Expertos militares ven un resurgir de la Caballería tras la guerra de Ucrania
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >
Webinario

Expertos militares ven un resurgir de la Caballería tras la guerra de Ucrania

Infodron.es y UNVEX 2022 reúnen a cuatro tenientes generales para analizar el conflicto, la importancia de los UAS y el futuro de las FFAA
Centauro ejercito de tierra
Vehículo de Reconocimiento y Combate de Caballería Centauro. Foto: Ejército de Tierra
|

Expertos militares reunidos por Infodron.es y la feria internacional de drones UNVEX 2022 en un webinario celebrado bajo el epígrafe Los drones en el conflicto de Ucrania, han concluido, además de la importancia de los drones y antidrones para las FFAA del futuro, que la guerra de Ucrania conllevará un “resurgir de las unidades ligeras de reconocimiento para proveer vanguardias con mucha capacidad de anticipación y fuego”. Es decir, de la Caballería.

Esta frase es del teniente general Francisco Gan Pampols, uno de los expertos que han participado en el simposio. Junto a él, debatieron el jefe del Mando Aéreo de Combate, teniente general Francisco González-Espresati Amian; el asesor de Defensa en Inetum España, teniente general (Reserva) Juan Montenegro Álvarez de Tejera; y el teniente general Rubén García Servet; todos ellos bajo la moderación del general Alberto Corres, asesor militar del grupo IDS. Como se puede ver por la frase de Gan Pampols, los generales no sólo hablaron de los sistemas no tripulados y su auge con la guerra de Ucrania, sino de cómo está influyendo y debe influir toda esa información en las estrategias de las grandes alianzas supranacionales, en el futuro de las FFAA e incluso de la industria.

De hecho, la industria de defensa también lo ha visto venir y en París, donde la feria Eurosatory acogió este mes de junio las propuestas del sector, destacaban precisamente por su abundancia los sistemas, desde vehículos a armamento pasando por comunicaciones o incluso textiles, necesarios para dotar unidades ligeras, entre ellas obviamente las mencionadas por el general.

La industria española, por ejemplo, llevó a París el nuevo blindado de cadenas Ascod LT (siglas en inglés decarro ligero) de Santa Bárbara Sistemas, integrada en el grupo General Dynamics European Land Systems (GDELS), dotado con una torre de la israelí Elbit de 105 mm. La empresa también mostró otras dos versiones del Ascod; por un lado, el vehículo de combate de infantería (IFV, por sus siglas en inglés) con torre de 30 mm y, por otro, una variante con orugas de caucho. Otros sistemas españoles para unidades ligeras presentados en París fueron los de Instalaza, como el nuevo CS70, aún en desarrollo, con un tamaño comprimido, un peso ligero y gran potencia de fuego. Y el CS90-ER, la versión disparable desde recinto cerrado del C90, un producto de solo siete kilos que consigue atravesar más de medio metro de acero de blindaje a 600 metros de distancia.

Gan Pampols aseguró que la guerra está poniendo el foco en nuevos sistemas y en unidades que habían pasado a un segundo plano, pero no está desvelando la necesidad de cambios demasiado profundos. “En el segundo tercio del siglo XXI necesitaremos unas capacidades militares distintas, pero no un cambio copernicano”, aseguró. Y se explicó: “De momento estamos identificando acciones, cuando quitemos la paja sacaremos consecuencias que no llevarán a un cambio doctrinal profundo pero sí a una revisión”. Para el general, “el mayor cambio será en fuego de prevención, porque la inteligencia en tiempo real hace distintivo el empleo de una fuerza de una u otra manera y ahí, la oportunidad se une a la potencia”.

Prepararse para lo que ha de venir

Montenegro añadió a ese resurgir de la Caballería la importancia de los espacios aéreo, cognitivo y electromagnético. Tres puntos en los que Ucrania ha dado una lección. El general estuvo en Ucrania tras la invasión de Crimea como observador durante un ejercicio militar. “Allí”, relató, “los oficiales que estaban desde 2014 combatiendo en el Donbás habían perdido el control de espacio aéreo, cognitivo y electromagnético y tenían muy claro que tenían que recuperarlos para no perder más territorios y recuperar lo perdido”. Para Montenegro ese reconocimiento de situación ha sido clave, “lo han hecho”, aseguró, “han recuperado plenamente el espacio cognitivo de la información y los otros parcialmente. Y para esto ha sido esencial el empleo de UAS”, uno de los sistemas a los que sin duda hay que mirar.

Para el asesor de Inetum, este ejemplo debe seguirse en toda Europa: “Las FFAA tienen que prepararse para la guerra que va a venir, como hicieron los ucranianos desde 2014, lo que les ha permitido ahora parar ahora a los rusos”.

“La batalla por el relato la ganó Zelenski desde el minuto uno”

García Servet, por su parte, habló de “guerra multidominio” y de lo extraño que ha sido el conflicto aéreo. “Es obvio que Rusia no está usando todas sus capacidades, de momento es muy de misil y drones”, aseguró, por lo que todavía no se pueden sacar demasiadas conclusiones al respecto, al contrario de lo que ocurre con el resto de dominios, donde la guerra “es clara, sobre todo en el cognitivo”. El general recalcó lo que denominó “papel mayúsculo de la propaganda”. García Servet fue contundente sobre la importancia de este concepto. “La realidad desaparece el primer día de conflicto y la mentira es un instrumento de combate”, afirmó.

Gan Pampols está totalmente de acuerdo en la importancia que tendrá la propaganda en las guerras futuras. “La batalla por el relato la ganó Zelenski desde el minuto uno”, asegura. El general no habla de opinión pública únicamente, sino de conocer lo que ocurre y analizar a todos los implicados, por lo que ve un error en las políticas occidentales. “Por parte de Rusia desconocemos el relato, porque nos hemos autocensurado, es un error porque es verdad que la información está intoxicada pero no más de la que llega de otros sitios”, insistió.



Recomendamos


Lo más visto