Las jornadas de colaboración público privada
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

Las jornadas de colaboración público privada

|

02/04/2009 Por Enrique Navarro (Infodefensa.com) - El próximo día 21 de abril, IDS organiza una jornada sobre colaboración público privada en programas de Defensa y este momento no puede ser más oportuno para reunir a expertos, Administración y empresas para discutir cómo la asociación entre el sector público y privado pueden coadyuvar al desarrollo de un mercado más eficiente (ver información).

La oportunidad viene dada por la especial coyuntura que vive la Defensa en España y que tiene muchas similitudes con la que propició el lanzamiento de los programas de financiación privada en Reino Unido a comienzos de los años noventa y en Australia unos años antes.

A nivel macroeconómico, la crisis económica continuará afectando a las finanzas públicas durante al menos todo 2009 y seguramente 2010; la caída de la recaudación, el incremento de las dotaciones para políticas sociales y las prioridades de la política del Gobierno, no presentan un panorama muy esperanzador para el Ministerio de Defensa. No parece previsible un incremento de las inversiones en defensa para el año 2010 y los siguientes años verán, en el mejor de los escenarios, incrementos muy reducidos.

Desde el punto de vista macroeconómico, un presupuesto de inversiones congelado en unos 1500 millones de euros al año y una deuda para los próximos doce años de 20.000 millones de euros, demuestran claramente la insuficiencia del modelo tradicional para continuar el esfuerzo modernizador y mantener vivo un sector industrial que comienza a sufrir la escasez de nuevos programas dado el agotamiento del tremendo esfuerzo de los últimos once años en los que la industria española recibió unos 20.000 millones de euros. La facturación del sector caerá este año a la mitad de lo que era hace cuatro años y este es un dato muy malo.

¿Qué ofrece la colaboración público privada en este entorno? Son muchas las experiencias que muestran la eficiencia del sistema desde el punto de vista financiero, de ahorro de costes, mejor planificación de los recursos, mayor eficiencia.

Para modelos a largo plazo, el contrato de partnering se presenta como un modelo estable de relación permanente entre sector privado y público de gran utilidad en áreas como el mantenimiento de equipos, gestión de infraestructuras y de sistemas de información, despliegues en misiones internacionales, proyectos de investigación y desarrollo, capítulos que absorben una parte sustancial de los gastos en defensa.

Las fórmulas de financiación privada permiten abordar grandes inversiones en las que los activos y los riesgos permanecen en la órbita privada, evitándose una imputación directa a déficit público; aviones cisternas, de transporte, buques logísticos, vehículos ligeros, infraestructuras, etcétera. son activos que han demostrado su aptitud para entrar en este tipo de proyectos con ahorros de costes, con fórmulas de financiación que permiten un aplazamiento de pagos y una imputación contable a déficit público a lo largo de toda la vida útil del bien.

Las fórmulas de asociación público privada, a través de sociedades vehiculares son especialmente recomendables cuando existen activos de la Administración y del sector privado que se ponen en común; satélites de observación y comunicaciones, gestión de maestranzas y arsenales, constituyen buenos ejemplos con antecedentes exitosos.

Los tiempos de crisis son especialmente aptos para los cambios de mentalidad que las grandes convulsiones requieren. Las fórmulas del pasado no sirven para las nuevas condiciones del mercado. A pesar del tremendo esfuerzo modernizador de los últimos años, continúan existiendo lagunas importantes en nuestro equipamiento; la dedicación al I+D cada vez es menor, cuando precisamente debería ser mucho mayor; la industria, con una gran dependencia del cliente gubernamental, no tiene capacidad de mantener capacidades mucho más allá si no existe combustible que la alimente; la caída de las cifras de contratación del año pasado, especialmente de éste, son un claro síntoma de la enfermedad que aqueja al sector.

No cabe duda que la organización de esta jornada es un gran acierto de IDS, pero no debe quedar la discusión en los aspectos técnicos, debe ser, sobre todo, una aproximación estratégica que debe interesar a los máximos niveles de la Administración y de la industria, y que debe servir para definir un nuevo marco de relación entre proveedor y cliente propiciando soluciones industriales y financieras que posibiliten continuar el esfuerzo modernizador en estos difíciles años que están por venir.



Recomendamos


Lo más visto