menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa.com

S. Billep (Hensoldt): "El TRS-4D ofrece una solución polivalente para los programas navales en la región" (2)

Stefan Billep. Foto: Hensoldt

Stefan Billep. Foto: Hensoldt

10/11/2020 | Santiago

Nicolás García

En esta segunda parte de la entrevista de Infodefensa.com, el director de Ventas de Hensoldt para Latinoamérica, Stefan Billep, manifiesta el interés que tiene la empresa por participar en los programas de construcción naval que las armadas latinoamericanas proyectan materializar en los próximos años.

Billep destaca la selección del radar multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D elegido por las marinas de Alemania, Chile y Estados Unidos y las opciones de optrónica y mástiles para submarinos que Hensoldt ofrece para modernizar las capacidades de los submarinos de la clase 209 en servicio en Sudamérica.

El ejecutivo se refirió además a los retos que impone la geografía americana en el control de fronteras y de que manera las soluciones tecnológicas de la empresa permiten optimizar la vigilancia del espacio terrestre, marítimo y aéreo. Asimismo expresa su satisfacción por la venta del sistema antidron Xpeller a Brasil como el primer paso para ampliar la comercialización de este producto a otros mercados del continente.

Pinchar aquí para leer la primera parte de la entrevista

¿Qué podría aportar Hensoldt en los programas de construcción naval que Colombia, Chile y Perú pretenden desarrollar en el mediano plazo?

El portafolio naval de Hensoldt es bastante amplio y puede llegar a ser muy interesante para los programas de construcción naval en Colombia Chile y Perú. Nuestro ofrecimiento pasa por radares AESA de vigilancia área TRS-4D o convencionales TRS-3D, radares de superficie y navegación Kelvin Hughes, radar segundario MSSR, tanto IFF modo 5 como modo nacional y el radar pasivo Twinvis para vigilancia litoral. También contamos con puentes de navegación integrados Manta NEO, sistema de mando y control para OPV y embarcaciones menores Lyncea, sistemas electrópticos de vigilancia MEOS, sistemas de autoprotección anti laser Colds, enlace encriptado de datos en banda ancha Lygarion y la suite completa de sistemas de guerra electrónica, incluyendo sensores estado del arte para Comint, Sigint y Elint.

Hensoldt introdujo a la región el radar TRS-4D. ¿Por qué ha tenido éxito este sistema en marinas tan disímiles como la alemana, chilena y estadounidenses? ¿A qué otros mercados apuntan en América Latina?

El radar TRS-4D viene en dos versiones diferentes, fija o rotatoria, apuntando a fragatas y corbetas de diferentes tamaños y desplazamientos. En el caso de Alemania, la Marina se ha decantado por ambas versiones. La versión fija se contrató para el programa de fragatas MKS 180 y consta de cuatro paneles, dos montados en la estructura de popa y dos en la estructura de proa. Por otra parte, la marina alemana escogió el TRS-4D en versión rotatoria para el segundo batch del programa de corbetas K 130. Lo que une a las marinas de Alemania, Chile y Estados Unidos es la confianza depositada en las capacidades y bondades del sistema, basado en tecnología AESA estado de la arte. El radar TRS-4D ofrece una solución polivalente para todos los programas de construcción naval en la región, como Brasil, Colombia, Chile, Perú, entre otros. 

Armadas de todo el mundo implementan programas para extender la vida útil de los submarinos clase 209. ¿Qué opciones de optrónica y mástiles brinda Hensoldt?

Nosotros como Hensoldt reconocimos hace tiempo la aceptación y el éxito del submarino 209 en Latinoamérica y el resto del mundo con las marinas que lo operan. Es por esto que la empresa desarrollo el periscopio Sero 250 como remplazo directo de los periscopios ópticos BS40, también desarrollados por nosotros (Carl Zeiss en su momento).  Lo que hace interesante esta solución, es la posibilidad de remplazar el periscopio sin tener que hacer modificaciones mayores al submarino. Con el Sero 250, basado en las últimas tecnologías ópticas y electrópticas, se le da a la tripulación una mejor capacidad operativa. Por otra parte seguimos con el desarrollo constante de periscopios, como el SER 400 y los mástiles optrónicos OMS100 y OMS200, utilizado en los submarinos clase Virginia de la Marina de Estados Unidos, entre otros. 

Los países latinoamericanos requieren reforzar sus capacidades de control terrestre, marítimo y aéreo ¿Qué tipo de soluciones posee la compañía en esta materia?

Hensoldt se ha esforzado en definir un portafolio de productos que le permita a las fuerzas armadas expandir precisamente esas capacidades, pero con sistemas electrónicos y automatizados, para aliviar la carga de los operadores hoy en día. En el ámbito terrestre, el reto es el control de las fronteras. El tráfico ilícito de personas, contrabando y narcotráfico es un problema recurrente y que afecta prácticamente a todos los países de la región. Debido a extensión de las fronteras y la variedad de topografías del continente, es muy difícil cubrir al 100% las fronteras con personal y recursos o sistemas móviles o portátiles. 

¿Qué ventajas entrega su tecnología?

Las soluciones de vigilancia por medio de sensores, como radares, cámaras electrópticas, radiogoniometría, cercas inteligentes, enlace de datos y redes de mando y control permiten centralizar la vigilancia y optimizar las operaciones de reacción. En este ámbito tenemos amplia experiencia a través de los sistemas instalados en Europa del Este, Asia, Medio Oriente y África. Algo similar ocurre con la vigilancia de los litorales y aguas jurisdiccionales. Además de los sensores de vigilancia, en estos casos vemos también la utilización de plataformas aéreas, tanto tripuladas como no tripuladas como potenciales soluciones. Radares como SharpEye y Spexer combinados con cámaras NightOwl de alto rendimiento vigilan hoy diferentes litorales en el Pacifico, Atlántico y Caribe Latinoamericano. 

¿Y en cuanto al control del espacio aéreo?

Para el control del espacio aéreo, frecuentemente nos encontramos con un requerimiento recurrente como el de la detección de tráfico aéreo no cooperativo. En este caso, soluciones como los radares pasivos Twinvis en tierra, como también el uso de radares PrecISR para misiones de vigilancia en todo tipo de plataformas aéreas están siendo evaluados por varios de nuestros clientes. 

La empresa vendió a Brasil los primeros sistemas Xpeller CUAV. ¿Qué características y capacidades tiene este producto? ¿Hay opciones de nuevas ventas en Latinoamérica?

El problema de los drones representa un riesgo importante, tanto a operaciones aéreas, eventos públicos y la seguridad de infraestructura critica. La familia Xpeller, con sus variantes portátiles, móviles y fijas, se base en una combinación de sensores para garantizar la detección fiable, el reconocimiento del dron y la ubicación del piloto. Desde el mismo mando de control se pasa a la perturbación electrónica del UAV para evitar la incursión, o en caso de que el dron represente una amenaza física, por explosión por ejemplo,  tenemos la opción de capturar el dron en vuelo y llevarlo a un espacio confinado. Esta amenaza afecta a todos los países. Actualmente estamos respondiendo a varias solicitudes a lo largo del continente. 

¿En que otras áreas desean incrementar su cooperación con las Fuerzas Armadas del continente?

Además de todos los sistemas expuestos anteriormente, tenemos muchísima capacidad tecnológica para lo que llamamos el dominio del espectro electromagnético. Aquí contamos con soluciones para la recepción, análisis y procesamiento de señales, tanto el ámbito de la inteligencia de comunicaciones, Comint, como medidas de apoyo electrónico, Sigint, Elint, al igual que medidas de ataque electrónico. Estas capacidades la tenemos implementadas en soluciones tanto terrestres como aéreas y navales. 

¿Y en el ámbito de la ciberseguridad?

Por otra parte también tenemos soluciones cibernéticas para el gran reto del hackeo electrónico. Aquí contamos con el desarrollo de un sistema de encriptación a nivel procesador para garantizar que la producción de procesadores, destinados para componentes electrónicos de sistemas de armas, tales como misiles, radares, satélites, radios, etc...no sean fabricados con “puertas traseras” y vulnerabilidades. Esta tecnología está teniendo mucha relevancia, no solo en el ámbito militar sino civil también, sobre todo hoy con el desarrollo del internet de las cosas y la futura comunicación de máquina a máquina. Imagínate a alguien hackeando por ejemplo una planta nuclear, o el sistema de tráfico de una ciudad, o peor aún ¡un lanzador de misiles!

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje