Las europeas EADS y Thales compiten con la estadounidense Space Systems Loral por el Hisnorsat
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

Las europeas EADS y Thales compiten con la estadounidense Space Systems Loral por el Hisnorsat

Hisnortsat
|

(Infodefensa.com) Madrid.- La empresa elegida para desarrollar el proyecto Hisnorsat se conocerá “en una o dos semanas”. Así lo ha hecho saber Hisdesat, el operador de satélites del Gobierno español responsable de la adjudicación de un contrato, valorado en más de 300 millones de euros, que tendrá por objeto diseñar y lanzar el satélite militar español más grande construido hasta el momento.

Hasta entonces continúa el cara a cara entre la industria aeroespacial europea y la estadounidense, las cuales, a través de dos consorcios ahora enfrentados, pretenden adjudicarse el proyecto para construir el satélite compartido de España (60%) y Noruega (40%).

Según detalla el diario económico Cinco Días, varias son las compañías que forman parte de los dos consorcios rivales. El grupo europeo está integrado por las divisiones españolas de EADS (EADS-Casa Espacio y Astrium) y Thales Alenia-Space; mientras que el estadounidense cuenta con Space Systems Loral como socio más fuerte.

Fuentes conocedoras del proceso han revelado que la diferencia de precios entre ambas ofertas es tan solo de un cinco por ciento, siendo la de Space Systems Loral más económica que la europea. Sin embargo, el sector aeroespacial español podría verse más beneficiado de adjudicarse el contrato al consorcio liderado por EADS.

“Si gana la oferta de Loral toda la integración y pruebas de carga útil y del satélite se llevarán a cabo en EE UU. Los equipos embarcados que fabricaría la industria española son recurrentes, no aportarían innovación ni valor añadido a lo que ya hacen", han explicado fuentes conocedoras del proceso.

El proyecto ‘europeo’

En opinión de la industria, la propuesta de EADS incluye una carga de trabajo de mayor valor para las empresas de España porque, entre otras cosas, prevé que la carga útil del satélite -la parte que incorpora mayor valor añadido- sea desarrollada de forma conjunta por EADS-Casa -como contratista principal- y por Thales Alenia Space España, mientras que la plataforma como tal correría a cargo de Astrium.

Asimismo, el consorcio europeo pretende que la integración del repetidor de telecomunicaciones del satélite tenga lugar en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), así como permitir la entrada de terceras empresas nacionales como Mier, Sener y Rymsa.

Además, la propuesta de los europeos garantizaría el retorno directo a España del 50% del valor de la carga útil del artefacto, valorado aproximadamente en 160 millones de euros (la mitad del coste total del satélite), y se compromete a generar retornos indirectos -inversiones en futuros contratos- en España de hasta el 200% del valor de la adjudicación del Hisnorsat durante un periodo de 10 años.

Por contrario,  Estados Unidos solo garantiza retornos indirectos equivalentes al 100% del contrato durante este periodo, una promesa recibida con escepticismo por las empresas españolas del sector, que aseguran que el nivel de contratación de la marca estadounidense en España ronda los 10 millones de dólares anuales. "A ese ritmo, y con los compromisos anteriores de Loral, los retornos de Hisnorsat llegarán a la industria española en 2035", protestan las fuentes consultadas.

Por su parte, desde Hisdesat aseguran que ambas ofertas incluyen una participación de la industria española "muy superior" al 27,5% mínimo al que están obligadas y que el proyecto prevé generar unos 4.000 puestos de trabajo.

Un satélite militar hispano - noruego

Hisnorsat es un satélite de comunicaciones militares compartido por España y Noruega cuya entrada en órbita se espera en 2014, momento en el que se convertirá en el satélite militar español más grande hasta el momento.

Con una vida útil estimada de 15 años, seis toneladas de peso y una carga de 46 transponedores, el ingenio garantizará comunicaciones estratégicas para usos gubernamentales hasta 2030. Su desarrollo y fabricación requerirá una inversión superior a los 320 millones de euros durante los próximos cuatro años.



Recomendamos