​Las prioridades del Ejército del Aire: recuperar los aviones de patrulla marítima y sustituir los F-18 y F-5M
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >
JEMA

​Las prioridades del Ejército del Aire: recuperar los aviones de patrulla marítima y sustituir los F-18 y F-5M

El JEMA también subraya como clave la modernización de sistema de mando y control
P3 orion mision atalanta
Avión P.3 de patrulla marítima del Ejército del Aire en Yibuti. Foto: Emad
|

El Ejército del Aire y del Espacio ha marcado como prioridades para los próximos años la sustitución de los cazas F-18 en servicio en las bases de Zaragoza y Torrejón, el reemplazo de los F-5M utilizados para la formación de pilotos de caza y ataque, la recuperación de la capacidad de patrulla marítima tras la baja del P.3 Orion y la modernización de su sistema de mando y control.

Así lo explicó el jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), general del aire Javier Salto, en su discurso durante la gala de entrega de premios del Ejército del Aire celebrada el pasado jueves en la madrileña base aérea de Cuatro Vientos.

Respecto a los F-18, el general, al frente del Ejército del Aire y del Espacio desde hace más de cinco años, destacó que “la renovación debería iniciarse ya en el año 2023” para que el sustituto esté operativo “al final de esta década”. El Ministerio de Defensa contempla en el presupuesto del próximo año el lanzamiento de dos programas para el reemplazo de estos aviones de combate. El primero tiene un presupuesto total de 4.500 millones de euros entre 2023 y 2028 y el segundo, que también incluye el relevo de los Harrier de la Armada, cuenta con 6.250 millones para el mismo periodo. En total, unos 13.000 millones para aviones de combate. Salto apuntó que la sustitución es necesaria para “asegurar la capacidad de disuasión y de defensa de España”.

Salto dejó claro en su intervención que otra prioridad es “asegurar la formación de los pilotos de caza y ataque con el reemplazo de los cazas F-5M por un nuevo sistema integrado de entrenamiento avanzado”. Esta veterana aeronave, en servicio en la base de Talavera la Real, ya está al final de su vida operativa. En este caso, todavía no hay a la vista financiación para un programa, aunque sí existen candidatos. Airbus presentó hace dos años el programa AFJT para el desarrollo de un nuevo avión entrenador y además en el mercado hay sistemas ya operativos como el M-346 de Leonardo.

Patrulla marítima

El JEMA también resaltó que el Ejército del Aire y del Espacio tiene que adquirir nuevos aviones de patrulla marítima, una capacidad que perderá temporalmente con la retirada de los P.3 Orion. La última aeronave de este modelo apuntó “será dada de baja en los próximos días”, tras un despliegue de 14 años en la operación Atalanta de lucha contra la piratería en el Cuerno de África.

El Ministerio de Defensa trabaja con Airbus en la compra de cuatro C-295 en la versión MPA/ASW para recuperar esta capacidad. La previsión es lanzar el programa el próximo año, tal y como recoge el presupuesto para 2023 del departamento que dirige Margarita Robles. Aunque el C295 MPA tiene una menor autonomía y alcance que el P.3, la idea es que disponga de todo lo necesario para cubrir capacidades prioritarias de guerra antisubmarina, antisuperficie e ISR, y apoyar a la capacidad de búsqueda y rescate. Defensa, hay que recordar, abrirá el año que viene otro programa dirigido a sustituir a los CN-235 de vigilancia marítima que contempla la compra de otros diez aviones. En este caso, todo apunta a que el modelo elegido también será el C-295.

La cuarta prioridad en esta lista –y la primera que mencionó el JEMA- es “la modernización y eliminación de obsolescencias en nuestro sistema de mando y control”. El general del aire además señaló que hay que seguir “contribuyendo al programa del nuevo avión de combate europeo (el FCAS) junto a Francia y Alemania”, que esta semana ha dado un paso muy importante con la firma del acuerdo industrial.

Hitos de 2022

En su intervención, el general Salto además mencionó algunos de los hitos y avances durante este año 2022 como la aprobación de la Estrategia Espacial del Ejército del Aire que “guiará nuestra adaptación orgánica para asumir esta responsabilidad e implantar un sistema de mando y control espacial en un futuro próximo cercano”, el inicio del primer curso de vuelo básico en la Academia General del Aire con el sistema integrado de entrenamiento en el Pilatus y la consolidación de capacidades recientes como los NH90, los Predator B o los A400M que “ya están dando una operatividad y eficacia excelentes”.

Asimismo, hizo referencia a otros programas como la recuperación de la capacidad de proyección estratégica con la recepción de los tres Airbus A330, “que se completará cuando se hayan convertido a MRTT”, la firma del programa Halcón para la adquisición de 20 Eurofighter con el objetivo de garantizar la sustitución de los F-18 de Canarias y los avances en el programa Bacsi y la transformación digital, “los dos proyectos tractores en el ámbito de la innovación y la digitalización”.




Recomendamos


Lo más visto