El Juan Carlos I tiene averiados los sistemas de radar y de combate
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

El Juan Carlos I tiene averiados los sistemas de radar y de combate

Juan Carlos I
|

(Infodefensa.com) Madrid – El buque de proyección estratégica Juan Carlos I (L-61), el más grande que tiene la Armada española, tiene averiados los radares y el sistema de combate y no estará operativo hasta dentro, al menos, de dos años, informó el diario La Gaceta que citó “fuentes de la Armada” no identificadas.

Según el periódico, el buque no “estará en condiciones de operar con garantías hasta dentro de dos años”, ya que su diseño y fabricación son cien por cien españoles. “Son productos muy caros, nos arriesgamos demasiado”, agregaron las fuentes.

Fuentes de la Armada confirmaron que tanto los radares –diseñados y fabricado por la multinacional Indra- como el sistema de combate –de Navantia, todos en garantía, instalado en el nuevo portaaeronaves de asalto anfibio no funcionan.

El problema, agregó, tiene “visos de estancarse en el tiempo”, más allá de lo que anunció hace unos días en Cartagena su comandante, el capitán de navío Cristóbal González-Aller, cuando aseguró que estaría capacitado para realizar misiones militares a finales de este año o principios de 2012.

Las mismas fuentes señalaron al diario que, como mínimo, tendríamos que hablar de dos años para garantizar una operatividad segura y con garantías. “Nos han metido en una aventura de difícil solución para beneficiar a algunos”, apuntan.

El Juan Carlos I fue botado el 10 de marzo de 2008 por la pública Navantia y dado de alta en la Lista de la Armada el 30 de septiembre de 2010, en presencia del Rey.

Nos arriesgamos mucho

El sistema de radares, y específicamente el radar Lanza, pertenece a la tecnológica Indra, y el sistema de combate único Scomba –sistema de mando y control– de Navantia, la empresa constructora del navío, precisamente el sistema que se está instalando en los últimos buques adquiridos por la Armada.

“Se vuelcan con estas empresas, pero al final lo que tienes que conseguir es un buen producto, adecuado en relación calidad-precio, nos estamos arriesgando mucho”, afirman las fuentes consultadas, que inciden en la idea de que quizás lo mejor hubiese sido alternar sistemas ya consolidados y más baratos, como los americanos y holandeses junto con el I+D español.

“No es sólo culpa de Defensa, también es culpa de la Armada porque nosotros mismos nos liamos con demasiados requisitos. Queremos ser un país de primera pero lo cierto es que, en la actualidad, estamos muy lejos de serlo”, agregaron.

El Juan Carlos I se encuentra realizando su crucero de resistencia (fase de pruebas) y próximamente recalará en Turquía, país que aspira a contar con un barco de similares características. 



Recomendamos