colaborar y las diferentes sensibilidades, especialmente en los ámbitos terrestre y naval, aunque en este último se ha avanzado con liderazgo español.

Nuestra industria es protagonista en Europa. Sin embargo, el panorama en los mercados internacionales nos debe llevar a redoblar esfuerzos si se confirman los datos del último año. Nos moveremos en un entorno más complejo y tendremos que jugar nuestras fortalezas. Como casos de éxito relevantes este año citaremos la venta de vehículos ligeros a Portugal, la entrega de las corbetas a Arabia Saudí, o la venta de aviones de transporte a India de los que 16 se fabricarán en España.

Nuestras capacidades industriales se han mostrado en Feindef, especialmente en lo que se puede aportar para ofrecer soluciones en las que seamos capaces de complementar capacidades y dar cabida a nuestro tejido de pymes que conforman una cadena de suministro muy competitiva. Los movimientos industriales durante 2021 no han sido menores. La creación de SMS apunta a potenciar capacidades en misiles. Navantia se ha reorganizado. Bain Capital ha recibido el visto bueno de Bruselas para tomar el control de ITP y Sapa ha anunciado la compra del 5% de las acciones de Indra. Los esquemas de participación industrial en grandes programas, significativamente Tess o Satnus, deben permitir dar cabida a toda la cadena de valor industrial.

Nuevas inversiones

Disponemos de capacidades y de tecnología, pero debemos profundizar en la implicación de organismos públicos y privados más allá del Ministerio de Defensa. Una línea de colaboración que está reflejada en la última estrategia de tecnología del ministerio publicada a principios de 2021, y en la que el apoyo de Industria y CDTI están siendo importantes. Esa lógica es la que está detrás del fondo de rescate de la industria aeronáutica. Un subsector que está a la espera, con escepticismo, de un anunciado Perte. La puesta en práctica de iniciativas parecidas en otros sectores puede ser un camino a recorrer. El del sector naval está en marcha y sigue a la espera la decisión sobre otros como el de la base logística del Ejército, donde la participación de entidades locales y autonómicas es muy valiosa.

Las autorizaciones aprobadas en 2021 superan los 7.500 millones de euros. Los programas aeronáuticos han recibido casi el 70%. Una prioridad política lógica pero que no debe hacerse a costa de otros sectores. El año ha terminado con el inicio de la producción del VCR 8x8 Dragón. Un programa, sobre el que el Ejército ha basado su futuro, que ha vivido un año convulso pero que finalmente arranca. El Ejército ha visto potenciadas sus capacidades con nuevos vehículos para operaciones especiales. 

El sector de vehículos español puede dar respuesta a las necesidades operativas si se establece una estrategia adecuada. La actividad en programas ha sido significativa y ha permitido disponer de capacidades largamente esperadas. El Ejército del Aire ha comenzado a operar los Predator y ha recibido los primeros Pilatus, dos programas que pueden calificarse de éxito. Para la Armada, la puesta a flote del Isaac Peral permite recuperar una capacidad esencial. En 2022 se recibirán los primeros Chinook versión F y se iniciará la construcción de las fragatas F110. Programas cuya gestación ha sido larga y laboriosa, que dan idea de los plazos para renovar capacidades y la necesidad de establecer previsiones con antelación.

Esta consideración nos lleva a la necesidad de reflexionar sobre el modelo de financiación. La reprogramación y el acuerdo para modernizar los helicópteros Tigre, aprobados en diciembre, fijan compromisos en 31.500 millones de euros hasta 2037. De ellos el 90% entre 2022 y 2031. Según las previsiones del gobierno la disponibilidad de inversiones restantes para Defensa será limitada, al menos hasta 2028. Si asumimos unas disponibilidades totales de presupuesto y fondo de contingencia estabilizadas en unos 11.500 millones de euros, el pago de compromisos deja poco margen para actuar en políticas de sostenimiento y preparación de la fuerza, I+D e infraestructura. En estas condiciones empieza a ser urgente revisar el modelo de financiación de nuestra defensa.






Recomendamos


Lo más visto