menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El país abandonó su compra prevista de aviones en 2009

La sudafricana Denel deja de fabricar piezas para los Airbus A400M

Representación de las piezas fabricadas por Denel para Airbus. Foto: Denel

Representación de las piezas fabricadas por Denel para Airbus. Foto: Denel

05/04/2019 | Pretoria

Infodefensa.com

Un viejo miembro industrial del programa del avión militar A400M, la compañía estatal sudafricana Denel, ha salido del proyecto. La empresa del sector aeroespacial y de tecnología militar ha acordado con el fabricante principal del aparato, Airbus, dejar de producir piezas para él. La decisión llega diez años después de que Pretoria cancelase la compra prevista de ocho A400M y la opción de hacerse con otros seis, lo que le había permitido entrar como miembro industrial en el programa europeo.

En concreto, Airbus transfirió a Denel las destrezas y la tecnología necesarias para que pudiese diseñar, desarrollar y fabricar el carenado de ala a fuselaje y las carcasas superiores. Con la implicación de esta empresa en la construcción de los aviones de transporte el gobierno del país trató de impulsar el desarrollo de la industria aeronáutica nacional.

Sudáfrica realizó en 2005 un pedido de ocho aviones A400M por 837 millones de euros que finalmente fue cancelado cuatro años después, en 2009. Aun así, las empresas locales que participaban en la cadena de suministro del programa, Denel Aerostructures y Aerosud, mantuvieron su participación en el diseño, fabricación y suministro de varias piezas, e incluso en 2012 Denel reforzó su papel en el A400M con un nuevo acuerdo que en 2013 incrementó al acordar ampliar su paquete de trabajo al ocuparse, entre otros, de la fabricación del esqueleto del plano vertical de cola del avión.

Volver a la rentabilidad

 

La empresa pública sudafricana se encuentra en la actualidad tratando de implementar una nueva estrategia a largo plazo que le permita volver a ser rentable. En sus planes se incluye su salida de áreas de actividad no centrales para la compañía y la desinversión de actividades que sí lo son pero que no resultan viables, para centrarse en aquellos negocios considerados centrales y viables.

El acuerdo alcanzado ahora con Airbus supone dejar la fabricación continua de partes de los aviones A400M, por considerarla no sostenible en su forma actual, aunque, según la empresa, las opciones alternativas están siendo ahora consideradas entre las dos partes.

El programa A400M se puso en marcha en 2003 por siete miembros de la OTAN, entre los que figura España, que se comprometió inicialmente a adquirir 27 unidades, además de Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Luxemburgo y Turquía.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje