menú responsive
ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

Navantia incluye el proyecto en su Plan Estratégico

La falta de financiación demora la licitación del contrato para el BAM-IS

Astillero de Navantia en Puerto Real. Foto: Navantia

Astillero de Navantia en Puerto Real. Foto: Navantia

10/02/2020 | Madrid

El contrato para la construcción del proyecto del Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática (BAM-IS) continúa sin tener fecha para su licitación, ante la falta de dotación financiera por parte del Ministerio de Defensa, que aún se encuentra dedicado la fase administrativa del programa.

Desde Defensa han asegurado que “en relación a los plazos de obtención, no se puede hacer una estimación mientras no se disponga del recurso financiero”, según publica el Diario de Cádiz.

Aun así, la empresa pública Navantia contempla en su Plan Estratégico 2018-2022 la construcción del BAM-IS en sus astilleros de Puerto Real (Cádiz). El contrato conllevaría la creación de 625 puestos de trabajo, durante tres años y medio, en una planta falta de trabajo desde mediados de 2019, tras la entrega del último petrolero para Ibaizábal.

Defensa también ha señalado que, a pesar de aún no haberse establecido la estrategia a seguir para la construcción del BAM-IS, este buque posee tanto requisitos civiles como militares. Reconocer el carácter militar de la embarcación implicaría -de acuerdo a fuentes consultadas por el Diario de Cádiz- la imposibilidad de llevar a cabo su construcción en astilleros extranjeros, lo que reforzaría las posibilidades de Navantia de hacerse con el contrato.

Reemplazo del Neptuno

 

A finales de 2017, la Armada anunció que construiría un nuevo BAM-IS para reemplazar al Neptuno, con más de 40 años en servicio, y que el proceso se hallaba en fase de diseño y elección del astillero. Esto generó sorpresa en Navantia, que hasta entonces había recibido todos los encargos de la Fuerza Naval a través de su consignación en los Presupuestos Generales del Estado.

Meses más tarde, ante la polémica, la Armada rectificó al asegurar que la opción preferente era el astillero público, por haber trabajado juntos en otras ocasiones, compartir instalaciones y cumplir con los requisitos demandados.

El futuro BAM-IS operará como buque de salvamento y apoyo en misiones de rescate de submarinos: los S-80 que ya construye Navantia en Cartagena, aunque con retrasos importantes.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje