menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Contrato con un presupuesto de 4,8 millones

El Ejército español compra el vehículo Neton de Einsa para operaciones especiales

Versión del vehículo Neton adquirida por el Ejército de Tierra. Foto: Einsa

Versión del vehículo Neton adquirida por el Ejército de Tierra. Foto: Einsa

 Ver galería de fotos

24/11/2020 | Madrid

B. Carrasco

El Neton de la empresa española Einsa será el nuevo vehículo ligero de las unidades del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra español. Esta compañía se ha adjudicado un contrato de 4,8 millones de euros que contempla el suministro de un lote de 24 unidades durante los dos próximos años.

El proceso de compra del conocido como Vehículo Ligero de Operaciones Especiales (VLOE) fue puesto en marcha por el Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) el pasado mes de mayo. Este órgano ha evaluado durante los últimos meses dos ofertas; una versión del Vamtac de Urovesa, y el Neton de Einsa, que finalmente ha sido el vehículo seleccionado.

Durante las pruebas, según el acta de resolución, el Neton presentó una tara de 2.422 kg y una capacidad de carga de 1.078 kg, con un consumo de 11,4 litros en un recorrido de 435 km a 80 km/h. La documentación presentada por Einsa refleja que cuenta con una potencia de 136 kw y, de acuerdo con la extrapolación de datos de consumo en pruebas, tiene una autonomía de 1.226 km. En los ensayos sobre el terreno, superó una rampa superior al 40% en el Instituto Tecnológico de La Marañosa, perteneciente al INTA. También pasó la prueba de carga en un avión de transporte C295, en la base aérea de Getafe.

El vehículo de Einsa es una plataforma todoterreno, basada en el chasis del Toyota Hilux, diseñada para cumplir con los requisitos de las fuerzas especiales. Además de en C295, el Neton está preparado para su aerotransporte en otros aviones de carga como el A400M y en el helicóptero CH47 Chinook de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército (Famet). Asimismo, dispone de amortiguación adaptativa con capacidad para acomodar cargas diversas a topografías de terrenos diferentes. En su parte trasera puede transportar desde heridos a medios como, por ejemplo, una motocicleta.

Los requisitos fijados por el Ejercito recogen que el vehículo contará con un cabrestante tanto delantero como trasero para la auto recuperación o la recuperación de otro vehículo del mismo tipo. La longitud del cable no será inferior a 30 m, con una capacidad de tiro de al menos 4.000 kg. Dispondrá además de porta armas para armamento principal de hasta 7,62 mm.

La entrada en servicio de un VLOE es una de las prioridades del Mando de Operaciones Especiales del Ejercito de Tierra dentro del proceso iniciado por la unidad para la renovación de sus materiales con el propósito de adaptarse y hacer frente con éxito a los escenarios futuros.  

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje