Uruguay convoca a ofertas para la compra de dos patrulleros oceánicos
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Uruguay convoca a ofertas para la compra de dos patrulleros oceánicos

OPV80 Lurssen
OPV 80 de NVL Group, la apuesta principal de la Armada de Uruguy. Foto: NVL Group
|

El Ministerio de Defensa Nacional de Uruguay ha distribuido en diversas Embajadas el pliego de condiciones de la licitación para la adquisición de dos patrulleros oceánicos para la Armada del país. La convocatoria, con fecha límite para la presentación de ofertas el próximo 10 de febrero, solicita precios para la adquisición de dos buques nuevos, con desplazamiento mayor a las 1.500 toneladas, eslora de por lo menos 80 metros y con un hangar fijo con capacidad para un helicóptero Agusta Bell 412

Las unidades deberán tener una autonomía mínima de 21 días de mar con el 100% de la dotación que podrá ser entre 55 y 65 tripulantes, incluidos oficiales y navegando a una velocidad económica de por lo menos 12 nudos. Adicionalmente se deberá tener la capacidad de trasladar, como mínimo, 25 tripulantes adicionales.

A nivel de comunicaciones deberá estar equipado con sistema Solas, equipamiento fijo HF, VHFUHF  y portátil VHF/UHF para las estaciones de abandono del buque, sistema satelital de comunicaciones con capacidad de operación global, Data Link Táctico que opere en frecuencias de radio HF/UHF como así también de manera satelital para ambos buques como así también para dos helicópteros y una estación terrena.

Los buques deberán tener un sistema de comando y control que asegure tener la información presentada por todos los sensores del buque como así también de fuentes externas. A nivel de armamento se requiere un cañón principal de uso dual (anti-superficie y antiaéreo) de 76mm estabilizado y asociado al sistema de gestión de combate, con sistemas de puntería preferencialmente por un radar de seguimiento monopulso o de exploración cónica y como opción secundaria un sistema electróptico con capacidad de seguimiento de por lo menos 15km para buques de 12 metros de eslora. 

El sistema deberá contar con cámaras diurnas y nocturnas, capacidad de seguimiento en ambos ambientes u medición de distancia con telémetro láser de por lo menos 15km. El armamento secundario puede ser desde ametralladoras calibre .50 hasta cañones de 20mm, estabilizados y conectados al sistema de gestión de combate siendo en este caso la opción del sistema de dirección de tiro la electróptica con un alcance mínimo de 10km.

Adicionalmente las naves deberán poseer la capacidad de desplegar al menos dos embarcaciones neumáticas semirrígidas para operaciones de visita e inspección más otra unidad neumática auxiliar de servicio.

Las ofertas también deberán presentar un sistema logístico integrado, que garantice la operatividad de las plataformas por un periodo de tiempo mayor o igual a los cinco años que incluya la actualización de todos los softwares de sistemas y equipos que se generen en ese periodo.  

Otro requerimiento para buques usados

Conjuntamente se envió un requerimiento similar al de los buques nuevos, pero por buques de segunda mano, con una antigüedad no superior a los 10 años y de los cuales se precisan dos unidades iguales. En este sentido es difícil que en el mercado de unidades usadas exista algún buque con exactamente estas características. Sin embargo, tanto el llamado a unidades nuevas como usadas utiliza un sistema de ponderación basado en el precio de las unidades que lleva una carga del 40%, la calificación técnica otro 40%, la actualización del software durante los 20 años estimados de vida útil un 10% y los antecedentes y plazo de arribo de la segunda embarcación, un 5% cada uno.

En ese sentido, es viable que una oferta no se apegue al 100% de los requerimientos de la Armada, pero de todas formas obtengan una calificación suficiente para ser la ganadora, dependiendo de lo que ofrezcan los demás competidores. Adicionalmente, basados en dichos requerimientos, es viable que el presupuesto que manejaba el ministro de defensa, Javier García, del entorno de los 100 a 120 millones de dólares para ambas embarcaciones, no alcance para cumplir con el 100% de lo solicitado por la Armada, por lo que la disponibilidad financiera o bien puede afectar las características generales de los buques a adquirir o tal vez deberá ser aumentada para cumplir con ellas.

El plan de pagos para esta compra contempla que la primera cuota del 25% del valor del contrato será pagada a los 30 días de la firma del acuerdo, el siguiente 25% en la entrega del primer navío a mediados de 2024 y el resto en diez cuotas anuales a partir de junio de 2025.



Recomendamos


Lo más visto