menú responsive
ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

Los militares han actuado en tareas de vigilancia fronteriza

El Jemad considera suficiente el despliegue en Ceuta y Melilla para afrontar una crisis migratoria

Almirante general Teodoro López Calderón. Foto: Ministerio de Defensa

Almirante general Teodoro López Calderón. Foto: Ministerio de Defensa

28/05/2021 | Madrid

B. Carrasco

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Teodoro López Calderón, ha asegurado este jueves que el despliegue militar actual en Ceuta y Melilla es suficiente para hacer frente a una crisis como la avalancha de inmigrantes que provocó Marruecos en Ceuta la semana pasada.

En un encuentro con periodista de defensa, el Jemad señaló que “el despliegue para el nivel de crisis que se ha producido es sobrado, porque ha sido principalmente una cuestión de orden público, en el que la actuación de las Fuerzas Armadas ha consistido en apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. Esta ayuda, añadió, se produjo ante una situación donde “sobre todo al principio estaban superados por los acontecimientos”.

El almirante López Calderón hizo hincapié en que “el número de fuerzas es más que suficiente”. Asimismo, recordó que la misión real de las Fuerzas Armadas en Ceuta y Melilla es presencia militar y vigilancia. “Al estar en una zona de frontera se ha intentado mantener una presencia, no mayor, porque se ha reducido a lo largo de los años, sino más constante”.

Esta misión, destacó, es la razón de ser del nuevo Mando de Vigilancia y Presencia Terrestre (MVPT). “Si no están las fuerzas armadas en los peñones, quién van a estar, allí nadie va a vivir, es necesario mantener la soberanía nacional con presencia y vigilancia. Esa es la misión”, recalcó.

Apoyo a la vigilancia fronteriza

 

El Jemad también resaltó que los militares desplegados en crisis migratorias como la de Ceuta tienen todas las garantías jurídicas para apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE). En este caso, el Ejército movilizó a legionarios y regulares, principalmente, con la misión -agregó el almirante- de efectuar patrullas de vigilancia en la frontera y avisar de cualquier incidente o novedad a la Guardia Civil y la Policía.

“Tienen la obligación de intervenir en caso de detectar un delito flagrante, con un uso siempre proporcional de la fuerza, y sabiendo que tienen que comunicar a las FCSE para que se hagan cargo de la situación”, apuntó.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje