​Las inversiones en Eurofighter y Tigre cierran el año del S81 y del inicio de la fabricación del VCR 8x8
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Balance 2021 y retos 2022 >

​Las inversiones en Eurofighter y Tigre cierran el año del S81 y del inicio de la fabricación del VCR 8x8

La evacuación de Afganistán acaparó en agosto todas las miradas, mientras que Mali ha pasado a ser la misión más importante de España en el exterior
Submarino s80 navantia
Botadura del submarino S81 Isaac Peral. Foto: Navantia
|

A pesar de la pandemia y, sobre todo, de la crisis económica derivada de la Covid, podemos decir que en líneas generales el año que está a punto de terminar ha sido positivo para las Fuerzas Armadas y la industria de defensa española. El Ministerio de Defensa ha aprobado con el apoyo de otros departamentos programas vitales para el futuro del sector y la modernización de los Ejércitos y la Armada, los dos últimos, la adquisición de nuevos cazas de combate Eurofighter para Canarias y la modernización de los helicópteros de ataque Tigre, han recibido el visto bueno del Gobierno casi por Navidad.

Las sucesivas oleadas de la Covid no han podido con la actividad industrial. Este año se han producido dos importantes hitos en programas fundamentales para el futuro de la Armada y el Ejército de Tierra. En mayo, Navantia puso a flote en Cartagena el submarino S-81 Isaac Peral, y, durante el segundo semestre, ha efectuado importantes avances en las pruebas de puerto. Mientras que, a principios de diciembre, en la otra punta de España, Santa Bárbara Sistemas dio comienzo en su planta de Trubia (Asturias) la fabricación del VCR 8x8 Dragón. Hay que destacar además que las exportaciones del sector se recuperaron en el primer semestre, tras un 2020 para olvidar.

Si hacemos un rápido repaso por las autorizaciones aprobadas y los contratos firmados, el resultado es una inversión en programas de modernización de las Fuerzas Armadas que supera los 7.000 millones. El Ministerio de Defensa entró a mitad de año en la segunda fase del Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS), coordinado en España por Indra, y comprometió 2.500 millones de euros hasta 2027, además firmó la compra de tres aviones MRTT, un programa valorado en 810 millones de euros, y de 36 helicópteros H135 -la mitad para Interior- por 310 millones de euros. En diciembre, el Ministerio de Hacienda dio el visto bueno a la adquisición de un nuevo lote de Eurofighter para reemplazar a los F18 del Ejército del Aire en Canarias por unos 2.000 millones y a la modernización de la flota de 18 helicópteros de ataque Tigre HAD de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército (Famet) por 1.185 millones de euros. En estos dos últimos casos, la firma de los contratos está prevista para la primera mitad del próximo año.

Helicóptero de ataque Tigre de las Famet. Foto: Ejército de Tierra

Helicóptero de ataque Tigre HAD de las Famet. Foto: Ejército de Tierra

Entre medias, Defensa firmó con Navantia la orden de ejecución del nuevo BAM de intervención subacuática de la Armada, este proyecto tiene un presupuesto de 200 millones de euros; y recibió el visto bueno de Hacienda para poner en marcha programas para el sostenimiento de la flota de RPAS Predator por 80 millones y de la actual flota de Eurofighter en servicio.

El grueso de estos programas viene a reforzar las capacidades del Ejército del Aire y forman parte de los compromisos adquiridos por el Gobierno con Airbus en 2020, es el caso del FCAS, MRTT, H135, modernización del Tigre e incluso podríamos meter el programa Halcón.

Para sacar adelante todos estos proyectos ha sido clave el trabajo silencioso y constante de la Secretaría de Estado de Defensa, con Esperanza Casteleiro al frente, y de órganos que depende de ella, como la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) y la Dirección General de Asuntos Económicos (Digeneco), para cuadrar las cuentas. Pero también han estado implicados otros ministerios como Hacienda, responsable autorizar las inversiones, o Industria, que sin ir más lejos adelantará dinero para la modernización del Tigre. La relación también es estrecha con Ciencia que financiará, a través del CDTI, la nueva aeronave de investigación del INTA.

¿Hay asignaturas pendientes? Sí, Pero también es verdad que a principios de año había muchas dudas sobre el futuro de programas que finalmente han visto la luz, sobre todo, en el sector aeroespacial con Airbus a la cabeza. Entre los programas que no pueden esperar mucho están los aviones C295 de patrulla marítima para sustituir a los P3 Orion o los helicópteros Romeo para reemplazar los SH60B. La situación, por ejemplo, es bastante delicada en la Flotilla de Aeronaves de la Armada. Está claro que todavía queda trabajo por delante después de una década casi, entre 2008 y 2018, prácticamente sin programas de calado. (Estos programas los trataremos en profundidad en un artículo enfocado a los retos de 2022).

Eurofighter español en la misión de la OTAN en Rumanía. Foto Ejército del Aire

Eurofighter español en la misión de Policía Aérea de la OTAN en Rumanía. Foto: Ejército del Aire

Alianzas industriales

En la industria, 2021 ha sido el año de las alianzas y los acuerdos empresariales, algo que se puso de manifiesto en noviembre en la feria Feindef, celebrada en Madrid. Estos movimientos buscan mejorar la posición de cara, sobre todo, a las oportunidades que ofrece el Fondo Europeo de Defensa (EDF). Ha visto la luz el consorcio de misiles SMS, del que forman parte Escribano, GMV, Sener y Navantia Sistemas. También se ha constituido Satnus, una alianza industrial formada por Sener, Tecnobit y GMV, para el desarrollo de los operadores remotos del FCAS, y se ha posicionado como líder en el segmento terrestre Tess Defence, la empresa responsable del programa VCR 8x8, formada por Santa Bárbara Sistemas, Indra, Sapa Placencia y Escribano.

Además, se han producido interesantes movimientos en el sector como la entrada de Sapa Placencia primero en ITP Aerode la mano del fondo Bain Capital, nuevo accionista mayoritario, y, después, en Indra, tras adquirir parte de la participación de Corporación Financiera Alba.

En el plano más político, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha completado un nuevo año y ya van tres y medio al frente del departamento. En julio, salió indemne de la primera remodelación del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, y tiene por delante en principio otros dos años en la dirección del Ministerio de Defensa. A pesar de las dificultades económicas de Defensa para asumir nuevos compromisos de gastos hasta 2027, Robles aseguró a principios de diciembre que el departamento continuará trabajando para poner en marcha programas de adquisición de capacidades consideradas “imprescindibles”.

La evacuación de Afganistán y África

El 2021 que dejamos también será recordado por el operativo sin precedentes que permitió en agosto sacar de Afganistán a más de 2.000 personas, tras la llegada al poder de los talibanes. La mayoría colaboradores de España durante las dos décadas que las Fuerzas Armadas estuvieron presentes en el país. Los grandes protagonistas de esta operación fueron el Ala 31 del Ejército del Aire y sus aviones de transporte A400M, pero nada hubiera sido posible sin otras unidades como el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), el Mando de Operaciones Especiales (MOE) y unidades médicas del Ejército del Aire que estuvieron sobre el terreno, en el aeropuerto de Kabul.

En misiones en el exterior, España puso sus ojos en África. En el primer semestre del año, lideró la misión de entrenamiento de la Unión Europea en Mali (EUTM Mali) y envío en junio tres helicópteros NH90 a esta operación, que se ha convertido en la más importantes de las Fuerzas Armadas en el exterior, con más de 500 efectivos. Todas las misiones internacionales, en las que participan unos 3.000 militares, fueron renovadas un año más, hasta diciembre de 2022, por el Gobierno hace escasamente 15 días.

Operación de evacuación de España en Afganistán

Operación de evacuación de Afganistán. Foto: Ministerio de Defensa





Recomendamos


Lo más visto