menú responsive
AMÉRICA | Tierra
-/5 | 0 votos

Reportaje infodefensa

Un día en el Iveco LMV, la elección del Ejército de Brasil


Pilotamos el Blindado IVECO LMV en la fábrica de Iveco en Sete Lagoas (Brasil)


05/06/2019 | Belo Horizonte

Roberto Caiafa

El vehículo blindado 4WD Light Multirole Vehicle, o LMV, deberá equipar las brigadas mecanizadas del Ejército Brasileño al lado de otro vehículo de Iveco Vehículos de Defensa, el VBTP-MR Guaraní 6x6.

La pista de pruebas de la Unidad Industrial del Grupo Iveco/CNH en la ciudad de Sete Lagoas (MG) fue el lugar donde Infodefensa.com tuvo la oportunidad de conocer y pilotar el Iveco LMV, así como acompañar diversas pruebas de los modelos LMV y Guaraní pilotados por profesionales de la fábrica.

Usado por diversas Fuerzas Armadas, el Iveco LMV es un moderno blindado 4x4 con capacidad para cinco tripulantes y configurado con varios recursos para diferentes misiones, sea en combate en la línea de frente sea la retaguardia en tareas logísticas y de apoyo.

El coche tiene 4,86 ​​metros de largo; 2,20 m de ancho; 3,23 m de entre-ejes y 2,10 m de altura.

El habitáculo de supervivencia de la tripulación, reforzado estructuralmente, tiene un piso antiminas y bancos antiaccidentes fijados a la parte superior, para evitar transferir energía cinética de una detonación a los ocupantes del coche.

El blindaje Stanag I, en el nivel estándar versión probada, puede ser ampliado mediante kits extras hasta Stanag III, pasando por la 2A de bajo peso que no sacrifica la suspensión y el rendimiento del vehículo.

El motor es un moderno propulsor 3.0 FPT de 220 CV con transmisión hidráulica de ocho velocidades, garantizando acelaciones constantes y un torque fenomenal en cualquier condición de terreno.

Dirigiendo el LMV

 

El arranque se realiza en un enorme panel de llaves "on/off" en la consola central, primero se conecta a la batería (sistema eléctrico), luego se energiza el coche (entran bombas diversas, sistema de refrigeración, etc.) y por fin se activa el botón de arranque, el motor entra suavemente en marcha.

Pilotar es la esencia de la simplicidad, basta con sujetar el volante, soltar el freno de mano y acelerar. Listo. La aceleración es gradual y atiende al conductor, cada toque al pedal tiene respuesta.

La entrega de torque es fenomenal, tanto en bajadas como en subidas y, en general, el coche esta a gusto fuera de pista su entorno natural de operaciones. En el asfalto el LMV tiene un rendimiento muy satisfactorio, pero en en campo a través se destaca mucho más.

En la pista asfaltada es fácil llegar a los 90-100 km por hora en rectas, y los frenos están bien dimensionados para desacelerar y parar las casi ocho toneladas del vehículo con gran seguridad.

El coche presenta una electrónica embarcada avanzada, que incluye control electrónico de estabilidad (ESP) mejorando así la condición off-road en terrenos irregulares.

La suspensión independiente contribuye al excelente rendimiento de cualquier terreno, y los neumáticos "fuera de pista" cuentan con sistema automático de calibrado.

La tripulación utiliza cascos con intercomunicadores y cinturones especiales de cuatro o cinco puntos de sujección. El vehículo dispone del vital recurso de aire acondicionado para todos los ocupantes.

El quinto hombre a bordo puede operar un arma de fuego de apoyo, a través de una escotilla giratoria en el techo que rebate su tapa, convirtiéndola en escudo balístico.

Pueden instalarse torretas manuales o estaciones remotamente tripuladas de armas de 7,62 mm y 12,7 mm, o lanzadores de granadas de 40 mm.

Granadas fumígenas están montadas en lanzadores fijados al techo, así como herramientas de zapadores para dos hombres que está distribuida en soportes en el entorno del coche. La munición extra a bordo se almacena en cajas metálicas especiales.

El compartimiento de carga, en la parte trasera, está dotado de tres puertas con bisagras, y puede recibir una litera transversalmente o cargar suministros y munición extra (hasta una tonelada).

Un coche bien diseñado y maniobrable

 

Para un conductor de habilidades mínimas como el autor de este reportaje, es impresionante conducir un coche de ocho toneladas, acelerar hasta casi 100 km por hora y maniobrar con derecho a revés, en espacio confinado, sin mayores preocupaciones, basta con seleccionar la opción drive y ... Conducir.

Esto va a marcar la diferencia a la hora de entrenar a la tropa para usar el coche, y seguramente será una operación segura, pues el LMV es dócil y bien equipado.

El blindado fue diseñado para ofrecer una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo Puesto de mando, Reconocimiento, Patrulla, Plataforma de sistemas de armas ligeras, Medevac (evacuación médica), entre otras.

El vehículo está diseñado para ser compatible con los recursos de dirección de imagen térmica y NVG (gafas de visión nocturna) para permitir la conducción nocturna.

Alta confiabilidad, facilidad de mantenimiento y bajos costos de operación fueron consideraciones importantes durante el proyecto del LMV.

El modelo es aerotransportable, y dos de ellos pueden ser embarcados en el KC390 sin mayores preocupaciones en cuanto a ancho, alto y largo.

Cuando sea entregado, será una excelente opción para equipar tropas brasileñas, especialmente aquellas enviadas para misiones de Paz / Imposición de la Paz mantenidas por la ONU/UN

El vehículo ya ha sido adoptado por varios países que forman parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), entre ellos Italia, España, Bélgica, Austria, Inglaterra y Noruega, y ya fue utilizado en misiones en Afganistán, Líbano, Kosovo y Chad.

Imágenes y videos: Roberto Caiafa.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje