​Ingenieros de la Armada (1770-2020): tradición y progreso (1)
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

​Ingenieros de la Armada (1770-2020): tradición y progreso (1)

|

En este artículo se expone concisamente, la historia del Cuerpo de Ingenieros de la Armada, que procede del Cuerpo Ingenieros de Marina y el Real Cuerpo de Artillería de Marina, fusionados ambos en 1967. 

Articulos armada 1


Ingenieros de Marina (1770-1825). Mejora técnica de navíos de línea

Dentro del clima intelectual de la Ilustración, la Armada sintió la necesidad de dar un enfoque industrial a sus arsenales, cambiando, además, el sistema de construcción de buques, basado en la experiencia artesanal, por técnicas de diseño y fabricación sustentadas en el conocimiento científico.

A pesar que es una opinión muy extendida, Jorge Juan no fundó el Cuerpo de Ingenieros, aunque participó activamente en la construcción de buques y en la aplicación de la ciencia a la Arquitectura Naval, plasmando su conocimiento en su magnífico texto «Examen Marítimo», publicado en 1771, que fue traducido al inglés y francés.   

A propuesta del secretario de Marina Arriaga, Carlos III firmó el 10 de octubre de 1770 la «Ordenanza de S. M. para el Establecimiento del Cuerpo de Ingenieros de Marina que indicaba que sus oficiales «se distribuirán en los Departamentos, y Astilleros de Europa, y América, según las urgencias, y el número de Bajeles que hubiese que carenar, y construir, Edificios hidráulicos, y civiles, que fabricar, y reconocimientos de Montes que convenga hacer». En definitiva, fundó un cuerpo facultativo de Ingenieros Navales, Puertos, Forestales y Arquitectos y una Escuela para 30 cadetes.  

Articulo armada2


El ingeniero naval francés Francisco Gautier, que vino a España de la mano del secretario de Estado Grimaldi, fue quien redactó la Ordenanza. Gautier fue el primer ingeniero del Cuerpo, y su primer Ingeniero General. Desde ese cargo implantó el sistema constructivo francés que relegó al sistema anglo-español propugnado por Jorge Juan.   

La Ordenanza definía un uniforme propio para el Cuerpo y los mismos empleos militares que en el Ejército, y estableció que para ascender a ingeniero extraordinario desde ayudante, era indispensable haber efectuado una campaña de mar y un reconocimiento de montes (1). 

Articulo armada 3

TABLA. EVOLUCIÓN DE LOS EMPLEOS EN EL CUERPO DE INGENIEROS DE LA ARMADA.

En 1772, Arriaga promovió la «Ordenanza de S. M. para el Servicio del Cuerpo de Ingenieros de Marina en los Departamentos, y a bordo de los Navíos de Guerra», que desarrollaba la anterior pero establecía que sus 45 ingenieros estaban «agregados» al Cuerpo General y que, por tanto, usarían su uniforme y sus empleos. Además, dedicaba un título completo a los cometidos de los ingenieros embarcados a los que incluía en la sucesión de mando de los buques. También creaba una «Academia para la instrucción de Subalternos» donde los alumnos estudiarían Matemáticas, Arquitectura, Física, Navegación, etc., desechando la Escuela de Cadetes estipulada en la Ordenanza de 1770.  Existe certeza documental de que esta Escuela existió en Ferrol. Adicionalmente, establecía que para ingresar en el Cuerpo había que ser oficial de Marina, Infantería, Caballería, Dragones, Artillería, Ingenieros del Ejército o Milicias, realizar unos cursos en la Academia y superar unos exámenes.    

Tras Gautier, el siguiente Ingeniero General fue José Romero Fernández de Landa que perfeccionó la Arquitectura Naval y promovió la construcción de navíos como el San Ildefonso (3) o el Santa Ana que nada tenían que envidiar a los franceses o británicos. El navío Montañés, de Julián de Retamosa, cuarto Ingeniero General, se considera el mayor exponente de la tecnología naval española del siglo XVIII. 

Articulo armada3

Navío Montañés, en servicio en 1795

Es necesario destacar la actividad reguladora, en el campo técnico, que desarrollaron los Ingenieros de Marina, a tal efecto se citan tres ejemplos: 


  • Romero Landa escribió en 1784 un “REGLAMENTO DE MADERAS NECESARIAS PARA LA FÁBRICA DE BAJELES DEL REY” donde definía la estandarización de las piezas necesarias para construir navíos de 100, 74, 64 cañones y fragatas de 36. Esto permitía construir buques de idénticas prestaciones en los tres Arsenales de Ferrol, San Fernando y Cartagena. 
  • En el libro de 1792, titulado “REGLAMENTO GENERAL DE CUANTO ABRAZA EL TOTAL ARMAMENTO DE LOS NAVÍOS, FRAGATAS Y CORBETAS DE LA REAL ARMADA” se registra, para cada porte, todos los elementos que lo componen, desde las velas, cabuyería y herrajes, a los accesorios de cocina y de la capilla, pasando naturalmente por la artillería y otras armas, blancas y de fuego, todos ellos con sus características técnicas. Suponemos que lo utilizaban para lanzar la fabricación de todos los componentes en paralelo cuando se autorizaba la construcción de un navío. 
  • Jerónimo Tavern, ingeniero de Marina, escribió en 1788 el “MÉTODO INSTRUCTIVO PARA CRIAR VIVEROS Y FOMENTAR LOS MONTES”, con el objeto de uniformar la gestión forestal que garantizaba el suministro de madera a los Arsenales. 

Ingenieros de la Armada (1848-1885). Migración al vapor y casco metálico

Al fallecer Fernando VII empezó la inquietud por reconstruir la Flota. Consecuentemente, en 1834 se intentó restablecer el Cuerpo de Ingenieros, sin éxito.

Fue en 1847 cuando el marqués de Molins, a la sazón Ministro de Marina, reorganizó los Cuerpos de la Armada e inició un ambicioso programa de construcción y adquisición de buques de propulsión combinada a vela y vapor. Para ejecutarlo necesitaba personal experto en la tecnología de propulsión a vapor y hélices. Por ello, en 1848, se volvió a crear el Cuerpo de Ingenieros de la Armada (4), con una plantilla de 40 oficiales que usarían el uniforme del Cuerpo General. El Real Decreto contemplaba enviar ingenieros a arsenales de Francia e Inglaterra para ponerlos al día sobre los nuevos avances técnicos. Además ordenaba que los ingenieros completasen su educación teórico-práctica embarcados.

También se creó una Academia Especial de Ingenieros dentro del Colegio de Guardiamarinas en La Carraca, pero no fue operativa por falta de profesorado. Finalmente se enviaron alumnos a la Escuela de Construcciones Navales de la Marina francesa de Lorient. La enseñanza reglada de nuestros ingenieros en España no se consolidó hasta que en 1860 se creó la Escuela Especial de Ingenieros de Ferrol (5). 

Articulo armada 5

Uniformes de ingenieros. 1862

Articulo armada 4

Acorazado Princesa de Asturias. 1892

En el Reglamento (6) del Cuerpo de 1869 se instituyó una Junta de Constructores para asesorar al Almirantazgo y se aumentó la plantilla hasta 60 oficiales que vestirían el uniforme del Cuerpo General pero especificando, por primera vez, que el fondo de las insignias sería azul. En 1884 se suspendieron los ingresos en las academias de Ingenieros y Artillería, un año más tarde cerraron ambas escuelas y los dos Cuerpos se declararon a extinguir. 

Continúa en: Ingenieros de la Armada (1770-2020): tradición y progreso (y2)

--

1. El Cuerpo de Ingenieros de Marina gestionó parte de los montes españoles para controlar la producción de madera y brea para los arsenales hasta 1833, cuando se pasaron las competencias al Ministerio de Fomento

2. Ortografía de la Ordenanza de 1770.

3. Se conserva un informe manuscrito de Mazarredo, datado en 1785, sobre pruebas de mar comparativas, que indica que el San Ildefonso aventajaba en más de un nudo al San Juan Nepomuceno de Gautier de bolina, en popa y a un largo.

4. Real Decreto de 7 de junio de 1848

5. Real Decreto 8 de febrero 1860

6. Real Decreto de 1 de noviembre de 1869







Recomendamos