menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Encuesta ciudadana

México prefiere ampliar la base de Santa Lucía al aeropuerto de Texcoco

El actual aeropuerto mexicano esta excesivamente saturado. Foto AICM.

El actual aeropuerto mexicano esta excesivamente saturado. Foto AICM.

29/10/2018 | Ciudad de México

M. García/ J. Quevedo

México apuesta por utilizar la Base aérea de Santa Lucía, donde se construirían dos nuevas pistas, junto con el aeropuerto de Ciudad de México y el de Toluca, que se mejorarán con tal fin, en vez de continuar con la construcción de una gran instalación, el denominado Naim, o nuevo aeropuerto internacional, en Texcoco, cuyas obras ya están al 30% de ejecución según la web de la empresa.

Ayer 28 de octubre, un 69% de los participantes en la encuesta ciudadana organizada para decidir sobre este aspecto dio el sí a la Base de Santa Lucía, proyecto defendido por el futuro presidente de México Andrés Manuel López Obrador, frente al proyecto de Texcoco, avalado solo por el 29% de los participantes.

Un proyecto controvertido

 

El principal problema en la apuesta por Santa Lucía es que el equipo de Obrador nunca presentó documentación definitiva y acreditable que avalara un proyecto y a la viabilidad de la operación. Un tema de carácter técnico y de seguridad aérea que fue politizado en su campaña como bandera política y que le fue señalado en distintas ocasiones por la autoridad aeronáutica mexicana y mundial.

A la espera de las reacciones definitivas de los indicadores macroeconómicos y el impacto que esto tendrá en la industria aeronaútica y de defensa en México, hasta hoy Obrador no ha reparado en el impacto humano y político, con las Fuerzas Armadas Mexicanas, que representará convertir Santa Lucía en lo que se cree, un aeropuerto alterno; pues ésta base aparte de ser un complejo logístico,  mateiral y de entrenameinto, aglomera diferentes escuelas militares recientemente reubicadas, hospitales y unidades habitacionales a donde viven más de 10.000 personas, aparte de que la base recibió una inversión en infraestructura (mayoritariamente de seguridad social) cercana a los 1.000 millones de dólares en el sexenio que termina.

Una encuesta de fiabilidad dudosa

 

La encuesta ciudadana fue señalada desde diversos ámbitos por su falta de seriedad. Entrer otros aspectos, se ha asegurado que el modelo escogido permite que cualquier ciudadano pudiera votar en diferentes ocasiones y casillas sin ningún tipo de control. También se ha denunciado que no fue realizada por autoridad alguna y que las casillas de votación fueron instaladas mayoritariamente en demarcaciones políticas a donde el futuro presidente obtuvo mayorías abrumadoras, mientras que regiones enteras del país o zonas que no le favorecieron en las pasadas elecciones, fueron ignoradas.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje