menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Últimos contendientes de la Fase 3 del programa Land 400

Rheinmetall y Hanwha se disputan el mayor programa militar terrestre de Australia

Blindado Lynx en la feria francesa Eurosatory 2018. Foto: Ginés Soriano Forte / Infodefensa.com

Blindado Lynx en la feria francesa Eurosatory 2018. Foto: Ginés Soriano Forte / Infodefensa.com

17/09/2019 | Canberra

Infodefensa.com

El ministerio de Defensa australiano ha seleccionado a las dos empresas que disputarán el milmillonario contrato que dotará de nuevos blindados de infantería de combate (IFV, por sus siglas en inglés) a sus tropas terrestres. Las elegidas son la filiales locales de las empresas Rheinmetall (Alemania), que compite con su vehículo Lynx KF-41, y Hanwha (Corea del Sur), que opta con la plataforma AS21 Redback.

La Fase 3 del denominado programa Land 400 de modernización de las fuerzas terrestres australianas, a la que corresponde este concurso, busca un reemplazo para los anticuados transportes blindados de personal M113, con los que aún cuenta el país

El AS21 Redback de Hanwha Defense Systems está concebido para albergar a tres tripulantes más ocho soldados y moverse a una velocidad de hasta 70 kilómetros por hora en carretera y 40 kilómetros por hora campo a través. Su alcance operativo llega a los 500 kilómetros e irá dotado de un cañón automático de 40 mm más una ametralladora coaxial de 7,62 mm.

En cuanto al Lynx KF-41 de Rheinmetall Defense Australia, su capacidad de transporte incluye a un soldado más (12 en total, contando a sus tres tripulantes) e iguala al anterior en velocidad (70 kilómetros por hora) y alcance (500 kilómetros). Difiere en cambio en armamento, ya que su arma principal será un Lance 2.0 de 30-35 mm, además de contar con una ametralladora de 7,62 mm, entre otros sistemas adicionales.

La ministra de Defensa del país, Linda Reynolds, ha destacado la implicación de la industria local en estos desarrollos. “Nos aseguraremos de que estamos bien ubicados para trabajar juntos con la industria para crecer y desarrollar la capacidad en el transcurso de su vida”. En esta misma línea la ministra australiana de Industria de Defensa, Melissa Price, ha insistido en que esta Fase 3 del programa “es otra oportunidad importante para la industria australiana de ofrecer tecnología punta para nuestra Fuerza de Defensa”.

El Land 400, que está valorado en unos 10.000 millones de dólares australianos (cerca de 6.225 millones de euros al cambio actual) –es el mayor programa de adquisiciones de la historia del Ejército de ese país oceánico–, incluye la entrega, además del señalado IFV, de un vehículo de reconocimiento de combate (CRV), de un vehículo de soporte de maniobra (MSV), y de un sistema integrado de capacitación (ITS). Con ellos el Ejército del país sustituirá a sus blindados Aslav, M113AS4 y Bushmaster.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje