Gral. Gan Pampols: "El Ejército ruso no ha demostrado ser tan potente como inicialmente se esperaba" (1)
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

Gral. Gan Pampols: "El Ejército ruso no ha demostrado ser tan potente como inicialmente se esperaba" (1)

|

La guerra en Ucrania acaba de cumplir un mes. En este tiempo, el Ejército ruso ha logrado avances significativos por el sur y este del país, sin embargo, no ha conseguido hacerse con las grandes ciudades y el conflicto ha entrado en una fase de estancamiento. En una entrevista a Infodefensa.com, el teniente general del Ejército de Tierra en la reserva Francisco José Gan Pampols, exjefe del Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN de Bétera (Valencia), analiza el papel de ambos bandos hasta ahora y ahonda en lo que todavía está por venir. 

Llevamos un mes de guerra, ¿qué análisis hace del conflicto hasta ahora? ¿Qué le ha sorprendido? ¿Qué se esperaba?

La realidad de lo que vemos, que no tiene por qué coincidir con lo que se pretendía, es que se ha producido una invasión en toda regla en fuerza y se han empleado distintos esfuerzos en distintas zonas. Hasta ahora, algunos han progresado de una forma notable y otros no tanto. Aparentemente se observa que la campaña no está desarrollándose como inicialmente debiera de tener prevista la Federación Rusa porque están produciéndose más bajas de las normales, está perdiendo más armamento y material y equipo del normal y la velocidad de progresión no creo que fuera esta la esperada. Por las acciones que se iniciaron con un asalto aéreo a un aeródromo al lado de Kiev, aparentemente lo que parecía es que querían hacer una operación de asalto aéreo sobre la ciudad, conquistarla rápidamente, deponer al Gobierno e iniciar otro proceso. Todo esto no se ha dado. El conflicto no está detenido, pero sí está ralentizado. El avance en distintas zonas es muy desigual. El Ejército ucraniano ha demostrado ser extraordinariamente combativo, muy eficaz y resiliente. El Ejército ruso no ha demostrado ser tan potente como inicialmente se esperaba. Tenemos un conflicto que deriva en un enfrentamiento en torno y en el interior de las ciudades y una especie de segregación de territorios de facto, la parte costera de Ucrania respecto al mar de Azov y el mar Negro, desde Odesa a Crimea y de Crimea a Mariupol, y luego una especie de intento de consolidación del territorio al oeste del río Dnieper. Lo que haría que Ucrania quedara partida de facto en dos.

Entonces, ¿Rusia no está ganando?

No está perdiendo, no hay que equivocarse. Esto son batallas. La guerra no está decidida ni muchísimo menos. Es verdad que no están ganando como hubiera querido ganar, ni con la celeridad ni la precisión ni con el ahorro de medios. Pero clarísimamente el que está perdiendo el control del territorio es Ucrania y no puede ejercer la autoridad del Estado en toda su superficie y el que tiene varias zonas ocupadas militarmente por la Federación Rusa. El perdedor hasta ahora es Ucrania. Otra cosa es que esté perdiendo todas las batallas. No es cierto. De hecho, está resistiendo y muy bien en determinadas zonas, por ejemplo, en los alrededores de Kiev, al sur de Jarkov, y en el frente del Donbas o en Mykolaiv. Lo que pasa es que la Federación Rusa por potencia y capacidad de seguir ejerciendo el esfuerzo lo más probable, salvo cataclismo, es que acabe derrotando al Ejército convencional ucraniano, que no significa que derrote a Ucrania, sino que acaba una parte de la guerra y que empieza otra que es la irregular.

¿Y la guerra de la información?

La guerra de la información ya la ha ganado Ucrania. La batalla por el relato también la ha ganado Ucrania. El aislamiento internacional de la Federación Rusia también lo ha ganado Ucrania. Son muchas las cosas que ha ganado.

¿Qué problemas está teniendo el Ejército ruso?

Está teniendo problemas en la logística por varios motivos; uno de ellos, es porque tiene una gran diversidad de materiales, lo que significa que el mantenimiento de cada uno es distinto. Esto exige una sobrecarga en las líneas de aprovisionamiento logístico, repuestos, especialistas... No esperaba tener el nivel de destrucción de material que ha tenido, por lo tanto, tiene que reponerlo. En ese proceso, no contaba in situ con lo que tenía que suministrar a vanguardia y lo ha tenido que traer de otros sitios. Está teniendo problemas porque los itinerarios no tienen la capacidad logística que habían previsto inicialmente, puesto que, sobre el mismo itinerario, se mueven las unidades de combate y las logísticas, lo que provoca atascos. Y, además, el Ejército ucraniano está siendo extraordinariamente hábil en técnicas de emboscada y denegación de uso de determinadas vías de comunicación.

¿Le ha sorprendido la capacidad de respuesta del Ejército ucraniano?

El Ejército ucraniano que hemos visto es muy distinto del que había en 2014. Ha cambiado en muchas cosas. Primero en el sistema de mando y control y, después, en el sistema que aplica la doctrina al campo de batalla. Estamos viendo un elevadísimo grado de iniciativa en los escalones inferiores con una capacidad extraordinaria en tomar decisiones en ciclos muy reducidos y variar el esfuerzo continuamente. Por lo que está siendo muy difícil para la Federación Rusa, que es un Ejército en masa, actuar contra pequeñas unidades que se mueven rápido y cambian de posición continuamente. Golpean y se van. Ucrania también tiene grandes unidades en línea, tiene brigadas acorazadas.

¿Está siendo decisivo el envío de armamento de los países de la OTAN?

Está siendo muy importante, pero aquí lo único decisivo es la voluntad de combatir del pueblo ucraniano. El armamento si está en manos de alguien que no tiene voluntad para usarlo no vale nada.

¿La OTAN está haciendo todo lo que puede?

Está haciendo todo lo que puede y debe. Porque tiene un tratado fundacional que marca claramente sus competencias hasta dónde puede actuar y cuáles son sus obligaciones. Y hasta ahora las está cumpliendo escrupulosamente. Si alguien pretende intentar provocar un enfrentamiento directo es inasumible. Por más que sea condenable la actitud de Putin y su Ejército no puede llevar a desencadenar una guerra en la que todos los estados aliados se vieran afectados. Los Gobiernos son responsables ante sus gobernados.




Recomendamos


Lo más visto