La Artillería brasileña y el desafío de revertir el abismo entre lo moderno y lo obsoleto
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Artillería de campaña en Latinoamérica >
Reportaje

La Artillería brasileña y el desafío de revertir el abismo entre lo moderno y lo obsoleto

Brasil posee tecnología de punta como el sistema Astros y armamento con casi un siglo de antigüedad
560829
El M-114 tiene sobrepeso y requiere de mucho personal militar para operarlo. Foto: Roberto Caiafa
|

La Artillería es el principal medio de apoyo de fuego de la Fuerza Terrestre. Sus unidades y subunidades pueden estar equipadas con cañones, obuses, cohetes o misiles. Su misión es apoyar a la base mediante el fuego, destruyendo o neutralizando objetivos que amenacen el éxito de la operación. Actualmente, y siguiendo la evolución de los tiempos, la Artillería del Ejército brasileño está organizada en cuatro modalidades: Artillería de Misiles y Cohetes, Artillería de Campaña, Artillería Antiaérea y Artillería de Costa.

La Artillería Antiaérea, componente terrestre de la defensa aeroespacial activa, se encarga de la defensa antiaérea de fuerzas, instalaciones o zonas. La Artillería de Costa participa en la defensa contra las operaciones navales del enemigo en zonas marítimas cercanas a la costa o en aguas interiores. La Artillería de Campaña apoya con fuego a las unidades de Infantería y otras fuerzas en el terreno. La Artillería de Misiles y Cohetes, de carácter estratégico, es la máxima potencia de fuego en términos de disuasión continental, con sus misiles de crucero y cohetes de submuniciones.

560284Los impactos de 155mm destruyen las fuerzas rojas, protegiendo a las fuerzas blancas. Foto: Roberto Caiafa

Las características cruciales de la Artillería son la precisión y la velocidad para destruir o neutralizar instalaciones, equipos y tropas enemigas situadas en lo más profundo del campo de batalla.

Dispone de una amplia gama de materiales, que equipan a sus organizaciones militares, para el cumplimiento de las misiones de apoyo a las Bases de Armas por el fuego, realizando la defensa antiaérea y defendiendo la costa.

Además de esto, el Alto Mando del Ejército Brasileño ha buscado apoyar continuamente el perfeccionamiento de los Sistemas de Levantamiento Topográfico, Levantamiento de Objetivos, Observación y Dirección de Fuego de las unidades de Artillería.

560284Artillería de Campaña AR con obuseros pesados M-114 de 155mm. Foto: Roberto Caiafa

Junto a las armas que, durante décadas, han formado parte de la dotación de nuestras organizaciones militares de artillería, hemos visto equipos que proporcionan a la Artillería nuevos estándares de eficiencia operativa.

Destacan el Cañón de Artillería Oto Melara de 105 mm/C 14, utilizado por las unidades de Artillería de las brigadas de gran movilidad, como las Brigadas Paracaidistas y las Brigadas Ligeras; el sistema de fuego de saturación aeroespacial Avibras Astros, utilizado por las unidades de Misiles y Cohetes y por la Artillería de Costa; el cañón ligero Royal Ordnance L118 de 105 mm y el VBOAP M 109 A5 Plus BR, que han aumentado la profundidad del apoyo de fuego de la Artillería de Campaña; y los modernos misiles SAAB RBS70 NG para la Artillería Antiaérea.

La preocupación del Ejército por aumentar su apoyo de fuego demuestra la importancia de la Artillería en el campo de batalla. Su papel, como en el pasado, sigue siendo incuestionable y fundamental.

560284El patrón del Arma de Artillería es el Mariscal Mallet, un héroe del Ejército brasileño.

El escenario actual

Si comparamos las imágenes de un cañón AR M-114 de 155 mm y de un lanzador de cohetes y misiles Astros, la disparidad tecnológica entre ambos se hace terriblemente evidente.

Sin embargo, y aparentemente, coexisten armoniosamente dentro de la Artillería del Ejército brasileño, que mantiene en servicio armas de fabricación estadounidense de la Guerra de Corea (1950/1953) que operan junto a cohetes de saturación de área e incluso misiles de crucero de última generación. Y se fabrican en Brasil.

Cómo revertir este abismo tecnológico entre las armas de artillería más modernas y las más obsoletas del Ejército brasileño es el gran desafío que enfrentan los actuales gestores de estos medios.

560284Vehículo lanzador del sistema de misiles y cohetes ASTROS, de Avibras Aeroespacial y Defensa. Foto: Roberto Caiafa

Mientras que el Astros, fabricado por Avibras Aeroespacial, representa las modernas técnicas de empleo de la artillería y genera puestos de trabajo en la industria nacional, además de ser un campeón de ventas en el extranjero, los antiguos cañones de campaña AR M-114 (155 mm) y M-101 (105 mm) aún sobreviven porque gran parte de la capacidad de producción de munición de artillería instalada en Brasil está orientada a suministrar este material, considerado de bajo coste precisamente por ser... obsoleto.

Los Grupos de Artillería de Campaña del Ejército Brasileño necesitan urgentemente evolucionar de las técnicas, tácticas y procedimientos estándar de la 2ª Guerra Mundial a un entorno moderno en el que estas armas tengan sistemas digitales integrados de mando, control y comunicaciones, sistemas digitales de control y gestión de fuego en red y, principalmente, un alcance mayor del que ofrece el material actualmente en uso, incluyendo la capacidad de disparar municiones guiadas inteligentes.

El Genesis, diseñado por Imbel, es un intento de poner al día a la Artillería EB en cuanto a sistemas de dirección de tiro digitalizados.

Se trata de un sistema informático de dirección y coordinación del fuego a nivel de brigada, que pretende sustituir a los métodos tradicionales, con el fin de satisfacer las necesidades de apoyo al fuego de las armas de infantería, caballería y artillería.

476917

Genesis puede hacer más eficiente el funcionamiento de las armas antiguas, pero no puede resolver problemas de hecho como el bajo alcance de este material, si se compara con la media actual, que oscila entre 35 km y 45 km, incluyendo el uso de obuses inteligentes guiados de tipo Excalibur.

Con los medios actuales, el alcance medio de la artillería brasileña es de sólo 10/15 km en condiciones ideales. En caso de condiciones meteorológicas adversas, estos valores pueden disminuir aún más.

Organización

La misión de los Grupos de Artillería del Ejército es apoyar a las tropas mediante el fuego, destruyendo o neutralizando objetivos que amenacen el éxito de una operación.

Los Grupos de Artillería de Campaña o de Campaña Ligera están equipados con piezas de artillería como obuses y morteros.

560828

Obús M-101A1 del Ejército brasileño. Foto: Roberto Caiafa

Los Grupos de Artillería Antiaérea están dotados de equipos de defensa antiaérea capaces de derribar aviones, helicópteros, misiles y drones enemigos. El Ejército sólo dispone de equipos de defensa antiaérea de corto alcance.

560828

El misil antiaéreo Saab RBS 70 NG en el momento del disparo. Foto: Ejército de Brasil

Los Grupos de Artillería Autopropulsada están equipados con piezas de artillería como obuses y morteros montados en vehículos, por lo que tienen una gran capacidad móvil.

560828

Los M-109A5 Plus BR modernizados por BAE Systems son los OAP más capaces de EB. Foto: Roberto Caiafa

Los Grupos de Misiles y Cohetes están equipados con lanzacohetes y misiles del sistema Astros.

477240

Vehículo de lanzamiento Astros MK6, que emplea el chasis y la cadena cinemática de Tatra Trucks. Foto: Roberto Caiafa

Material de empleo de la artillería brasileña

El Sistema Astros es el sistema de artillería de largo alcance más sofisticado y temido de América Latina, siendo capaz de atacar objetivos a más de 90 km de distancia empleando la modalidad de saturación de área con cohetes de sub munición, o a más de 300 km con el misil de crucero.

Los dos grupos de misiles y cohetes con base en Fort Santa Bárbara alinean un total de 78 vehículos entre lanzadores, puestos de mando, vehículo de remisiones, vehículo radar, vehículo taller y vehículo meteorológico, lo que hace un total de ocho baterías, cuatro por cada unidad.

El Autopropulsado M-109, en la versiónA5 Plus BR, alinea 40 unidades modernizadas en Estados Unidos (tubo M248), acompañadas de otras 56 A5 Standard, y otras cuarenta de la versión A3, más antigua y de menor alcance, pero aún en funcionamiento.

También entraron en servicio 40 vehículos blindados M992 A2, con una unidad de apoyo a cada dos cañones autopropulsados M-109A5, dando un nuevo impulso a la capacidad de combate y a la movilidad de las baterías.

560829

Obuses autopropulsados M-109A5 y vehículos de retribución M992 A2 almacenados en el P R Mnt 5 RM antes de ser desplegados a las unidades de artillería autopropulsada. Foto: Roberto Caiafa

De los antiquísimos cañones de campaña AR M-114, hay actualmente 92 unidades en uso, remolcadas por camiones pesados 6x6.

Completamente obsoleta para los estándares modernos, es sin embargo un arma fiable, excelente en acciones defensivas, de fácil mantenimiento y Brasil domina no sólo el ciclo de producción de la munición, con un alcance útil medio de 12 km, sino también el mantenimiento pesado y la fabricación de componentes no disponibles en el mercado, a través del Arsenal de Guerra de São Paulo.

Si el M-114 es un veterano, el M-101 es eterno en la artillería sudamericana. Fabricada por millares durante la Segunda Guerra Mundial, esta arma pasó en grandes cantidades a los países aliados de Estados Unidos después de la guerra. El Ejército brasileño cuenta actualmente con 320 de estos venerables cañones, fiables y extremadamente sencillos de mantener y operar. A pesar de su flagrante obsolescencia deberían seguir en servicio al menos otras dos décadas, completando prácticamente un siglo de servicio activo en el Arma de Artillería.

Constantemente actualizada, la versión utilizada por Brasil tiene ópticas de puntería nacionalizadas, componentes consumibles producidos localmente y la munición para estas armas también es fabricada en el país por la Base Industrial de Defensa.

560829

El M-101 de 105 mm. Foto: EB

El mortero pesado rayado M2 de 120 mm es un importante medio de apoyo de fuego. El modelo actual, fabricado por el Arsenal de Guerra de Río de Janeiro (unos 400 en servicio), es un producto inverso del mortero francés 120 MO-120 RT, del que el Ejército aún tiene unos 200 en uso.

En el desarrollo más reciente de esta arma, para fines de entrenamiento, se utiliza un tubo de mortero de 81 mm insertado como subcalibre, lo que abarata el entrenamiento, ya que la munición de 81 es considerablemente menos costosa que la granada de 120.

Estas mejoras, introducidas por la AGRJ, hacen que el arma sea extremadamente popular entre sus operadores en el Ejército brasileño.

560831

Mortero M2 de 120 mm operado por la Infantería Paracaidista. Foto: Roberto Caiafa

Otros dos modelos de obuseros de 105 mm son empleados por el Ejército brasileño. El AR italiano Oto Melara M56 de 105 mm es empleado por las unidades de artillería ligera (aeromóviles), de la selva y paracaidistas, y ochenta de ellos están en carga. Debido a su compacidad y menor peso, puede ser aerotransportado por los helicópteros de maniobraHM-4 Jaguar.


560968

Obusero Oto Melara M56 de 105 mm en uso por la Brigada de Infantería Paracaidista. Foto: Roberto Caiafa

El otro tipo es el mundialmente famoso cañón ligero L118 de 105 mm, un arma de gran reputación entre los ejércitos occidentales. Los 54 ejemplares existentes se emplean en el apoyo de fuego de las brigadas ligeras aerotransportadas y también pueden ser aerotransportados por el HM-4 Jaguar. Estas armas tienen un alcance medio de 16 km con munición de producción y de hasta 23 km con munición de base de alcance ampliado.

560967

Cañones ligeros del Ejército y de la Infantería de Marina disparan una andanada sincronizada en Formosa. Foto: Roberto Caiafa

La Artillería Antiaérea del Ejército Brasileño, lentamente y con un aplicado desarrollo nacional, viene buscando ampliar su perfil de empleo operacional, actualmente restringido a la baja altura y al corto alcance. Los 38 cañones antiaéreos gemelos del tipo Oerlikon 35mm/Fledermaus están siendo desactivados gradualmente, después de décadas en servicio. La misma suerte correrán los cañones Bofors L70 40mm/EDT FILA, fabricados en Brasil por Avibras en la década de 1980.  Todavía hay 24 de estos viejos cañones antiaéreos de tiro rápido en servicio.

561073

Cañón Bofors L70 de 40 mm con mira óptica ampliada y su guarnición. Foto: Roberto Caiafa

En cuanto al KMW Gepard 1A2 armado con cañones gemelos Oerlikon de 35 mm, su importancia como arma antiaérea de última generación ha quedado demostrada por su gran éxito en el derribo de drones kamikazes y municiones de merodeo de origen ruso e iraní en la defensa de instalaciones críticas como los puertos vitales a través de los cuales los ucranianos exportan su producción de grano y reciben las armas enviadas por la Alianza Atlántica de la OTAN.

36 de estos vehículos fueron adquiridos por el Ejército brasileño en 2011, junto con un gran lote de munición de 35mm, y con el uso del Gepard en Brasil, se comprobó que también presenta un excelente rendimiento al atacar objetivos en la modalidad tierra-tierra, siendo posible equipar los cañones con munición perforante AP capaz de destruir vehículos ligeramente blindados y dañar seriamente los sensores de los carros de combate.

526680

La valiosa y deseada munición Gepard 1A2 de 35 mm. Foto: Roberto Caiafa

Distribuidos por toda la región sur de Brasil, estos vehículos se utilizaron en la defensa antiaérea de varios estadios deportivos durante la Copa Mundial de la FIFA 2014 y durante los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

Tienen un alcance nominal de cinco kilómetros y pueden derribar objetivos a una altura de hasta cuatro mil metros, en condiciones ideales de uso. El radar de búsqueda y el radar director de tiro tienen un alcance de 15 kilómetros.

526680

El KMW Gepard 1A2 disparó por primera vez en Brasil en 2011. Foto: Roberto Caiafa

En el sector de los misiles tierra-aire, todavía hay un número importante de Manpads Igla-S SA-18-24/9K38 de fabricación rusa a los que les queda algo de vida útil, pero debido al conflicto en Ucrania y al embargo de la comunidad internacional contra Rusia, es poco probable que EB adquiera nuevas existencias de estos misiles, lo que allana el camino para que los RBS 70/RBS 70 NG de Saab los sustituyan definitivamente como armamento estándar en los GAAAe de EB.

De este sistema, EB posee actualmente unos 55 lanzadores y una cantidad no revelada de misiles, pero se sabe que el último contrato revelado implicaba la compra de 50 misiles del tipo NG más avanzado.

561073El Igla-S tuvo una vida de altibajos en la Artillería Antiaérea de la EB, pero su uso va a ser descontinuado. Foto: Roberto Caiafa

Para la detección de objetivos a baja altura, el Ejército cuenta con el radar de diseño nacional Saber M60, fabricado por Embraer Defesa e Segurança. La segunda generación de este equipo ya se está entregando y tiene una mayor fiabilidad, una mejor simbología de presentación y una menor tasa de presentación de objetivos falsos por hora de funcionamiento.

521349El radar Saber M60 proporciona una cúpula de detección antiaérea hasta una altitud de 5.000 metros y un alcance de 60 kilómetros. Foto: EDS

Estos radares, integrados con las baterías antiaéreas a través de vehículos Agrale Marruá especialmente modificados como Centro de Operaciones Antiaéreas, ofrecen una eficiente cobertura de corto alcance con buena capacidad de detección y gestión de objetivos, gran movilidad en tierra y la posibilidad de ser desmontados en maletas de transporte militar para ser enviados a cualquier punto del territorio que requiera cobertura radar de campo.

Para la altura media, se está desarrollando la primera versión del M200 Vigilante. La próxima versión, modificada para media altura y largo alcance, deberá ser capaz de detectar objetivos a más de 12.000 metros de altura y a más de 200 km de distancia, además de poder guiar misiles contra estos contactos tras la confirmación de su hostilidad a través del IFF. Esta versión, cuya presentación como prototipo está prevista para 2023, es denominada por Embraer como M200 Multimission.

561087El radar M200 Vigilante el día de su presentación en Embraer Campinas en 2021. Foto: Roberto Caiafa

Formación

Además de la formación que el personal de artillería recibe en la Academia Militar das Agulhas Negras (de oficiales) o en las Escolas de Formação de Sargentos (escuela de formación de sargentos), los cursos que se imparten a lo largo de su carrera sirven para mantener y elevar el nivel operativo de este personal en los retos tecnológicos de sistemas complejos y costosos como misiles, cohetes, granadas y ojivas.

La Escuela de Artillería de Costa y Antiaérea promueve la formación de operadores de radar, operadores de misiles, operadores de cañones y directores de tiro, entre otras actividades curriculares que implican el mantenimiento, la operación y el combate seguros y eficaces.

561091Los primeros MANPADS EB RBS 70 fueron entregados a la EsACosAAe en 2014. Foto: Roberto Caiafa

El Centro de Entrenamiento de Artillería de Misiles y Cohetes es una unidad de enseñanza creada dentro del Programa Estratégico ASTROS del Ejército, y que funciona en el Comando de Artillería instalado en el Fuerte Santa Bárbara, en Formosa.

En esta escuela se preparan los recursos humanos necesarios para operar estas armas con seguridad y eficiencia para el empleo y la logística del Sistema de Misiles y Cohetes, además de contribuir a la formación de la doctrina de empleo del Arma de Artillería del Ejército Brasileño.

561092

Fachada del Centro de Entrenamiento de Misiles y Cohetes en Formosa. Foto: Roberto Caiafa

Otra tecnología actual que el Ejército brasileño utiliza para formar y entrenar a los artilleros es la simulación, ya sea virtual, constructiva o en vivo. 

Para llevar a cabo estas sofisticadas actividades de enseñanza, el Ejército construyó y opera tres Simuladores de Apoyo al Fuego (Simaf), ubicados en Aman, en el Centro de Entrenamiento Este (CA-Este) y en el Centro de Entrenamiento Sur (CA-Sur).

El Simaf pretende mejorar la formación de apoyo al fuego de la Fuerza Terrestre. A través de una secuencia de misiones de disparo simuladas, los subsistemas de Observación, Gestión y Coordinación del Fuego, Línea de Fuego y Mando y Control ejecutan una serie de tareas inherentes, simulando en un entorno virtual todas las fases del apoyo al fuego, desde la petición de fuego por parte de los Observadores Avanzados (OA) hasta la ejecución y corrección de los disparos por parte de sus respectivas Líneas de Fuego (LF).

Todo ello en un entorno virtual interconectado con la simulación en vivo sobre el terreno y los complejos problemas militares introducidos en la simulación constructiva que tiene lugar en paralelo.

561095

La 'ínea de fuego' del Simaf del CA-Sul, equipada con un mortero de 120 mm y un obusero AR de 105 mm, ambos instrumentados con fines de simulación, que también se realiza en otros entornos. Foto: Caiafa



Recomendamos


Lo más visto