menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Reportaje Infodefensa

Chile y el desminado humanitario, 40 días en isla Deceit


Francisco Sánchez entrevista a militares chilenos a su regreso de la misión de desminado humanitario


18/11/2019 | Punta Arenas

F. Sánchez (Enviado especial)

Durante la mañana del 15 de noviembre arribó el buque Betanzos con la totalidad de los efectivos de la Compañía de Desminado Humanitario Punta Arenas dependientes del Regimiento N° 10 'Pudeto' de la V División de Ejército, unidad que estuvo cumpliendo funciones en isla Deceit en cumplimiento con los compromisos del Estado chileno tras suscribir el Tratado de Ottawa.

La Compañía de Desminado Humanitario fue complementada con cuatro efectivos de la Compañía de Ingenieros Mecanizada N°11 'Tehuelches' de la 4ª Brigada Acorazada 'Chorrillos', equipo humano que se embarco para ser trasladados a isla Deceit a principio del mes de octubre, superando un largo viaje que se dificultado por las condiciones meteorologicas reinantes en la zona. Es así que una larga preparación y un largo viaje llevo a los efectivos del Ejército de Chile a desarrollar uno de los principales hitos dentro de la historia de las relaciones internacionales, cumpliendo en forma adelantada los objetivos de desminado planteados para el cumplimiento del mencionado tratado internacional.

El viaje no estuvo exento de problemas, especialmente por las duras condiciones meteorologicas que retrasaron el arribo a la isla. Sin embargo el proceso de desminado fue un trabajo coordinado y efectivo, en donde los registros existentes con las ubicaciones de las minas sembradas en 1983 fue fundamental, al igual que la experiencia previa en tareas de desminado.

Formación y veteranía

 

El profesionalismo y técnicas adquiridas por años de estudio y trabajo en diferentes operaciones fue un factor clave, especialmente considerando lo complejo de estas operaciones de alto riesgo. Logrando extraer 500 minas antipersonales, en los dos campos minados que fueron trabajados, en los sectores de las caletas Toledo y Wilfredo, además de certificar los trabajos previos realizados en caleta Colón.

La comunicación con el puesto de mando en el Regimiento N° 10 'Pudeto' fue fundamental para llevar un control de los avances e información hacia el personal desplegado, en donde tuvieron la oportunidad de tener contacto con sus familiares, información de carácter critica para el desarrollo de las tareas y los diferentes aspectos que involucraban la peligrosa operación.

El cabo 1° Héctor Astorga Ampuero, recién desembarcando en puerto, señaló que “fue fundamental la experiencias previas realizadas, especialmente durante febrero y marzo a islas Freycinet. Esta experiencia de 40 días todos sabíamos a lo que íbamos, aclimatarse al buque fue fundamental pues nosotros somos de tierra y no de estar embarcados, ocupando los primeros días de aclimatación para estar preparados para las operaciones. Hartos factores en contra como el clima que supimos superar, cumpliendo el cronograma dentro de lo planificado, siguiendo los protocolos de seguridad para lograr los objetivos”.

Por su parte, el cabo 1° Pablo Lehuey Curinao, quién se desempeñó como comandante de cuadrilla, afirmó que “nos sentimos como unidad orgullosos y con el corazón lleno de alegría, porque hemos aportado con un grano de arena. Muchos de nosotros nunca pensamos que seriamos parte de la historia de Chile, dando termino a esta operación la cual fue muy compleja y nos sentimos muy orgullosos”.

De esta manera el teniente coronel Alexis Pérez Luco, comandante de la Compañía de Desminado Humanitario 'Punta Arenas', destacó que “la moral del personal siempre estuvo alta, el puesto de mando en el Regimiento N° 10 'Pudeto' en contacto con gente, manteniendo comunicación con las familias. Las condiciones de habitabilidad y comunicaciones estuvieron bastante bien considerando la lejanía de la zona, lo cual nos permitió trabajar de la mejor forma para cumplir con los objetivos planteados por el Estado de Chile”.

El comandante del Regimiento N° 10 'Pudeto', teniente coronel Carlos Parra Meier, complementó que “el Ejército de Chile tiene distintas áreas de acción en el desarrollo de la defensa, pero también hay otras labores que complementan esta función, como es el caso del desminado humanitario que es muy relevante que se realizó en el archipiélago de la Wollaston cuya unidad acaba de llegar a Punta Arenas. Pero además hay una serie de actividades que van en beneficio de la comunidad, el desarrollo y conquista de las fronteras interiores como es el Cuerpo Militar del Trabajo que abre rutas de penetración donde la empresa civil por la lejanía y condiciones geográficas no se interesa, en esta caso trabajando la Subjefatura Zonal del CMT que conectar el interior de la isla de Tierra del Fuego con el canal Beagle”.

La unidad de desminado humanitario 'Punta Arenas' para el desarrollo de sus operaciones contó con una constante supervisión del puesto de mando, el cual desde Punta Arenas seguía cada uno de los factores involucrados en el desarrollo de la operación, siendo fundamentales en todo este proceso, estableciendo un accionar coordinado en donde la planificación y desarrollo de cada una de las tareas no estuvo al azar, permitiendo que cada uno de los 40 hombres llegará a salvo de regreso a Magallanes continental.

A un paso de terminar el trabajo

 

En la actualidad en la Región de Magallanes se encuentra también en proceso de levantamiento de minas en isla Nueva con la Partida de Operaciones de Minas Terrestres de la Armada (Pomta), unidad integrada por miembros del Destacamento Infantería de Marina N°4 Cochrane especializado en el levantamiento de minas antipersonales que se ubican en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, unidad que también cumplirá los objetivos dentro del presente año, siendo Chile uno de los primeros países en cumplir íntegramente los compromisos adquiridos en el tratado de Ottawa.

Es de esta manera que se comienza a escribir una de las últimas páginas en un largo proceso, en donde el profesionalismo, preparación y disciplina han sido pilares fundamentales, en donde miembros del Ejército de Chile, en zonas de aislamiento y rigor climático, han cumplido uno a uno los objetivos planteados en beneficio de Chile y sus altos destinos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje