Ucrania ha acabado en 60 días con los carros de combate que produce Rusia en dos años
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

Ucrania ha acabado en 60 días con los carros de combate que produce Rusia en dos años

El Kremlin ya ha perdido en torno a la cuarta parte de la fuerza de combate que movilizó para invadir el país, según Washington y Londres
Carro de combate T 90A ruso destruido en Ucrania. Foto Oryxpioenkop
Carro de combate T-90A ruso destruido en Ucrania
|

Desde que Rusia comenzó la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero, ha perdido al menos casi medio millar de carros de combate, 26 aviones y 38 helicópteros en el teatro de operaciones. La cifra equivale a la producción rusa de, al menos, dos años de carros de combate y de un año de aeronaves.

Estos datos se basan en las estimaciones recogidas en el diario británico The Times del especialista del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington, Mark Cancian, tras dos meses de combates en Ucrania. El balance de pérdidas se extrae del registro elaborado por el portal especializado Oryxpioenkop, que da cuenta exclusivamente de las pérdidas avaladas por la existencia de imágenes, por lo que se intuye que las bajas reales de material puedan ser mucho mayores.

Según un alto funcionario del Pentágono, citado por The Wall Street Journal, de momento el Kremlin ya ha perdido en estos combates en torno a la cuarta parte de la fuerza de combate que movilizó inicialmente para la invasión de Ucrania. La inteligencia británica coincide en esta estimación e incluso cifra en 15.000 los soldados rusos muertos en lo que va de guerra. La cifra supone directamente el 10% de los 150.000 militares con los que Moscú inició a finales de febrero la operación, sin contar el número de heridos y prisioneros.

Altas bajas

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés), un laboratorio de ideas también con sede en Washington, centra el foco del problema al que se está enfrentando Moscú en la falta de un respiro adecuado para las tropas que en febrero y marzo trataron de ocupar Kiev infructuosamente, y que han sido enviadas ahora al frente del este de Ucrania. 

Se trataba de dos grandes columnas movilizadas inicialmente en el norte que ahora deben reforzar la tercera columna del plan inicial de invasión, localizada en el este del país. Con las altas bajas que desde Washington y Londres se apuntan que han tenido los combatientes rusos resulta fácil pensar en la baja moral que debe haberse extendido entre los supervivientes, concentrados ahora en reforzar la batalla por el disputado Donbás.

A estas circunstancias se suman las de los entre 8.000 y 12.000 soldados que desde fuentes militares occidentales estiman que envió Rusia a Mariúpol, cuya ocupación también les está suponiendo un alto coste, apuntan.



Recomendamos


Lo más visto