EEUU envía a Ucrania el Nasams, el sistema antiaéreo que protege la Casa Blanca
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

EEUU envía a Ucrania el Nasams, el sistema antiaéreo que protege la Casa Blanca

Se suma a los equipos tierra-aire S-300PMU, Strela-10 M, Stormer HVM e IRIS-T SLM suministrados por Eslovania, Chequia, Reino Unido y Alemania
|

El último suministro de armamento a Ucrania anunciado por Estados Unidos incluye otro incremento en el nivel de capacidades. El Departamento de Defensa ha anunciado al comenzar este mes un nuevo paquete de ayuda militar a Kiev de 820 millones de dólares en el que se incluye dos Sistemas Nacionales Avanzados de Misiles Tierra-Aire (Nasams). Se trata del mismo modelo que Washington emplea para defender el Capitolio y la Casa Blanca de posibles ataques aéreos.

España también cuenta con este equipo, del que acaba de completar el despliegue de una batería en Letonia. El Nasams es un desarrollo diseñado por la compañía noruega Kongsberg junto a la estadounidense Raytheon, capaz de abatir con efectividad blancos a entre siete y diez kilómetros del lugar que se trata de proteger, si bien su alcance llega incluso a los 25 kilómetros. El arma fue desarrollada para las Fuerzas Armadas noruegas, de ahí que la N inicial de su nombre se refiera originalmente al gentilicio Noruego, si bien el Pentágono se refiere a esa letra con el significado de Nacional.

Además de España, Noruega y Estados Unidos, también han sido dotados con esta arma, la primera occidental que cuenta con guía por radar activo, las fuerzas armadas de Finlandia, Países Bajos y Chile.

El sistema opera con el radar Sentinel, que en el caso del Ejército español permite la detección y el seguimiento de blancos a distancias de hasta 75 kilómetros, y dispara misiles Amraam, de 533 mm, capaces de alcanzar una velocidad de Mach 2 (casi 2.500 kilómetros por hora).

Los dos Nasams que Estados Unidos ha anunciado para Ucrania forman parte de un nuevo paquete de ayuda militar, valorado en 820 millones de dólares, en el que también se incluyen munición para los ocho Himars (siglas de sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad) de 227 mm que Washington ya facilitó el mes pasado a Kiev, 150.000 proyectiles de artillería de 155 mm y cuatro radares contra artillería.

Del nuevo paquete, únicamente los proyectiles del sistema Himars se han extraído del arsenal militar estadounidense directamente (es la decimocuarta vez que se envía material de este inventario norteamericano a Ucrania desde el pasado agosto), los Nasams, junto a los nuevos proyectiles de 155 mm y radares contra artillería van a ser adquiridos directamente por Estados Unidos a la industria con el objetivo de facilitárselos a Kiev.

8.800 millones de dólares suministrados por Washington

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, Washington ha comprometido 6.900 millones de dólares en ayuda militar al país. Antes de ese momento, y desde que Joe Biden es el inquilino de la Casa Blanca, los envíos norteamericanos ya sumaban 1.300 millones, que se añaden a los 1.900 millones que EEUU ya había suministrado desde 2014. En total, en los últimos ocho años el Pentágono ha facilitado 8.800 millones de dólares en distintas ayudas de asistencia a la seguridad de Ucrania, lo que supera el gasto militar que la propia Ucrania realizó en 2021, que el Instituto Internacional para Estudios de la Paz de Estocolmo (Sipri) cifra en menos de 6.000 millones de dólares.

De momento, además de los Nasams, los sistemas de misiles tierra-aire que ha recibido Ucrania, incluyen una batería de S-300PMU enviada por Eslovania, seis Strela-10 M suministrados por Chequia, cinco Stormer HVM facilitados por Reino Unido y una batería IRIS-T SLM por parte de Alemania.



Recomendamos


Lo más visto