Ingenieros de la Armada (1770-2020): tradición y progreso (y2)
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

Ingenieros de la Armada (1770-2020): tradición y progreso (y2)

|

Viene de: Ingenieros de la Armada (1770-2020): tradición y progreso (1)

Ingenieros de la Armada (1910-1931). Construcción de acorazados monocalibre.

Después del desastre de 1898, surge en Inglaterra el acorazado tipo Dreadnought, con artillería monocalibre y propulsión por turbinas de vapor. Para dotar a la Armada de acorazados modernos de este tipo se aprobó en 1908 el Plan Naval Maura-Ferrándiz. Como se necesitaban profesionales para supervisar las construcciones, en 1910 se reconstituyó el Cuerpo de Ingenieros[1], ordenándose que la primera promoción se formase en la Escuela de Ingenieros Navales de Francia. La promoción siguiente estudió en Génova.

Para ejecutar el Plan Maura-Ferrandiz, el gobierno decide separar por primera vez la construcción naval de la actividad de la Armada, para ello se convoca un concurso público que gana la Sociedad Española de Construcción Naval, participada por la empresa inglesa Vickers, que posteriormente ha dado lugar a la actual NAVANTIA. Los arsenales de Ferrol, Cartagena y La Carraca dividieron sus parcelas para ceder a la Sociedad los terrenos dedicados a la construcción, conservando el resto la Armada. 

Acorazado jaime armada


Acorazado Jaime I. En servicio en 1921

Para evitar la dependencia del extranjero en formación técnica, en 1914 se creó la Academia de Ingenieros y Maquinistas de Ferrol. Era la primera en España que expedía el título de Ingeniero Naval. Se dictaminó que los alumnos del Cuerpo de Ingenieros de la Armada cursaran dos años en la Escuela Naval y tres en dicha Academia, y que finalizaran su formación embarcando dos años. Las primeras promociones estaban formadas por oficiales procedentes del Cuerpo General y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. A partir de 1818 la Academia admitió también alumnos civiles. Por tanto, en la Armada se formaron todos los ingenieros navales civiles hasta que en 1933 se fundó la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales (ETSIN), actualmente integrada en la Universidad Politécnica de Madrid.

Curiosamente, en 1926 se suspendió el ingreso en las Escuelas de Ingenieros y Artillería, quedando la Academia de Ingenieros disponible solo para alumnos civiles hasta su cierre.

Entre marzo de 1929 y julio de 1930 los Cuerpos de Ingenieros y Artillería tuvieron consideración político-militar, usaban empleos con denominaciones civiles y se llamaban, respectivamente, Cuerpo de Ingenieros Navales y de Ingenieros- Artilleros. En 1931 se declararon a extinguir, razonando que sus cometidos podían realizarlos «elementos civiles especializados (…) en condiciones igualmente eficaces, pero mucho menos onerosas»[2]. Quedarían sujetos a la disciplina militar mientras prestaran servicio en la Marina. Como curiosidad, en 1933 se publicaron vacantes en la Inspección General de Buques del Ministerio de Marina a las que podían optar tanto ingenieros de la Armada como civiles.

Ingenieros Navales de la Armada (1938-1967). Reconstrucción de la Flota

En 1938,en plena Guerra Civil, se reactivaron[3] los Cuerpos de Ingenieros y Artillería dado que «sólo multiplicándose de modo inverosímil, han podido desempeñar su cometido en los Astilleros, salvamento de buques hundidos y factorías militares o militarizadas, poniendo en evidencia lo perjudicial del acuerdo de su separación».

El Cuerpo se reorganizó en 1950, denominándose Cuerpo de Ingenieros Navales de la Armada. Se definieron sus misiones (entre las que estaba la inspección de obras) y se dictaminó que podían ingresar, además de oficiales del Cuerpo General y de Máquinas de la Armada que obtuvieran el título de Ingeniero Naval, otros profesionales civiles con preferencia para los primeros.

En 1958 se estableció que los ingenieros navales de la Armada se formaran en la Escuela técnica superior de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica de Madrid. Para ello se especificaron las convalidaciones que tendrían los oficiales de la Armada que hubieran cursado dos años en la Escuela de Estudios Superiores de San Fernando. Estas convalidaciones fueron revisadas en 1966.

Ingenieros de Armas Navales (1857-1967)

Los ingenieros de Armas Navales de la Armada tienen su origen en el Real Cuerpo de Artillería de Marina, creado en 1763.

En el siglo XIX, conforme las armas y los explosivos se sofisticaban, se consideró necesario contar con personal experto en estas tecnologías cada vez más complejas. Así, en 1857, se dispuso que los oficiales de las Brigadas de Artillería pasasen a un nuevo Cuerpo facultativo, llamado Estado Mayor de Artillería de la Armada, tras tres años de estudios y superar un examen.

El mismo año, se organizó la Academia de Ampliación del Cuerpo con sede en Cádiz. Esta Academia, al igual que el Cuerpo al que nutría, tenía un carácter marcadamente técnico‐industrial, análogo a la actual Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Armas Navales de la Armada (ETSIAN), de la que es su antecedente. La primera promoción se graduó en 1860. Uno de sus integrantes fue José González Hontoria.

El Cuerpo de Estado Mayor de Artillería existió doce años, hasta que en 1869 se publicó un nuevo reglamento «con el laudable fin de fundar bajo una base sólida una corporación científica»[4] que lo transformó en el Cuerpo de Artillería de la Armada. Esta época coincidió con una política de fomento de la Armada y, por tanto, de puesta al día de su armamento. Aun así, en 1885 se declaró a extinguir y asumió sus funciones el Cuerpo General.

Ingenieros armada sigloXIX

Uniformes del Cuerpo de Artillería. 1862. Museo Naval

En 1908, con el Programa Naval de Maura-Ferrándiz, se reconstituyó el Cuerpo con funciones eminentemente técnicas, y se ordenó que un capitán de Artillería embarcara en los acorazados y cruceros acorazados.

En 1943, después de la Guerra Civil, la Armada abordó la reorganización de las actividades técnicas y creó el Cuerpo Facultativo de Armas Navales[5] asignándole toda la labor técnico-industrial relacionada con las armas, las pólvoras y explosivos, la óptica, las direcciones de tiro, la química y los blindajes. En el mismo año, se fundó la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Armas Navales, única Escuela de España en su materia.

En 1949 el Cuerpo Facultativo de Armas Navales se reorganizó, pasando a denominarse Cuerpo de Ingenieros de Armas Navales y se agregó a sus funciones toda la labor de carácter técnico-industrial relacionada con armas submarinas.

En 1964 se constituyó el Colegio Oficial de Ingenieros de Armas Navalesbajo la dependencia del Ministerio de Marina, en él se integraron los que poseían este título y los ingenieros procedentes del Cuerpo de Artillería.

Armada ingenieros galones

Actual Cuerpo de Ingenieros de la Armada (1967-2020).

En 1967 coexistían, por tanto, el Cuerpo de Ingenieros Navales y el Cuerpo de Ingenieros de Armas Navales.

Con la implantación masiva de sistemas eléctricos y electrónicos en la Armada, no parecía lógico crear otro Cuerpo que se ocupara de estas tecnologías, por eso se instituyó un único Cuerpo de Ingenieros[6] «para que los componentes de las distintas ramas de la ingeniería técnico-industrial de la Armada actúen en estrecha relación, con unidad de dirección, gran espíritu de cooperación y completa visión de conjunto». Al nuevo cuerpo se asignaba el uniforme de la Armada con las mismas divisas que el Cuerpo General sobre fondo azul claro.

Pero, conforme crecía la complejidad de los sistemas empleados en la Fuerza y las instalaciones de la Armada, se fue viendo la necesidad de incorporar personal con titulaciones como telecomunicaciones, aeronáutica, arquitectura, etc. Así, a partir de 1990 se promovió el ingreso de profesionales civiles que hubiesen finalizado ciertas carreras universitarias.

En la actualidad el Cuerpo de Ingenieros está formado por 295 oficiales, cifra escasa, teniendo en cuenta que la Armada está construyendo buques y sistemas muy avanzados (como la fragata F-110, el submarino S-80, etc.) y además está inmersa en la transformación digital derivada de la Visión 4.0 de AJEMA.

Epílogo

En este resumen histórico se aprecia que, cuando la Armada ha decidido impulsar la construcción naval, ha contado con su Cuerpo de Ingenieros, reactivándolo, si fuera necesario, como ocurrió en 1770, 1848, 1910 y 1938.

La Ingeniería de la Armada, con el Cuerpo de Ingenieros al frente, ha liderado siempre los grandes procesos de construcción y los principales retos tecnológicos a los que se ha enfrentado, desde los navíos de línea en la segunda mitad del siglo XVIII hasta las modernas fragatas o submarinos en los comienzos del XXI.



[1] Real Decreto 1 agosto de 1910.

[2] Decreto de 10 de julio de 1931.

[3] Ley del 30 de septiembre de 1938.

[4] Decreto de 16 de Octubre de 1869.

[5] Ley del 6 de febrero de 1943.

[6] Ley 61/1967 de 22 de Julio. 



Recomendamos